Carrió: “A Macri le dijeron que ganaba el No y por eso abrió el debate del aborto”.

301
Compartir

La diputada dijo que “fue un penal sin arquero para el kirchnerismo” y cuestionó que no la consultaran.

La diputada Elisa Carrió (Cambiemos) volvió a hablar sobre el debate sobre el aborto –cuya ley comienza a debatirse este martes en el Senado, tras la media sanción en Diputados–  y dejó fuertes definiciones, entre ellas que el Presidente aceptó debatir el tema porque “le dijeron que ganaba el No” en la Cámara de Diputados.

“Vengo a defender un Presidente que realmente prescindió (de intervenir en el debate), que realmente le dijeron otra cosa”, dijo Carrió en Desde el Llano (Todo Noticias).

—Fundamentalmente le dijeron una situación en la Cámara de Diputados que no existía…- le observó el periodista Joaquín Morales Solá.

—Exactamente. Y una situación de que el “No” iba a ganar por amplia mayoría que no existía. Y una necesidad de debatirlo que no existía.

La referente de la Coalición Cívica, entonces, deslizó sus críticas: “¿Por qué no me preguntaron? ¿De qué sirve estar 25 años en una banca? Hay un pecado de soberbia de algunos dirigentes del PRO por lo menos en la Cámara, de no siquiera preguntarte al menos en un pasillo. Y yo les hubiera dicho: ‘Es un penal sin arquero para el kirchnerismo, La Cámpora se va a hace feminista de un día para el otro. Y así fue”.

—¿El Presidente cometió un error cuando abrió este debate?- preguntó el periodista.

—En todo caso los diputados que pensaron que había que abrirlo. Nunca entendí cómo llegamos a esa sesión, sí aclaro que no hubo del Presidente, pero lo puedo asegurar…. Yo lo llamé. Me dijo: ‘Lilita, a mí me dijeron que se iba a ganar’, es decir que iba a ganar el No. Cuando me enteré de la verdad me di cuenta de que hubo un error casi de ingenuidad, de que esto se maneja”.

Carrió, en otro tramo, dijo en ese sentido que “le pusieron un penal sin arquero a ciertos sectores” y que “la oposición no presionó para que se trate el tema”.

La diputada, asimismo, remarcó en varias oportunidades que “el Presidente nunca opinó” y también el “quiero dar fe de la prescindencia del Presidente” en el debate del aborto.

Y denunció sobre la histórica jornada el debate en Diputados: “Hubo quiebre de votos, no puede ser que estés a favor a la noche y en contra a la madrugada”.

Finalmente, analizó la situación en la Provincia con la ley en caso de que salga la aprobación en el Senado: “María Eugenia Vidal enfrenta un problema mayor: cómo hacer para ejecutar  esta ley por ejemplo en el Hospital de Moreno donde no hay médicos que atiendan clínicamente. ¿Cómo obligar a sanatorios como el Austral donde hay gente del Opus Dei?”.

Mensaje a la clase media

Además de fundamentar su postura contraria y de brindar detalles sobre la interna de Cambiemos respecto al debate por el aborto legal, Elisa Carrió aprovechó su presencia en Desde el Llano (TN) para enviarle un mensaje a la clase media argentina en relación a la situación económica por la que pasa el país.

“Hay momentos en la vida en que uno tiene desesperanza, pero la esperanza consiste justamente en eso, en tener esperanza en la desesperanza. Esa es precisamente la dureza del desierto, por lo que tenemos que pasar, lo que yo quiero que entienda la gente”, comenzó la actual diputada de la Nación.

“Yo sé que esa desesperanza existe, que hubo un impacto sobre los salarios. Por eso, lo primero que le quiero recomendar a la clase media y media-alta es que dé propinas y changas, aunque le cueste. Hay más de dos o tres millones de personas que viven de esas changas, y a veces, cuando nos ajustamos, lo primero que hacemos es dejar de dar propina, y es ahí cuando cortamos un círculo, un esfuerzo solidario como el que se hizo con los cartoneros en 2001”, sugirió Carrió, quien también resaltó la importancia de trabajar en los bancos de alimentos para solucionar “el problema del hambre” en la Argentina.

Además de mostrarse confiada en que el dólar se mantenga fluctuando “en el orden en el que está”, la chaqueña aseguró “ver la salida” a los problemas económicos. “Tenemos que tener un proyecto de país con ciudadanía en el mundo, con pymes exportadoras en inteligencia, en software, en metal mecánica, en alimentos. Hay que apuntar a un proyecto de ciudades inteligentes, hay mucho avance en el campo y en eso estamos haciendo foco y trabajando con el presidente”, añadió.

Sobre el presente de Cambiemos, Carrió contó que le pidió a los dirigentes del partido que se mantengan ajenos a las polémicas. “Percibo un mal clima armado a propósito y a un Gobierno que se mete en ese microclima corrosivo de la Capital Federal, de la política, de la televisión y los opinadores. Por eso les aconsejo que salgamos de esa discusión.”.

ADNbaires