Cabandié cuestionó a la Justicia, a los gobernadores y al agro por los incendios

El ministro de Medio Ambiente respondió preguntas en el Senado de la Nación // Las críticas de opositores correntinos.

86
Compartir

En la comisión de Medio Ambiente, apuntó al poder judicial por no investigar autores de fuego intencional. A Gustavo Valdés y sus pares, por no formar brigadistas. Y también a los productores.

Mientras la oposición en Diputados pidió la interpelación de Juan Cabandié por los incendios que ya afectaron al 10% de Corrientes, el ministro da explicaciones en el Senado, donde, aunque aún no hay actividad parlamentaria, oficialismo y oposición se pusieron de acuerdo para recibir al titular de la cartera de Ambiente.

Cabandié llegó al Congreso minutos antes de las 17, horario fijado para su cita, tras que en la reunión se designaran autoridades de la comisión. Ese paso administrativos fue más veloz de lo calculado por el ministro, que se demoró varios minutos hasta ubicarse en la mesa donde lo esperaban senadores y su equipo de funcionarios.

Fue presentado por la senadora Gladys González, con palabras que marcaron la severidad del panorama -y que reprochó faltazos a invitaciones previas-. “Coincido con el pronunciamiento y la reflexión de la senadora, estamos frente a una situación crítica pero es una oportunidad para esclarecer diversos temas a cómo abordan los estados los incendios forestales. Para esclarecer las competencias y también es una oportunidad sobre la necesidad de generar cambios en todas las instancias del Estado”, arrancó Cabandié.

El ministro primero pudo exponer antes de las preguntas de los senadores. Para ello recurrió a filminas en su ponencia. En la continuidad de su ponencia cuestionó a la Justicia por no investigar a los autores de incendios intencionales y a los gobernadores por no formar brigadistas. También cuestionó los métodos de los productores agropecuarios.

“No podemos obviar lo que tiene que ver con las responsabilidades en el marco del funcionamiento del Estado. Los Ejecutivos tenemos la obligación frente a los focos ígneos de prevenir y apagar, pero quien tiene que reprender con el peso de la ley es la Justicia”, apuntó Cabandié.

Y pasó a enumerar lo que considera la responsabilidad del poder judicial. “Nos encontramos ante situaciones donde apagamos y a los tres días se vuelve a prender. Volvemos a ir a apagar y a los tres días se vuelve a prender. Las áreas ambientales de la Argentina, a nivel municipal, provincial y nacional, no estamos facultados para investigar a quienes prenden, ni para agarrarlos in situ, ni para juzgarlos, imputarlos o procesarlos”, agregó.

Mientras la oposición en Diputados pidió la interpelación de Juan Cabandié por los incendios que ya afectaron al 10% de Corrientes, el ministro da explicaciones en el Senado, donde, aunque aún no hay actividad parlamentaria, oficialismo…

“Durante todo 2020 tuvimos una recurrencia de incendios forestales en la provincia de Entre Ríos, en toda la franja costera del Paraná, en el norte de la Provincia de Buenos Aires, Santa Fe tuvieron que respirar humo. Íbamos a apagar y a los tres días estaba prendido de vuelta. La Justicia no descubrió a una persona”, denunció en su embate.

Cabandié sostuvo que su ministerio es querellante. “Desde Ambiente nos acercamos a la Justicia como querellantes, brindando todas las herramientas técnicas que tenemos a nuestro alcance para que las investigaciones determinadas por la Justicia”, insistió.

Y entonces llegó una crítica al gobierno de Gustavo Valdés, con quien mantiene tensión desde el inicio de la crisis. “Lo hicimos hasta hoy, seguimos siendo querellantes, como también nos constituimos en el mismo sentido frente a los focos ígneos de la provincia de Corrientes, pero la provincia nunca encontró a nadie”, apuntó.

Más adelante volvería a cuestionar al gobernador correntino, sin mencionarlo. “Nos ha pasado en algunas circunstancias que teníamos que estar solicitando que nos demanden. Nosotros no podemos alterar el federalismo, intervenir en una provincia sin el consentimiento provincial en cuanto al cuidado de los recursos naturales y su explotación”.

Cabandié fue más allá: “Nos ha pasado que en varias circunstancias donde tenemos información y donde nos comunicamos con las provincias para decirle: ‘señor o señora autoridad ambiental o del fuego en distintas provincias, tienen fuego, estamos listos, tenemos recursos humanos, medios aéreos’. Es una buena oportunidad para concientizar, no pretendo echar culpas. El cambio climático nos pone en un lugar donde tenemos que revisar prácticas domésticas, de gestión, normativas, la Justicia, productivas”

En otro pasaje, el funcionario de Alberto Fernández bregó también por más leyes. “Es una oportunidad de normar. Hay normas que están pendientes y serían importantes. Tenemos la iniciativa de poder discutir la ley de Humedales, el 2 de febrero iniciamos un proceso para abrir el debate a nivel federal”, reclamó ante los senadores.

Para Cabandié esa legislación “no tiene un caracter prohibitivo”. “Es para tener un inventario de los mismos. Si bien hay provincias que han iniciado el proceso de realizar sus inventarios, el caso de Santa Fe, Buenos Aires, Córdoba, Tierra del Fuego y Río Negro, tenemos que normarlo, una ley de presupuestos mínimos”, explicó.

Las razones del fuego, según Cabandié
“Es importante destacar que el 95% de los incendios son por acción humana. No sé si este dato es conocido por todos, pero creo que también es importante la reunión para poner en contexto lo que sucede en el país. En su mayoría por intencionalidad, en menor medida por imprudencia”, reveló el funcionario, al abordar su intento de explicación sobre por qué y cómo se llegó a la situación actual.

El ministro fue llamado por la comisión de Medio Ambiente que preside la senadora del PRO, Gladys González. Apuntó al poder judicial.
En ese panorama, Cabandié también destacó el cambio climático. “La temperatura promedio de los últimos 10 años en el país supera con creces el promedio histórico de temperaturas en la Argentina. La provincia de Corrientes lo muestra con claridad”, sostuvo.

Y contextualizó: “No podemos significar la relación que tiene el proceso de sequía histórico que tiene nuestro país, el estrés hídrico en la Cordillera central, la bajante histórica del río Paraná, es un síntoma muy claro de lo que significa el calentamiento global o el cambio climático, sumado a la sequía de dos años indica que estamos en una situación con unos índices de peligrosidad importantes”.

“El promedio de lluvias de Corrientes en los útlimos tres ejercicios ha disminuido considerablemente, el promedio es de 1.700 milímetros y hubo una disminución de entre 500 y 700 milímetros, las lluvias son escasas”, remarcó.

Pero Cabandié también puso el foco en los productores del agro. “El fuego está contemplado dentro de las prácticas productivas, no estoy inventando la pólvora. Todos lo sabemos, sobre todo lo que tiene experiencia agropecuaria, productiva, aquellos que viven en distintas provincias de nuestro país están muy cercanos a nuestro accionar. Eso está muy arraigado en nuestros pueblos”, introdujo su crítica.

Y entonces lanzó: “Si tenemos una sequía tan prolongada, tenemos un estrés hídrico, disminución de precipitaciones, temperaturas promedio muy altas, realizar estas prácticas se transforma en una problema. No lo realizan todos los habitantes de las provincias pero unos pocos sí lo hacen, pero esos pocos terminan perjudicando al conjunto de los productores, y a los vecinos, las viviendas. Ahí es cuando se afecta la biodiversidad”.

Luego Cabandié abordó, sin mencionarlo, críticas que le hizo su antecesor en el cargo, Sergio Bergman, ministro de Mauricio Macri. “Se ha hablando de desarticulación del Sistema Nacional de Manejo del Fuego, conocido como Plan Nacional de Manejo del Fuego”, recordó.

Y contrastó. “Este es el presupuesto -mostró en sus filminas- es un dato objetivo. La disminución del presupuesto de 2015 a la fecha. El 2020, no fue administrado por Ambiente sino por Seguridad, el 2020 ese ejercicio utilizó el presupuesto 2019. Cuando ya tomamos en el Ministerio de Ambiente, el PNMF incrementamos de forma considerable el Presupuesto llevándolo a $2.500 millones el año pasado y el vigente que va a rondar los $6.500 millones. Es muy difícil de argumentar que se desmanteló el PNMF, no estaría respaldado en su fase presupuestaria”.

“No creemos que haber pasado a la órbita de Ambiente el (manejo del) fuego sea desarticularlo, no opino igual que algunos dirigentes que se han manifestado en ese sentido”, recalcó.

Otro cuestionamiento que Cabandié abordó en su ponencia antes de que los senadores pudieran preguntarle fue el debate sobre la disponibilidad de aviones para combatir los focos.

“Los aviones no apagan el fuego, quienes apagan el fuego son los brigadistas, bomberos formados en forestal que están en territorio”, aclaró. “El avión de por sí no apaga incendios forestales, ni pastizales. Si no existen estas dos combinaciones es difícil abordar con éxito un incendio forestal”, insistió contra quienes le reclamaron por la compra de aviones de gran porte.

“A veces los aviones de gran porte tienen dificultades de maniobrabilidad en distintos puntos del país, Cordillera es uno, dada la rotación de los vientos y la dificultad para poder arrojar con precisión esos disparos de agua”, relativizó.

“Respecto al tipo de avión, que anda dando vuelta por la opinión, o redes, el Estado nacional tiene una estrategia, antes y nosotros la continuamos, de no tener aviones de gran porte. Se habla de los aviones franceses, rusos, canadienses. Si fuese por acumulación de recursos, Canadá no hubiese tenido en el último verano 4 millones de hectáreas desforestadas; Australia no hubiese tenido 23 millones quemadas; California no hubiese tenido 3 millones de hectáreas arrasadas por el fuego el último verano. Tenemos que desmitificar esto”, arremetió.

Cabandié y la “competencia de los gobernadores”
En otro pasaje de su extensa ponencia en el Senado, Cabandié remarcó que el combate de los incendios y la formación de equipos para ello “es una competencia de los respectivos gobernadores”.

“Instamos a las jurisdicciones a formar brigadas forestales, no todas las provincias tienen formación de brigadas forestales. Y además, fue una declaración, instar a los gobiernos provinciales presten muchísima atención a los incendios forestales porque todas las provincias y la Nación, estamos en emergencia ígnea”.

Cabandié dio su panorama sobre lo que evalúa de los recursos de los gobernadores. “Según la provincia, hay las que tienen bomberos en formación forestal y otras no. Y son sus bomberos quienes van a combatir los incendios. La ropa no es la misma, las herramientas no son las mismas, la formación no es la misma. Si no contemplamos esto va a ser muy difícil, porque el ataque inicial a los incendios forestales son complejos y quizás es la instancia de las más importantes, junto a la planificación”, apuntó.

Y fue en detalle. “La Patagonia históricamente tuvo una tradición de tener formados brigadistas forestales. Hay provincias ,a instancias de nuestra gestión… Lo termina decidiendo el gobernador, discúlpenme, nosotros tratamos de que sea de esta manera. Comenzaron a formar sus cuadrillas forestales, el caso de Entre Ríos, Santa Fe empezaron ahora. Jujuy tiene una excelente formación de brigadistas forestales”, enumeró.

“La provincia tiene responsabilidad en cuanto al cuidado del ambiente y la competencia de la producción y la administración. Cuando hablamos de esto, lo que tenemos que entender es que en los ataques a los focos ígneos no podemos obviar aquello que nos rige. Es ahí cuando establecemos la necesidad de una buena articulación, para eso existe el Consejo Federal de Medio Ambiente”, volvió Cabandié a descargar sobre las autoridades provinciales.

Y allí pareció definir su rol. “Nosotros somos quienes asumimos la responsabilidad política, el ministro, los secretarios, somos apasionados de esto. Tenemos muchísima responsabilidad sobre el tema, estamos en los focos, los observamos, vamos, apagamos si es necesario junto a ellos”, exageró.

Este mismo miércoles, antes de la llegada del funcionario, los senadores acordaron integrar la comisión de Medio Ambiente con 17 senadores, presidida por la legisladora del PRO, Gladys González. Como en diciembre venció el protocolo de videoconferencia, Cabandié fue de manera presencial.

Además de González, de Juntos por el Cambio (JxC), secunda como vicepresidente la comisión que recibió a Cabandié Antonio José Rodas, senador del Frente de Todos (FdT) por Chaco.

Los incendios forestales en Corrientes. Foto Blas Martinez
Antes de ir al Senado, desde el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible anunciaron que destinarán $ 300 millones al Gobierno de Corrientes para fortalecer la adquisición de equipamiento para las brigadas provinciales y satisfacer demandas logísticas del operativo de combate a los incendios en curso en la provincia.

Cabandié se encontró con el gobernador Gustavo Valdés en la Casa de Gobierno correntina, al tiempo que el propio mandatario provincial confirmó que este viernes el presidente Alberto Fernández recorrerá las zonas afectadas de Corrientes.

La citación en Diputados
En el inicio de la semana, la fundadora de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, criticó al Gobierno por “retirar los aviones hidrantes” y después de eso dialogó con el ministro Cabandié por teléfono. Sin embargo los diputados de la CC presentaron un pedido de interpelación.

Entre los argumentos, señalan que la citación es “a efectos de que brinde la información y dé las explicaciones correspondientes respecto de las acciones adoptadas en relación a la mitigación de los graves focos de incendio que vienen azotando distintos puntos de nuestro país, y que en muchos casos siguen activos, causando una catástrofe productiva y ambiental sin precedentes”.

“En particular, sobre las siguientes cuestiones: detalle del presupuesto inicial, vigente al 31 de diciembre, y devengado para los períodos 2020, 2021 y 2022 a la fecha, asignado al Servicio Nacional del Manejo del Fuego. Además, cuáles han sido los recursos no utilizados del Fondo Nacional del Manejo del Fuego, provenientes de ejercicios anteriores”, exigieron los diputados.

Los que pusieron la rúbrica fueron Mariana Zuvic, Juan Manuel López, Maximiliano Ferraro, Paula Oliveto, Mariana Stilman, Carolina Castets, Victoria Borrego, Marcela Campagnoli, Leonor Martínez Villada, Mónica Frade y Rubén Manzi. Ellos elaboraron una serie de 12 requerimientos que debe cumplir Cabandié en caso de presentarse ante el Congreso.

Piden derogar la Ley de Manejo de Fuego
Además de la citación a Cabandié, los diputados de la CC pidieron que se derogue la Ley 27.604, sancionada en 2020 y modificatoria de la Ley Nº 26.815 de Manejo de Fuego.

La finalidad de esta ley, sostienen, es congelar el cambio de uso del suelo previo al incendio, por un lapso mínimo de años de acuerdo al caso, sesenta (60) si se tratara de bosques nativos, implantados, áreas protegidas y/o humedales, o bien o treinta (30) años para el caso de zonas agrícolas, pastizales, praderas, matorrales y zonas periurbanas.

Para ese entonces, relatan, “advertimos los peligros contenidos dentro del proyecto de ley impulsado por el diputado Máximo Kirchner, los cuales suscitarían consecuencias devastadoras para la producción, las economías regionales y ciertos emprendimientos municipales, siendo asimismo regresiva en cuanto a la protección ambiental ya existente”.

CUESTIONAMIENTOS DE OPOSITORES

A veces no es necesario levantar la voz para decir cosas fuertes. Eso pasó esta tarde en el Senado, cuando el ministro de Ambiente, Juan Cabandié, recibió las críticas de dos senadores de esa provincia, alineados en Juntos por el Cambio. Eduardo Vischi y Mercedes Valenzuela cuestionaron las acciones del funcionario ante los incendios y sus argumentos de apuntar contra los productores agropecuarios y el gobierno correntino, que detalló en su ponencia inicial en la comisión de Ambiente de la Cámara Alta.

El primero en cuestionar a Cabandié fue Vischi, en la ronda de preguntas al ministro de Alberto Fernández. El senador le recriminó lo que consideró su inacción sobre las tierras del Parque Nacional Iberá, que es de jurisdicción nacional y fue duro. “Usted y su equipo no nos dan seguridad para que este Plan Nacional de Manejo del Fuego esté en el área de Ambiente”, le espetó. Cabandié había contado que esa área pasó de Seguridad a su cartera al asumir.

Más tarde y con un tono más dramático, llegó la crítica de su colega Valenzuela. Fueron preguntas: “¿Por qué llegaron tarde? ¿Cómo es que pareciera que tuvimos que llegar a través de los medios nacionales para que pudieran hacerse eco?”.

A ambos, el ministro -esforzado en no subir en temperatura ante los cuestionamientos- les recriminó un lugar común en la crítica. “Va a ser necesario que vuelva a remarcar esto que parece un buen slogan, que se dice como que llegamos tarde”, minimizó.

“Es hora de que todos podamos hablar sin acusarnos, porque no vine acá a acusar a Corrientes, pero no definí la política agropecuaria de Corrientes”, insistió Cabandié, en un intento contradictorio de bajar la confrontación pero pegarle por elevación al gobernador correntino Gustavo Valdés.

Contrapunto por los incendios en Corrientes
En su momento de tomar el micrófono, Vischi no dudó en ser contundente con su evaluación sobre le gestión de Cabandié. Tras darle la derecha en cuanto a tener un Plan Nacional de Manejo del Fuego (PNMF) y de haber “sido exitoso” en cuanto a “fondearlo”, le retrucó que no ha corrido la misma suerte “en llegar a tiempo con las necesidades” de los correntinos.

“Ha quedado demostrado”, lo remató. Y casi como estocada final, amplió su sentencia al remarcarle a Cabandié su rol. “Usted es político como yo, pero de ahí hasta el cuarto grado de sus funcionarios tiene mucha experiencia en Parques Nacionales pero no tanto en el manejo del fuego, que es una situación distinta que atender un Parque Nacional”, le delimitó sus saberes el senador al ministro.

“Estando en Seguridad tienen más posibilidades concretas de dar respuestas”, reiteró Vischi, volviendo a poner el foco en la letanía para la reacción de Ambiente desde que se modificó en el organigrama que el combate del fuego dependería de esa cartera.

El ministro, como respuesta, atinó a detallar la cronología de los pedidos de ayuda y rechazar otra vez ese “slogan”, como califica a las críticas por su reacción tardía.

“Nuestra solicitud de medios fue el 23 de enero, el pedido fue el 5 de febrero, el parque nacional Iberá hace el pedido el 1° de febrero y ahí enviamos aviones, antes que la provincia”, enumeró Cabandié para retrucar.

Luego añadió: “Los focos ígneos del mes de enero no entran en esa tanda a la que se refiere que es la de febrero, los focos ígneos de enero se combatieron y se mandaron medios aéreos, específicamente el de base Apóstoles”.

Y allí volvió Cabandié a la puja con el gobernador Valdés. A la crítica de que Corrientes no formó brigadistas para combatir los incendios le sumó que tampoco cuenta con aviones forestales.

“La verdad es que la provincia de Corrientes no tiene forestales, los $300 millones es para equipar a esas cinco bases, que con buen tino el gobernador va a crear, y que nosotros con muchísimo gusto vamos a formar, equipar. Pero Corrientes no tiene forestales”, insistió, con un tono dudoso.

Y para minimizar los cuestionamientos del senador el ministro contó su conversación con Valdés, en los días previos a su visita al Senado y tras duros cruces por Twitter.

“Ayer hablábamos con el gobernador de eso, de la coparticipación, de cómo había sido perjudicada Corrientes… Me escapa, como se me escapa la política agropecuaria, senador. No determino plantar eucaliptus y pinos en el humedal, en el estero, es una política de muchos años de la provincia de Corrientes”, dijo Cabandié y le corrió el cuerpo a la crítica.

“El siglo XX nos enseñó que lo que hicimos no estuvo bien, por eso estamos como estamos. Es hora de que todos podamos hablar sin acusarnos, porque no vine acá a acusar a Corrientes, pero no definí la política agropecuaria de Corrientes. Esa política de absorber el agua de los esteros termina perjudicando hasta a los ganaderos”, disparó.

A su turno, Valenzuela abordó a Cabandié.

Mercedes Valenzuela, senadora de Juntos por el Cambio por Corrientes.
“¿Por qué llegaron tarde? En Esquina los incendios empezaron en diciembre. Mencionó que tienen alertas por todos lados, ¿cómo es que pareciera que tuvimos que llegar a través de los medios nacionales para que pudieran hacerse eco?”, cuestionó.

A su vez, le recriminó al ministro de Medio Ambiente las críticas a los productores agropecuarios: “Usted sigue insistiendo con que fue adrede y que fueron los productores los que lo han hecho. A veces es un método utilizado para el recambio de pastura, pero en mi provincia se hace en el mes de julio, agosto, siempre previendo el clima y en este caso no es el caso, por eso me parece muy injusto que se acuse a los productores”.

Y concluyó: “Mencionó el ministro que no encontraron, a través de la Justicia, hechos contundentes como para poder seguir insistiendo con que se les acuse a los productores”

“A la senadora de Corrientes, el slogan llegaron tarde, nuevamente”, se repitió Cabandié y volvió sobre las fechas que le dio a Vischi. “No tenemos competencia originaria. somos un pais federal”, agregó para dejar la responsabilidad de combatir los incendios en la provincia.

Sobre el cuestionamiento al sector agropecuario, Cabandié marcó un punto. “Yo dije algunos productores, no todos. No me parece que este bien tergiversar mis dichos. es necesario modificar y revisar practicas de algunos productores. A veces se quema para limpiar campos. O vecinos que queman para limpiar. para reconstruir, como lo hablé con el gobernador ayer. El 95% de los incendios es por acción humana con intencionalidad, pueden ser por imprudencia”.

(Imagen: Juan Cabandié en la comisión de Ambiente del Senado, junto a la titular de la misma, Gladys González)

ADNbaires