Crimen reabre el debate por la edad de imputabilidad de los delitos

58
Compartir

La víctima recibió un balazo en el cuello durante un asalto para robarle la bicicleta. El joven, que había sido demorado por robos cuatro veces en el año, quedó a disposición de un juez de menores. Desde Juntos por el Cambio reclamaron que discuta la baja en la edad de imputabilidad.

Dmitri Amiryan (37), un quiropráctico de nacionalidad armenia, había salido a dar una vuelta en bicicleta con un amigo. Eran las 8 de la mañana del martes, el cuarto día de un fin de semana extra largo. Por algún motivo, en la zona de Retiro los dos ciclistas se separaron y en ese instante Dmitri coincidió en tiempo y espacio con quien terminó siendo su asesino: un adolescente que quiso asaltarlo. La víctima recibió un disparo en el cuello y murió antes de llegar al hospital.

El ataque ocurrió en la vereda de la Plaza Fuerza Aérea, en Madero y San Martín, a una cuadra y media de uno de los accesos a la Villa 31. Por el crimen la Policía de la Ciudad detuvo a un sospechoso de 15 años que estaba armado con un revólver.

Dmitri vivía hacía 10 años en el país y era padre de dos hijos (uno en Armenia y otro que había nacido en el país). Los investigadores creen que intentó resistirse al robo, forcejeó con el ladrón y le dispararon. Un policía escuchó el tiro y corrió a ver lo que había pasado. “Se estaba ahogando en sangre, no llegó a decir nada”, contó el oficial.

El SAME recibió el alerta a las 8.15 y diez minutos después dos ambulancias llegaron al lugar. Los médicos intentaron compensarlo. “Estaba muy grave y lo trasladaron al Hospital Fernández. Lamentablemente falleció”, dijo Alberto Crescenti.

Según informaron fuentes policiales a Clarín, el quiropráctico armenio iba por San Martín en dirección al sur con un amigo pero en la esquina de la avenida Madero paró a revisar el celular. Ahí es donde lo asaltaron y lo balearon en el cuello.

El policía que lo asistió estaba a cien metros del lugar y se acercó a socorrer a la víctima.

En un primer momento, el asaltante escapó con la bicicleta de Dmitri y cruzó la Plaza Canadá, frente a la terminal del Ferrocarril General San Martín. Pero a mitad de camino la dejó tirada y siguió corriendo hacia la Villa 31. Entró al asentamiento por el pasillo 13. Ahí había un grupo de policías que se habían acercado por un llamado de una pizzería y, al recibir el alerta del asalto al ciclista, detuvieron al adolescente.

“A 100 metros había un policía, por eso rápidamente se lo pudo capturar con el arma homicida”, dijo el secretario de Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro. El chico portaba un revólver .32, que sería la utilizada en el homicidio. En su tambor había un casquillo sin el proyectil.

A unos metros de la escena del crimen quedó tirada la bicicleta marca “CTM” del quiropráctico asaltado, que el adolescente no se pudo llevar. Un rodado como el que usaba Dmitri tiene un valor de mercado de entre 60 mil y 80 mil pesos.

En cuanto al amigo de Dmitri, la Policía lo trasladó hasta una comisaría para que declarara como testigo, aunque dijo que no llegó a ver lo que pasó porque los dos ciclistas se habían separado durante el paseo. La investigación quedó a cargo del juez nacional de menores N° 4, Rodolfo Cilleruelo.

Por un momento se pensó que el menor actuó con dos cómplices que habían logrado escapar pero fuentes policiales descartaron esa posibilidad. “La declaración de un testigo imputa al detenido como único autor del hecho”, dijo D’Alessandro. No obstante, los investigadores revisaban las cámaras de seguridad de la zona para confirmar esa versión.

Como tiene menos de 18 años, el sospechoso es inimputable y estaba demorado. Se supo que este año ya había sido atrapado al menos cuatro veces más por robo: el 20 de marzo, el 11 de septiembre, el 18 de septiembre y el 8 de noviembre. Las causas se tramitaron en los juzgados de menores N° 2 y 6.

El caso volvió a poner en la mesa el debate por la baja de la edad de imputabilidad. Varios referentes de Juntos por el Cambio salieron a pedir el tratamiento de la Ley Penal Juvenil, proyecto que presentaron en 2019.

“Este hecho nos lleva a preguntarnos por qué un menor de 15 años está dispuesto a robar y matar a una persona. Ése es el grado de impunidad que tienen porque saben que no tendrán consecuencias, no puede ser que sea así”, planteó D’Alessandro.

“Este chico ahora es puesto a disposición del juez de menores. La ley prohíbe que le den los antecedentes para no estigmatizarlos y eso no te permite hacer un seguimiento. Al poco tiempo estará bajo la tutela de los padres y saldrá nuevamente a delinquir”, dijo.

Por su parte, Diego Santilli, vicejefe de Gobierno y encargado del área de Justicia y Seguridad de la Ciudad, afirmó que “es hora de discutir la Ley Penal Juvenil, no pueden entrar por una puerta y salir por la otra”.

La presidenta del Pro y ex ministra de Seguridad de la Nación Patricia Bullrich, twitteó: “Cuando en 2019 presentamos la Ley Penal Juvenil nos dijeron de todo. Hoy Dmitri fue asesinado en Retiro, y uno de los detenidos tiene 15 años. ¿Cuántos ciudadanos tienen que morir para tratar la ley? ¿No se dan cuenta de que hoy los únicos que están seguros son los delincuentes?”, se preguntó.

En la otra vereda, la actual ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, consideró: “El asesinato de este extranjero, que hacía mucho tiempo que vivía en la Argentina, por parte de un menor de edad, es un hecho delictivo y a la vez trágico porque tiene un menor cometiendo un delito de extrema gravedad”.

La funcionaria habló en A24 de “un sector de la población que ha atravesado una historia de desatenciones, maltratos, que los terminan llevando a un camino sin salida” y sostuvo que “hay que atender la situación de estos jóvenes desde muy diferentes ángulos, no sólo con la sanción legal sino también con políticas que prevengan este tipo de perfiles en algunos jóvenes”.

Durante la gestión macrista hubo dos intentos del Gobierno por bajar la edad de imputabilidad. Uno en 2017 y otro en 2019, los dos años electorales. La primera vez el proyecto no prosperó por contradicciones en el propio oficialismo. La segunda, el Poder Ejecutivo envió al Congreso el proyecto para reformar la ley 22.278 y crear un “Sistema de Responsabilidad Penal Juvenil”.

Apuntaba “al adolescente de 15 años que cometiere algún delito reprimido con una pena máxima de 15 años de prisión o más en el Código Penal o en las leyes especiales”. Y para quienes tengan más de 16 y menos de 18, que cometieren “un hecho previsto como delito de acción pública en el Código Penal y las leyes especiales, con excepción de aquellos reprimidos con pena máxima de prisión igual o menor a dos años o sancionados con pena de multa o inhabilitación como pena principal”. Finalmente nunca llegó a tratarse en el recinto. (Imagen:El ladrón que asesinó al ciudadno armenio se llevó la bicicleta pero la descartó en su huída de la policía. Foto: Guillermo Rodríguez Adami para Clarin)

ADNbaires