Coimas: declaró el primo de Macri y dijo “que pagó”.

Lo hizo como "imputado colaborador".

248
Compartir

Ángelo Calcaterra admitió haber entregado dinero en negro para campañas kirchneristas.

Ángelo Calcaterra se presentó esta mañana en los tribunales de Comodoro Py para colaborar en la investigación sobre los cuadernos de las coimas. Según dijeron sus allegados a LA NACION, el primo de Mauricio Macri reconoció que hizo pagos en negro a exfuncionarios de los gobiernos kirchneristas, en sintonía con lo que registró Oscar Centeno en sus anotadores. Pero dijo que los montos son inferiores a los que figuran en los cuadernos.

Calcaterra se presentó esta mañana en el despacho del juez federal Claudio Bonadio , a cargo de la investigación. Sostuvo que fue apretado por funcionarios del kirchnerismo para aportar dinero para la campaña electoral, según confirmaron fuentes judiciales. Quedó en la causa como “imputado colaborador”.

Iecsa, la constructora que era de Calcaterra, está mencionada en los cuadernos que escribió el chofer de Roberto Baratta, la mano derecha de Julio De Vido .

Javier Sánchez Caballero, exCEO de Iecsa, es uno de los empresarios detenidos por el escándalo que desataron las anotaciones de Centeno. Fue trasladado esta mañana a los tribunales para ampliar su declaración y se convertirá también en imputado colaboradorpara lograr su libertad.

La estrategia de Calcaterra y del exCEO de Iecsa es parte de un acuerdo que negociaron con la Justicia durante el fin de semana. Ambos declararán ante el fiscal Carlos Stornelli y el juez Bonadio.

La empresa Iecsa fue adquirida el año pasado por el grupo empresario que comanda Marcelo Mindlin, dueño de Edenor, que desplazó a Sánchez Caballero y ubicó en ese lugar a su hermano Damián.

Iecsa también quedó envuelta en la investigación de Odebrecht, por sus ramificaciones en la Argentina. (Por Capiello, Cabot y Ruíz)

Qué le dijo Calcaterra al fiscal

Ángelo Calcaterra -primo del presidente Mauricio Macri- se presentó a primera hora de este lunes en los tribunales de Comodoro Py, en el juzgado del juez Claudio Bonadio. Lo hizo en el marco de la causa conocida como los “cuadernos de la corrupción”, donde tanto él como su empresa, son mencionados en diversos tramos de los cuadernos escritos por Oscar Centeno (ex chofer de Roberto Baratta). Ante la fiscalía, el ex dueño de IECSA admitió haber realizado “aportes a las campañas electorales de 2013 y 2015 del FpV” aunque rechazó que los pagos hayan sido de U$S 8 millones. Y aseguró que su ex CEO Javier Sánchez Caballero “pagaba por órdenes mías”.

El​ paso del ex dueño de IECSA no pasó desapercibido en los Tribunales de Comodoro Py. El cuarto piso estuvo custodiado durante toda su indagatoria como “arrepentido”. Cerca de las 14, de pantalón negro y saco azul se retiró del edificio donde todo el tiempo, se buscó evitar exponerlo ante la prensa.

Poco después del mediodía, Calcaterra ya había sido considerado por la Justicia como un imputado colaborador, un régimen con el que busca morigerar la pena ante un eventual juicio. El pedido ante el fiscal Stornelli, lo hizo tras conocerse que el ex gerente general de IECSA, Javier Sánchez Caballero, estaba negociando convertirse en el nuevo arrepentido de la causa. Algo que se concretó horas después.

Apenas fue recibido por el fiscal Stornelli, Calcaterra pidió ser considerado como un “imputado colaborador”, aunque aún no había sido formalmente imputado en el caso. Pero la acusación iba a alcanzarlo, ya que su entonces empresa figura en varios tramos de los ocho cuadernos que dieron origen a la investigación, y en base a los cuales se busca reconstruir un circuito de coimas que involucra a empresarios y ex funcionarios K.

En el expediente, el primo de Macri está apuntado ya que figura en los cuadernos de Centeno, en varios tramos. Además, era el dueño en aquel período, de la empresa citada en varios tramos de los manuscritos del ex chofer de Roberto Baratta, el primero en esta investigación en convertirse en imputado colaborador y quien consignó el movimiento de coimas que, según la Justicia, podrían superar los 200 millones de dólares.

“Calcaterra asumió que es verdad lo que dicen los cuadernos y que realizó aportes para las campañas de 2013 y 2015 del Frente para la Victoria”, explicaron a Clarín desde el entorno del empresario que estuvo declarando en los Tribunales. En esta instancia, eligió hablar de pagos realizados “como resultado de las presiones sufridas”. Así y todo, se negó a admitir “que se pagaron coimas, fueron aportes”.

Ante Stornelli, el primo de Macri, declaró que pagó las coimas bajo la presión de Roberto Baratta, quien le advirtió que “había que poner dinero para la campaña electoral, y que en un momento comenzó a pedir más”. También admitió que todos los domicilios de entrega que figuran en los cuadernos de Centeno”efectivamente son reales.”

Sin embargo, resaltó que las sumas adjudicadas en esas anotaciones del chofer “no son ni remotamente las que se pagaron”. El empresario dijo que realizó “pagos de entre 100.000 y 200.000 dólares”, y que había “de dos a cuatro entregas semanas intercaladas”.

Desde el entorno del empresario señalaron a Clarín que, respecto a los pagos realizados por Sánchez Caballero, Calcaterra le dijo a Stornelli: “Fueron hechos bajo mis directivas”. (Por Lucía Salinas para Clarín)

ADNbaires