Argentina se abstuvo de rechazar las elecciones venezolanas en la OEA

21
Compartir

WASHINGTON.- El gobierno de Alberto Fernández se abstuvo de rechazar las últimas elecciones en Venezuela y condenar al régimen de Nicolás Maduro en una votación en la Organización de Estados Americanos (OEA), prolongando el silencio oficial de los últimos días sobre la crisis en la nación caribeña debido a las divisiones en el Frente de Todos, donde el kirchnerismo duro respalda al chavismo.

El Consejo Permanente de la OEA aprobó una resolución presentada por Brasil y copatrocinada por Canadá, Chile, Colombia, Ecuador, Estados Unidos, Guatemala, Paraguay, Perú, Uruguay y el gobierno encargado de Juan Guaidó en Venezuela que rechaza “las elecciones fraudulentas” celebradas en Venezuela el 6 de diciembre de 2020 y desconoce sus resultados “por no haber sido libres ni justas de conformidad con las condiciones establecidas en el derecho internacional; por carecer de imparcialidad y transparencia; por no haber contado con la participación de todos los actores políticos y de la ciudadanía; por no haber sido liberados los presos políticos; por la falta de independencia de la autoridad electoral; y por no haber contado con observación electoral internacional independiente y creíble”, indica la resolución.

El texto fue aprobado con el respaldo de 21 países de la región incluidos Estados Unidos y Canadá, el rechazo de México y Bolivia, y cinco abstenciones, entre ellas, la Argentina. Seis países estuvieron ausentes en la reunión del Consejo Permanente.

La resolución además condena en “los más enérgicos términos la estrategia consistente y deliberada del régimen ilegítimo de Nicolás Maduro de socavar el sistema democrático y la separación de poderes, incluso a través de la instalación de una entidad no democráticamente electa resultante de las elecciones fraudulentas del 6 de diciembre, consolidando a Venezuela como una dictadura”.

El texto además reitera el llamado a que se convoquen lo más pronto posible “elecciones presidenciales y parlamentarias libres, justas, transparentes y legítimas, con observación electoral internacional independiente y creíble”.

La abstención de la Argentina dejó al descubierto el aislamiento del país en la región, y la incomodidad de la Casa Rosada ante la situación en Venezuela, cuyas violaciones a los derechos humanos fueron recopiladas y condenadas por el informe de la ONU a cargo de la expresidenta chilena Michelle Bachelet y también han sido condenadas por la Unión Europea. El principal motivo del silencio oficial respecto de las elecciones en Venezuela son las fuertes divisiones en el Frente de Todos, donde el kirchnerismo duro respalda al chavismo. (Por: Rafael Mathus Ruiz para La Nación // Imagen: Maduro en las elecciones del domingo en Venezuela Fuente: AFP)

ADNbaires