El nuevo gobierno de Bolivia busca canales de diálogo con el partido de Evo.

La presidente Añez intenta con eso pacificar el país // Polémica declaración de una de sus ministros // Ataque a periodistas argentinos en suelo andino.

60
Compartir

LA PAZ, 14 nov (Xinhua) — El nuevo gobierno interino de Bolivia y asambleístas del Movimiento Al Socialismo (MAS) dialogaron hoy sobre los términos para pacificar el país tras 25 días de protestas.

Entre los principales pedidos del MAS están el retorno de Evo Morales a Bolivia, quien renunció a la Presidencia y está asilado en México, el salvoconducto para los dirigentes de los movimientos sociales y las garantías para el trabajo de los legisladores.

Bolivia experimenta una crisis social y política tras las elecciones del pasado 20 de octubre, con denuncias de irregularidades que derivaron en protestas violentas y en la renuncia de Morales a la Presidencia el 10 de noviembre.

Las asambleístas del MAS Betty Yañiquez y la ex presidenta del Senado, Adriana Salvatierra, se reunieron con el ministro de la Presidencia del gobierno interino, Jerjes Justiniano.

El funcionario informó sobre las condiciones que plantean los asambleístas del MAS para replegar las organizaciones sociales y evitar un cerco a la ciudad de La Paz.

Ante la escalada de violencia en Bolivia que hasta el miércoles dejó 10 muertos, el gobierno transitorio abrió un canal de diálogo con el partido de Morales.

El ministro de la Presidencia precisó que mantiene reuniones con todos los sectores movilizados, entre ellos el MAS.

“Vamos a hacer todos los esfuerzos, con todos los sectores sociales, los legisladores del MAS, vamos a conversar con ellos, estamos en una mesa de diálogo, les hemos pedido cuarto intermedio”, aseveró.

Justiniano informó que la primera petición es que no exista una persecución política a los legisladores del MAS.

“Estamos en una mesa de diálogo, creemos que es posible pacificar el país. Le hemos pedido al MAS un cuarto intermedio para acceder a todas esas condiciones (…) Si quieren una ley que les garantice (que no habrá) una persecución política, perfecto, no hay problema”, señaló Justiniano.

Otra de las condiciones que piden los parlamentarios del partido de Morales es un salvoconducto para todos los dirigentes de los movimientos sociales.

“Si llegamos a un ámbito de pacificación tienen todas las condiciones para quedarse en Bolivia”, acotó.

Justiniano lamentó, sin embargo, que Evo Morales siga dando declaraciones desde México.

“Convocamos al ex presidente a que cumpla con la normativa internacional y se abstenga de realizar declaraciones”, agregó. (Fuente Xinhua Español)

POLÉMICAS DECLARACIONES.

La flamante ministra de Comunicaciones de Bolivia, Roxana Lizárraga, amenazó con aplicar la ley de sedición contra los periodistas. Lo hizo en una rueda de prensa en la que apuntó contra quienes, para ella, “causan sedición” en ese país y “desinforman”.

“La prensa tiene que tener todas las garantías para trabajar, y aquellos periodistas o pseudo periodistas que estén haciendo sedición, se va a actuar conforme a la ley, porque lo que hacen algunos periodistas que son bolivianos o extranjeros que están causando sedición en nuestro país tienen que responder a la ley boliviana”, advirtió la ministra nombrada por la proclamada presidenta Jeanine Añez.

Y agregó: “Si el Movimiento al Socialismo (MAS) no ha respetado la constitución política del Estado, este Gobierno de transición sí lo va a hacer”.

Más tarde, en declaraciones al canal TN, intentó dar marcha atrás con esa amenaza al señalar que no dijo que “la prensa internacional esté haciendo sedición”.

Pero instantes después volvió a la carga y sostuvo que “las mentiras, la falta de honestidad de los periodistas, el desvirtuar lo que pasa en un país, el tratar de generar convulsión es sedición”.

“Debe haber imparcialidad, es lo único que estamos pidiendo nosotros que estamos en un Gobierno de transición. Antes, en el gobierno de Evo Morales, había mordaza, ahora no hay mordaza, pueden informar libremente, lo que sí no vamos a proteger a las personas que estén desinformando, que estén tratando de causar caos en nuestro país”, precisó.

ADEPA 
✔@Adepargentina
 · 3h
 
Adepa repudia las agresiones y amenazas a los equipos periodísticos de @A24COM @CronicaTV @telefenoticias y @todonoticias por parte de manifestantes en las calles de la Ciudad de La Paz, Bolivia.
ADEPA 
✔@Adepargentina
 
Adepa también repudia las expresiones de la ministra interina de comunicaciones de Bolivia, Roxana Lizárraga, quien amenazó con aplicar la ley de sedición a periodistas locales y extranjeros que cubren las manifestaciones.

 
169
18:13 – 14 nov. 2019
Información y privacidad de Twitter Ads
 
140 personas están hablando de esto

Poco después de las amenazas de la nueva ministra, y tras las agresiones que sufrieron los periodistas argentinos que cubren lo que ocurre en Bolivia, ADEPA repudió esas expresiones.

También se pronunció el canciller Jorge Faurie, quien calificó como “altamente infeliz” la advertencia de la funcionaria.

“La labor de todos los medios que están es informar a todos los argentinos lo que está pasando allí. Es una afirmación altamente infeliz (la de Lizárraga)”, dijo Faurie en declaraciones a TN.

PERIODISTAS AGREDIDOS

Los periodistas de la televisión argentina agredidos en las últimas horas en Bolivia ya recibieron protección por parte de las autoridades de la Embajada de nuestro país en La Paz.

Así lo confirmó el embajador Normando Alvarez García. Dijo que se trata de los equipos de TN, Telefé y América 24.

Sin embargo, el representante diplomático reiteró que “la situación es caótica con gran vacío de poder” y pidió: “Recomiendo a los argentinos que no vengan todo esta muy complicado”.

Por su parte, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, explicó que se “logró actuar rápidamente para llegar al lugar donde estaban alojados los periodistas” agredidos y trasladarlos hacia una zona segura.

“Están todos los equipos ahora resguardados y seguramente el día de mañana o pasado volverán para la Argentina, si es que así lo disponen los canales. Es importante que las familias sepan que están bien”, remarcó.

Bullrich aclaró que las autoridades argentinas procedieron en el marco de los “acuerdos entre la Gendarmería y las fuerzas de seguridad de Bolivia” para poder garantizar la seguridad de los periodistas.

“No hablamos con autoridades porque la situación es caótica y tampoco nosotros hemos reconocido al Gobierno”, explicó en declaraciones a TN.

El pedido del Gobierno argentino
Tras las agresiones que sufrieron varios periodistas argentinos que cubren la crisis en Bolivia​, el gobierno de Mauricio Macri salió este jueves a reclamarle a las autoridades del país vecino que garanticen la seguridad de los trabajadores de prensa.

La Cancillería informó que “solicitó a las autoridades en ejercicio del poder en Bolivia velar por la seguridad e integridad de los medios argentinos presentes en el territorio boliviano, trabajando en la cobertura de los sucesos que son de público conocimiento”.

El Gobierno argentino también realizó gestiones a través del Consulado General de Argentina en La Paz y  tomó contacto con los periodistas. Además, aseguró que hará un “seguimiento de la situación para asegurar la defensa de la libertad de prensa y la asistencia a los ciudadanos argentinos”.

Las agresiones
Periodistas de la televisión argentina vivieron situaciones de violencia en las calles de La Paz durante la cobertura de la crisis en Bolivia. Un equipo de periodistas de TN fue insultado y amenazado, al igual que los enviados de Telefé, que debieron dejar el hotel en el que estaban alojados, acusados de golpistas y sediciosos.

El miércoles el mal momento lo habían sufrido los periodistas de América, después de un tenso cruce entre Rolando Graña y una joven manifestante que lo increpó.

“Váyanse a su país”, les gritaban este jueves al camarógrafo y a la periodista de TN Carolina Amoroso, que intentaba describir la situación desde La Paz.

“Esta ciudad intentando volver a la normalidad”, señalaba la periodista cuando llegó el primer “fuera, mentirosos”. Ese mensaje se repitió con cada persona que los cruzaba.

Según precisó Amoroso, “unos dicen golpistas y otros dicen fraude electoral”, dando cuenta de que hay un “clima de confrontación”.

“Eres un asno, sinvergüenza”, los increpó un hombre, cuando los insultos y los pedidos de que “vuelvan a su país” eran cada vez con más vehemencia.

En pocos segundos eran cerca de diez personas las que rodeaban al camarógrafo y lo insultaban. Ya desde el hotel en el que se alojan, Amoroso dio cuenta del “clima de tensión social” en ese país.

También tuvieron problemas los periodistas de Telefé. Uno de los camarógrafos contó que los trataban de golpistas y sediciosos.

“Estamos evacuando porque la agresión a los medios de prensa es cada vez peor”, detalló Lucio López, y agregó que “es una pena que por decir la verdad te tengas que ir corriendo como un delincuente”.

El miércoles, enviados del canal América tuvieron un tenso cruce con manifestantes. “Así es la batalla en cada esquina”, dijo el periodista Rolando Graña. En ese momento lo cruzó una joven, quien gritándole le pidió que diga “la verdad”.

Instantes después llegó un hombre y golpeó la cámara mientras los insultaba.

​”Fue una situación muy extraña. Nos empezaron a sacar fotos. Nos provocaron diciéndole que Claudio le había pegado a una mujer para poner a los manifestantes en contra. Nos siguieron durante cuatro cuadras con el espíritu de ‘digan la verdad, digan la verdad’. Un muchacho identificado como fotógrafo le pega a Claudio en la cámara y lo lastima en el ojo”, explicó Graña.

La confederación única de trabajadores campesinos de Bolivia se pronunció contra la prensa que cubre la crisis de Bolivia
La tensión con los medios de comunicación excede a los equipos de TV argentinos. A través de un documento, la Confederación Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia les exigió “a los medios de comunicación alineados a la derecha que no emitan información parcializada a favor de los golpistas”.

Se trata de un grupo cercano al ahora ex presidente Evo Morales, que cerró el texto advirtiendo que se reservan “el derecho de utilizar todos los medios democráticos de resistencia para el respeto a nuestros derechos conquistados”. (Fuente Clarín)

ADNbaires