El Mercosur firmó un histórico acuerdo con la Unión Europea.

 Ahora se abre una nueva negociación.

270
Compartir

Delegaciones de ambos bloques venían negociando hace una semana en Bruselas.

Tras casi 19 años de negociaciones y más de 30 rondas negociadoras, finalmente este viernes el Mercosur y la Unión Europea lograron un acuerdo político para un tratado de libre comercio. Luego deberán empezar a negociarse las cuestiones arancelarias para saber qué implicancia real tendrá el pacto en las economías de los dos bloques.

“Mercosur – UE es mucho más que un acuerdo comercial: es un avance estratégico en el posicionamiento argentino en la escena internacional que refuerza la agenda comercial de nuestro país y nuestro bloque. Se trata de un verdadero hito para nuestra política exterior y para la inserción internacional de la Argentina porque el crecimiento y desarrollo inclusivo no se pueden lograr en soledad sino con más y mejor comercio internacional basado en reglas”, celebró el ministro de Relación Exteriores, Jorge Faurie.

Dante Sica, en tanto, resaltó que “el acuerdo UE-Mercosur es un paso fundamental de nuestra política de inserción inteligente en el escenario internacional. Antes, la Argentina estaba cerrada al mundo; en 2015 éramos la tercera economía detrás de Nigeria y Sudán, y teníamos acuerdos comerciales con tan solo el 10% del PBI mundial”.

Dante Sica 
✔@dante_sica
 
 
Hoy dimos un paso histórico en nuestro proceso de inserción inteligente al mundo: cerramos el Acuerdo Comercial #MercosurUE, uno de los más grandes a nivel internacional y un hito para el desarrollo productivo de nuestro país

 
1.179
14:02 – 28 jun. 2019
 
688 personas están hablando de esto
 
Información y privacidad de Twitter Ads

“Con este acuerdo, alcanzaremos el 30% del PBI mundial, lo que significa que nuestras PyMEs podrán llegar a un mercado de 500 millones de personas. En lo inmediato, este acuerdo con la UE es clave porque genera calidad institucional, reglas claras, transparencia y previsibilidad lo que es fundamental para la llegada de inversiones”, agregó.

El secretario de gobierno de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, recalcó: “Es un acuerdo histórico que ubica al Mercosur en un lugar clave del mundo como proveedor de alimentos. Nuestra región es una de las principales productoras del mundo, y tenemos calidad y cantidad para el intercambio con los europeos. En particular, para la Argentina, es una gran oportunidad para darle previsibilidad a nuestras economías regionales que verán incrementar sus envíos al exterior, y redundará sin dudas, en más trabajo, inversiones, y arraigo en los lugares donde producimos.”

“Este acuerdo abre toda una nueva etapa para la inserción económico-comercial de la Argentina, con potencial para ser un pilar clave de la transformación productiva nacional que garantice crecimiento y desarrollo sostenido a largo plazo; es parte fundamental del cambio estructural que está transitando nuestro país”, sostuvo el jefe negociador de la Argentina y secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Horacio Reyser.

El pacto llega luego de una semana de intensas negociaciones en Bruselas. Técnicos de ambos bloques están reunidos desde el viernes pasado y a ellos se sumaron el miércoles los cancilleres del Mercosur y los comisarios europeos responsables.

El canciller Jorge Faurie junto a su par brasileño Ernesto Henrique Fraga Araújo, en medio de las negociaciones, esta semana.
El presidente de Francia, Emmanuel Macron, había sido uno de los que más había resistido el acuerdo.

El apuro por el cierre del acuerdo técnico se dio para lograr que el presidente Mauricio Macri y el presidente de la Comisión Europea Jean-Claude Juncker puedan hacer el anuncio el sábado en la cumbre del G20 en Osaka (Japón).

La diplomacia europea sabe desde hace meses que está ante una ventana de oportunidad que no tuvo en años: la Comisión Europea acaba su mandato en octubre, justo tras las elecciones presidenciales argentinas.

Anna Cecilia Malmström, comisaria de Comercio, Jyrki Katainen, vicepresidente de la Comisión Europea y Phil Hogan, encargado del área de Agricultura de la Comisión Europea, en las negociaciones con el Mercosur por un acuerdo comercial.
Los detalles que quedaban por cerrar eran pocos pero los de siempre, con el nivel de acceso a Europa de la carne vacuna del Mercosur y a Mercosur de los autos europeos como principales barreras. Los europeos querían más concesiones por parte de los países de Mercosur en cuanto a indicaciones geográficas protegidas.

Según detalló el Gobierno, entre los principales ejes del acuerdo se destacan los siguientes logros para el Mercosur:

– Mayor calidad institucional: Establece un vínculo político, cultural y económico estratégico y permanente con la UE, con entorno económico, normativo e institucional moderno; presenta una normativa transparente y consensuada que reduce la discrecionalidad en la aplicación de las políticas económicas.

– Mejora la competitividad de la economía argentina: dinamiza las condiciones de acceso a bienes, servicios e inversiones, al reducir y eliminar restricciones. A su vez, simplifica procedimientos de operatoria comercial, facilita el acceso a tecnología, insumos y bienes intermedios que son necesarios para producir bienes con valor agregado.

– Favorece la integración regional: Consolida el Mercosur a partir de reafirmar el proceso de integración y los compromisos asumidos en materia de circulación, armonización normativa y simplificación de procedimientos, entre otros.

– Beneficios para PyMES: Contempla beneficios específicos para las PyMEs a partir de programas que facilitan su integración en cadenas de globales de valor, asistencia técnica, participación en compras gubernamentales, asistencia financiera, entre otros.

– Promueve la atracción de inversiones: Facilita el incremento de la inversión extranjera al otorgar certidumbre y estabilidad de las reglas de juego. Otros países o bloques que firmaron acuerdos con la UE incrementaron significativamente la captación de IED.

– Contempla los diferentes niveles de desarrollo y el estadio en el proceso de integración: El acuerdo se implementará en forma gradual en tiempos que garantizan un proceso de adecuación de la economía argentina a la competencia internacional. Para los países del Mercosur los plazos de desgravación arancelaria se extenderán, en promedio, en períodos de 10 y hasta 15 años, mientras que la UE aceptó plazos de desgravación con el Mercosur de forma inmediata, situación sin precedentes en otras negociaciones del bloque europeo. (Foto: El canciller Jorge Faurie formó parte de las negociaciones desde el miércoles. Foto archivo Maxi Failla)

ADNbaires