Cristina Kirchner habló desde La Plata en clave electoral

Pero no dio indicios sobre su futuro: “Podemos volver a ser la Argentina que fuimos”, dijo la líder del Frente de Todos e ideóloga del gobierno de Alberto Fernández.

19
Compartir

La Vicepresidenta de la administración gobernante respondió tímidamente al fuerte operativo clamor de la militancia en el acto de La Plata. Se refirió al atentado en su contra, criticó a la Justicia y reivindicó sus mandatos con fuerte énfasis en la recuperación del salario.

A pesar de toda la expectativa puesta en el gran acto organizado por Cristina Kirchner en La Plata por el Día de la Militancia, la Vicepresidenta terminó su largo discurso sin dar indicios sobre su futuro electoral, aunque dejó varias definiciones en ese sentido que seguro marquen el rumbo de una parte del Frente de Todos de cara a 2023.

Lo más explícito que dijo acerca de una posible candidatura fue cuando la militancia, conformada principalmente por La Cámpora, interrumpió la alocución al grito desaforado de “Cristina presidenta”. Allí, luego de dejarlos un rato vitorear, la ex mandataria citó una frase de Juan Domingo Perón y replicó: “Todo en su medida y armoniosamente”.

Además, la titular del Senado hizo referencia al atentado en su contra ocurrido a principios de septiembre y ratificó sus críticas contra el comportamiento de la oposición y la investigación judicial: “El pasado 1 de septiembre se quebró aquel pacto democrático: el de respetar la vida. Nada más ni nada menos. Creo que esta sí es obligación de todas las fuerzas políticas volver a reconstruir ese acuerdo, separando al lenguaje del odio. Ningún partido político puede volver a aceptar esto. Sería retroceder a etapas pre democráticas”.

Cristina Kirchner en el Día de la Militancia en La Plata. Foto Germán Garcia Adrasti para Clarín.

En su discurso, la ex mandataria reivindicó sus dos mandatos basándose en la recuperación que tuvo el salario real y su participación en el producto bruto. “Dicen que mi segundo mandato fue malo. Fue malo para los angurrientos, para los que nada les alcanza, pero el salario permitía llegar a fin de mes, ahorrar y vacacionar. No me vengan a decir que hace 70 años que estamos mal”, detalló.

También recordó el último acto que encabezó con Alberto Fernández en el 2020 en el mismo lugar: “Dije que no tenia dudas de que íbamos a crecer mucho pero que había que alinear precios, salarios y tarifa para que ese crecimiento no se lo llevaran cuatro vivos”.

Cristina Kirchner en La Plata (REUTERS)

Cristina Kirchner en La Plata (REUTERS)

“Cuando alguien ha dedicado toda su vida a la militancia y tuvo el honor de ser dos veces presidenta, cuando decimos las cosas no es por terquedad ni capricho, sino ayudar a que las cosas se hagan mejor, que de eso se trata. Y se pueden hacer mejor. Y también de explicarle a nuestro pueblo que muchas veces se han tenido que tomar decisiones por el condicionamiento brutal que recibimos después de retorno del FMI. Hay que explicarlos, no podemos decir que esta todo fantástico porque ahí es cuando la sociedad se empodera”, agregó.

Una de las frases que más resonaron en clave electoral, fue cuando la Vicepresidenta expresó: “Podemos volver a hacer esa Argentina porque ya la hicimos pero la gente tiene que decidir si quiere volver a esa Argentina”.

También le dedicó una parte importante en su alocución al problema de la inseguridad: “Es un tema complejo pero que hoy sufre el conjunto de la sociedad argentina. Hay que terminar con los debates absurdos porque la democracia tiene una deuda en materia de seguridad de la vidas de los vecinos”.

“Ningún partido lo ha podido solucionar. Terminemos con el debate berreta de mano dura por un lado y garantistas por el toro. Muy berreta y muy cínico y mentiroso ese debate”, resaltó Fernández de Kirchner.

“Irresponsables”, “Arrasando” y “La Mano de Dios”, el soundtrack de salida de Cristina Kirchner

Apenas cerró su discurso y comenzó a saludar a la distancia a los militantes, la figura de Cristina Kirchner quedó envuelta en el sonido de Babasónicos. “Poco a poco, fuimos volviéndonos locos”, entonaba Adrián Dárgelos.

Le siguió, pegada, ​”Arrasando”. El tema de Thalía hizo bailar a la vicepresidenta, con los dedos en v. Y al final, a tono con la fiebre mundialista y con el recuerdo de Diego Maradona, el adiós se concretó entre la voz de Rodrigo y su “La Mano de Dios”.

Cristina usó “el golpe contra Evo Morales” en Bolivia para cuestionar a la Justicia argentina

La vicepresidenta llamó un “escándalo internacional” el golpe en Bolivia e interpretó que la razón fue que Evo Morales había incluido en la Constitución la elección de jueces con voto popular.

Entonces arremetió: “Se confirma la regla. Donde no hay jueces puestos a dedo, presionables y eternos en sus cargos, el sistema funciona”.

Su segundo mandato y la comparación con “Disney World”

Cristina Kirchner venía hablando de su segundo mandato. O “el tercer gobierno kirchnerista”, como lo denominó. Chicaneó con que “no fue bueno, pero para los angurrientos”. Y trazó una comparación con la tierra mágica de Disney World.

“Pero para Argentina y los trabajadores el salario permitía llegar a fin de mes, ahorrar y vacacionar. Esa fue la Argentina que vimos. Que no me venga a decir que hace 70 años que estamos mal. Es mentira”, añadió.

Y siguió: “No era que vivíamos en Disney World, no existe la sociedad sin problemas. Es utopia, no existe. Vivimos en Argentina y en el mundo”.

Cristina Kirchner pidió un gráfico para la pantalla sobre la evolución del salario en la participación del PBI. “Yo les había pedido si se puede poner un grafiquito… a ver… ¡Ahí está, mírenlo”, se alegró ante la aparición de la filmina con datos de 1935 a 2022.

“¿Ven los piquitos, ven que hay tres piquitos? Tres piquitos que superan el 50%, es decir, lo que los trabajadores participaban en el PBI. Y enumeró los “piquitos” en el “primer gobierno peronista”, “el segundo en el 74, 75” y destacó la caída en dictadura.

“Y los piquitos de arriba son de nuestro segundo gobierno, je”. “El segundo gobierno de Cristina dicen que fue malo… fue malo para los angurrientos”, se elogió.

Cristina y las elecciones 2023, entre el optimismo y una advertencia

“Las elecciones, está demostrado, se pueden ganar, pero los condicionamiento son tan graves y profundos que nos han dejado que va a requerir de que todos los argentinos, o por lo menos la mayor parte, tiremos todos juntos para el mismo lado”, apuntó Cristina Kirchner.

Cristina Kirchner en el Día de la Militancia en La Plata. Foto Germán Garcia Adrasti para Clarín)

Cristina Kirchner, casi desde afuera: “Si decimos las cosas, no es por terquedad o capricho”

“Cuando alguien ha dedicado toda su vida a la militancia, pero además, tuvo un inmenso honor de ser dos veces presidenta y además acompañar durante toda la gestión como gobernador a un gobernador como Néstor y un presidente como él… Cuando decimos las cosas, no es por terquedad o capricho, es ayudar a que las cosas se hagan mejor”, subrayó Cristina Kirchner, que olvidó su puesto en el gobierno actual, como vicepresidenta de Alberto Fernández.

Además, pidió “explicarle a nuestro pueblo” los condicionamientos económicos por “la vuelta del FMI”.

​”Porque cuando la sociedad sabe, se empodera. Y no hay mejor ayuda para un gobierno que esa sociedad sepa hacia donde vamos y por qué hacemos cada una de las cosas que hacemos”, sostuvo.

El recuerdo de Néstor Kirchner, al borde de las lágrimas

“Con ese 22 por ciento de votos de quien fuera mi compañero de vida que se cargó el país al hombro, aunque el país se lo llevó puesto a él también”, dijo Cristina sobre Néstor Kirchner y se le quebró la voz.

​”Néstor no se murió”, cantaron los simpatizantes ante la emoción de la vice que mencionó la primera soldadura del gasoducto que lleva el nombre de su difunto esposo, el expresidente.

La alusión de Cristina Kirchner a Javier Milei y los libertarios, sin mencionarlos

“Dicen que tenemos que volver a la década del 90, otra fuerza política muy novedosa. No tan novedosa porque dice que el gobierno de los 90 fue el mejor de la historia y el ministro de la Convertibilidad fue el mejor de la historia.. Mirá vos, mirá vos. Y dicen que son lo nuevo…”, aseguró Cristina Kirchner.

​Fue una clara alusión a Javier Milei y los libertarios, a los que prefirió no nombrar.

“Y dicen que son lo nuevo. Acá lo único nuevo somos nosotros, los que cambiamos la Argentina después de la crisis del 2001”, cerró al respecto.

La reflexión contra Milman cuando la tribuna cantaba “Si la tocan a Cristina…”

Pidió que no griten ni insulten. “Contribuyamos nosotros por lo menos”, anticipó. Y sin nombrarlo fue por su hipótesis sobre Gerardo Milman.

“Hubo un proyecto que sugestivamente, casualemente, no se que otro mente poner, presagiaba casi como una suerte de adivino que un loco podía atentar contra mi vida, me impresionó la frase con letras mayúsculas con la que cerró ese proyecto está la clave de lo que se intentó hacer.”, dijo Cristina Kirchner, en referencia al diputado opositor que quiere ubicar detrás del atentado en su contra.

Y remató su relato: “Ahí está la clave de lo que se intentó hacer.’Sin Cristina hay peronismo. Y sin peronismo sigue habiendo Argentina’. Sin silbar -pidió sin éxito.. En esa frase estaba condensado el objetivo”.

Los militantes cantaban “si la tocan a Cristina qué quilombo se va armar…” cuando la vice puso voz reflexiva y apuntó al legislador cercano a Patricia Bullrich.

Cristina Kirchner y una defensa de Aerolíneas Argentinas

“Es necesario que en el balance de Aerolíneas Argentinas también le sumemos las rentabilidades de los hoteles, de los lugares de vacaciones en Argentina, de los restaurantes que se llenan con el turismo… las cuentas, vuelvo a decirles, ¡hagan las cuentas completas! ¡Sumen todo!”, exclamó la vicepresidenta.

Siguen los cánticos: “Si la tocan a Cristina, qué quilombo se va a armar”

“Gorila, no te va a alcanzar, la nafta no te va a dar. Si la tocan a Cristina, qué quilombo se va a armar”, agitan los seguidores.

​Y ella devuelve gentilezas: “Es una de las consignas que más me gustan, me encanta… Y no, no les va a dar, mientras haya argentinos que quieran vivir en paz y con dignididad”.

“Cristina Presidenta”, el cántico de la militancia

Los militantes presentes en el estadio llenan cada pausa del discurso de la vicepresidenta con cánticos reclamando su candidatura para las elecciones 2023. “Cristina Presidenta”, es el grito aunado en medio del operativo clamor que atraviesa a la interna con Alberto Fernández en el oficialismo.

CFK saluda a una multitud (Fuente: Télam)

​”Como decía el General, todo en su medida y armoniosamente”, respondió ella. Fue lo más cercano a una respuesta al pedido de que sea candidata.

Cristina Kirchner y la seguridad, con un dardo para Aníbal Fernández

La vicepresidenta también habló del problema de la inseguridad. “Por favor, terminemos con ese debate berreta de los mano dura, de los garantistas por un lado… muy berreta, muy berreta el debate”, pidió.

También aludió a la gestión de Aníbal Fernández y al operativo de desalojo de la comunidad mapuche en Villa Mascardi.

“Cuando estuvimos en el gobierno desplegamos miles de gendarmes en el conurbano bonaerense. La gente lo pedía porque tenía más confianza. Esto todavía no sé por qué no podemos volver a hacer lo mismo de desplegar miles de gendarmes aquí en el conurbano bonaerense en medio de tenerlos en medio de la Patagonia nadie sabe haciendo qué”, sostuvo.

 “El 1° de septiembre se quebró el pacto democrático”, dijo Cristina Kirchner

La vicepresidenta se refirió al atentado que sufrió en la puerta de su departamento en Recoleta. “Ese 1° de septiembre se quebró aquel pacto democrático, el de la vida, respetar la vida”, aseguró Cristina.

Pidió “volver a reconstruir ese acuerdo democrático separando a los violentos, al lenguaje del odio, al que quiere que otro se muera porque piensa diferente”.

​”Ningún partido político en Argentina puede volver a aceptar esto. Sería retroceder a etapas predemocráticas”, agregó.

CFK saluda a una multitud

ADNbaires