El FMI prioriza la situación de Argentina y quiere que tenga éxito.

La nueva presidenta del organismo económico internacional, Kristalina Georgieva, recibió al ministro Hernán Lacunza.

228
Compartir

En su primera reunión como titular del FMI, Kristalina Georgieva recibió a Hernán Lacunza: “Queremos que Argentina tenga éxito”. Según el ministerio de Hacienda, la Directora Ejecutiva dijo que Argentina es “prioridad absoluta” para el Fondo.

El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, que está negociando en Washington el futuro del acuerdo stand by, se reunió este miércoles por la tarde con la flamante directora ejecutiva del Fondo Monetario Internacional, la búlgara Kristalina Georgieva, apenas unas horas después de que la funcionaria fuera votada en su cargo.

Según le comentaron a Clarín fuentes cercanas a Lacunza, Georgieva le dijo al ministro tres afirmaciones en este breve encuentro: 1. que Argentina está en el tope de prioridades para el Fondo Monetario. 2. que quería que la primera reunión de su gestión sea con las autoridades argentinas. Y 3. que van a trabajar juntos entendiendo las dificultades económicas y políticas que atraviesa el país.

La reunión fue en las oficinas de Argentina en el Fondo. Tras el encuentro, Georgieva compartió en su cuenta de Twitter una foto con Lacunza y destacó: “Espero con interés trabajar con las autoridades mientras asumo mis funciones el 1 de octubre. Argentina es un miembro importante del Fondo y queremos verlo tener éxito”.

Kristalina Georgieva 
✔@KGeorgieva
 
 
I look forward to working with the authorities as I take on my duties on October 1. Argentina is an important member of the #IMF and we want to see it succeed.

 
219
20:46 – 25 sept. 2019
Información y privacidad de Twitter Ads
 
96 personas están hablando de esto

Lacunza además tuvo este miércoles un almuerzo de trabajo con el equipo económico del Fondo que se encarga de Argentina. Según dijo el ministro a periodistas argentinos en Washington, el encuentro “fue muy cordial”, y hablaron de la “situación actual, del futuro, de la misión del 14 de octubre que vendrá acá y la reunión anual del Fondo. Estamos pensando los próximos pasos, lo que hay que preparar para entonces”.

Por la tarde Lacunza visitó a Georgieva, la economista que remplazó a Christine Lagarde, a instancias del pedido del ministro que está en esta capital junto con su equipo para negociar el futuro del préstamo stand by de 57.000 millones de dólares, el mayor en la historia del organismo, y destrabar un desembolso de 5.400 millones que viene demorado tras las elecciones primarias.

Georgieva fue votada este miércoles por la mañana por el Directorio Ejecutivo del Fondo y asumirá formalmente su cargo el 1 de octubre. Al mediodía pronunció un breve discurso en la sede de la institución y dijo que su inmediata prioridad era “ayudar a los países a minimizar el riesgo de crisis”.


Mirá tambiénEl FMI dice que el programa financiero con la Argentina “deberá esperar”
Una de sus primeras reuniones fue por la tarde con Lacunza, que pidió especialmente el encuentro con esta funcionaria, que deberá pilotear el complicado caso argentino. Fuentes de Hacienda calificaron el encuentro como “protocolar”, pero no hay dudas de que los argentinos deben aceitar ahora este vínculo que el presidente Mauricio Macri tenía bien consolidado con Lagarde.

Lacunza y su equipo venían de una reunión el martes en Nueva York con David Lipton, director interino hasta que asuma Georgieva, en la que participó también Macri. El presidente le había dicho al funcionario que Argentina cumplió todas las metas acordadas con el Fondo y que por eso debían concretar el giro de 5.400 millones que quedó en el limbo tras el resultado de las primarias, que dieron como ganador a Alberto Fernández.

En ese encuentro en Nueva York acordaron que el 14 de octubre la Argentina enviaría una nueva misión técnica a Buenos Aires para seguir negociando. Esta fecha, en definitiva, tira de facto hacia adelante la decisión sobre el desembolso. En una entrevista con Bloomberg Radio, el propio Lipton lo admitió: El FMI “trabajará para una eventual reanudación de una relación, algún tipo de relación financiera con ellos, que puede tener que esperar un tiempo”. “La situación de Argentina en este momento es extremadamente compleja”, agregó.


Pero el equipo de Lacunza sigue trabajando en Washington. Hubo una reunión de perfil técnico por la mañana y un almuerzo del ministro con Roberto Cardarelli (el jefe de la misión que revisa los números de Argentina), Alejandro Werner (director del Hemisferio Occidental) y su vice, Nigel Chuck. Otros argentinos presentes fueron el secretario de Hacienda Sebastián Katz y el de Finanzas, Santiago Bausili.

“Se habló en profundidad de los números fiscales y financieros, se presentó el recorrido fiscal del año, la proyección para el tercer trimestre”, dijeron fuentes de Hacienda. Resaltaron que en el tercer trimestre y a nivel anual la Argentina iba a “sobre cumplir con la meta pautada”, un equilibrio fiscal de 0% del producto, con un margen del 0,5% del PBI para infraestructura y gasto social.

Las fuentes admitieron que es posible que se dilate la decisión del Fondo sobre el giro de 5.400 millones, debido a la incertidumbre electoral. Pero, advirtieron, “si se posterga la definición no hay problemas. No hace falta un desembolso inminente. No significa nada si no llega”.

Respecto al diálogo con Alberto Fernández sobre el futuro del préstamo con el FMI y la crisis de la deuda, desde Hacienda resaltaron que “hay un gobierno en ejercicio y un proceso electoral, hay un oficialismo y una oposición. No hay un cogobierno”. Y señalaron que “hay diálogo entre oficialismo y oposición, pero la negociación o la relación institucional de la Argentina con el Fondo es con el Gobierno”.

Además, señalaron que el país tiene que recuperar el crédito del mercado y “eso lo tiene que recuperar el país, no el oficialismo o la oposición. Y para eso necesitamos conversar con los acreedores y con el Fondo”. (Por Paula Lugones para Clarín)

ADNbaires