El peronista Omar Perotti ganó Santa Fe y será el nuevo gobernador.

Pablo Javkin retuvo la ciudad de Rosario para el socialismo.

116
Compartir

El Frente Juntos se quedó con el triunfo en la provincia luego de doce años. Cambiemos salió tercero y perdió la intendencia capitalina en manos del socialismo.

“Cuando se abran las urnas, se va a escuchar muy fuerte el grito de una Santa Fe por paz y trabajo y con un límite muy fuerte a la inseguridad”, dijo Omar Perotti, candidato a gobernador del Frente Juntos, luego de votar en Rafaela, su ciudad. Entrada la medianoche, su percepción se confirmó: Santa Fe tiene nuevo gobernador. El justicialismo vuelve a ser gobierno luego de 12 años de gobiernos del Frente Progresista. Perotti venció al candidato socialista Antonio Bonfatti por cuatro puntos de diferencia (40 a 36 por ciento). Tercero, lejos, quedó el candidato de Mauricio Macri: José Corral apenas llegó a 18 puntos.

A las 21, desde Rafaela, Roberto Mirabella, jefe de la campaña electoral de Perotti, su hombre de confianza, aceptó una ronda de prensa. “Los datos de nuestras mesas testigos son irreversibles. Hemos ganado la provincia”, dijo en tono firme. Recién entonces, el escrutinio provisorio le otorgaba a Perotti el 40 por ciento contra el 37 por ciento de Bonfatti. El hombre de Perotti prosiguió: “Hay una vocación de transformación en la provincia, hemos ganado en Rosario, Santa Fe, Rafaela y Villa Gobernador Gálvez”. La enumeración no fue caprichosa. Son las ciudades con mayor cantidad de electores de la provincia.

“Comienza un nuevo ciclo en Santa Fe”, dijo Mirabella, quien en diciembre se mudará a la ciudad de Buenos Aires. Reemplazará a Perotti como senador nacional por Santa Fe.

–¿Cómo está Perotti?

–Está tranquilo, esperando el resultado final, ustedes saben que es un tipo prudente –respondió su vocero.

¿Quién es Perotti? Contador recibido en la Universidad Nacional de Litoral, llegó a la intendencia de Rafaela en 1991. Fue el primer peronista electo en Rafaela con el apoyo de Carlos Reutemann. En el 95 acompaña a Héctor “Tigre” Cavallero, un ex socialista, como candidato a vicegobernador. Compiten contra la lista de Jorge Obeid. El ganador se conoció 45 días después. Ganó Obeid en medio de un escándalo y denuncias de fraude. El electo gobernador lo convoca para integrarlo al gabinete. Obeid le ofrece la presidencia del Banco Provincial. Un par de años después lleva adelante la privatización de la banca estatal. Deja el gobierno y asume como senador provincial, cargo al que renuncia para trasladarse a Washington, donde ocupa un lugar en el BID. Hace cuatro años salió tercero como candidato a gobernador, detrás de Miguel Lifschitz y el cómico Miguel del Sel. Tiene revancha poco después: es el más votado como senador nacional por Santa Fe.

A principios de año se suma a la ola de la unidad partidaria que pregona Cristina Fernández de Kirchner y enfrenta en las PASO a María Eugenia Bielsa, quien fuerza la interna. Le gana y se transforma, a los 60 años, otra vez en candidato a gobernador del peronismo.

Su discurso de campaña electoral está atravesado por una consigna curiosa: “paz y orden”, agita el fantasma de la ciudad narco, promete ser “el jefe” de la policía, promueve empleo, desarrollo industrial y tecnológico, boleto educativo gratuito para estudiantes y docentes. “Santa Fe es un gigante dormido”, exclama en los actos de campaña.

21.30. Bonfatti sube al escenario del salón donde instaló su comité de campaña en Rosario. Se lo ve sereno. Es el momento de reconocer la derrota. “Somos respetuosos de la voluntad popular, felicitamos a nuestros adversarios y nos ponemos a disposición para seguir trabajando por Santa Fe”. Agradece a la militancia que puso “corazón y pulmón”. “La vida continúa”, dice, a modo de despedida.

La cámara de televisión enfoca ahora a Corral, el derrotado candidato de Cambiemos. “En la vida no se pierde: se gana o se aprende; nosotros aprendimos. No nos alcanzó para ganar pero sí nos alcanza para representar en un futuro ese cambio”.

Con el 99 por ciento de las mesas escrutadas, un 72 por ciento de participación del electorado y 72 mil votos en blanco, Perotti obtuvo el 40,51 por ciento de los votos (736.447), Bonfatti 36,33 por ciento (660.708) y Corral 18,95 por ciento (344.572).

Alberto Fernández, el candidato presidencial del peronismo, hizo llegar sus felicitaciones por “este triunfo histórico”. “El pueblo santafesino eligió mirar para adelante. Sigamos construyendo juntos la esperanza en toda la Argentina”, escribió en su cuenta en twitter.

Con los resultados finales, Perotti junto a la rosarina Alejandra Rodenas, vicegobernadora electa, eligió su ciudad para celebrar la victoria. “Sueño con una provincia integrada, sueño con ponerla en marcha de manera definitiva, ponerla de pie, segura, con trabajo y en paz, con un Estado con todo el poder para enfrentar la desigualdad”, remarcó.

“Lo que queremos es que la gente sea parte de este cambio, hemos dado vuelta la página en la provincia”, señaló el gobernador electo. (Por Horacio Vargas para Página 12)

JAVKIN EN ROSARIO

Pablo Javkin se convirtió ayer en el intendente electo de Rosario. De origen radical y con paso por las filas del partido de Elisa Carrió, Javkin retuvo para el socialismo la segunda ciudad del país con una ajustada victoria sobre el candidato del peronismo, Roberto Sukerman.

Poco antes de la medianoche, Sukerman terminó con los cruces que habían tenido durante todo el día desde ambos sectores por el estrecho margen de diferencia: “Finalizado el escrutinio provisorio, quiero felicitar a @pablojavkin como intendente electo de la ciudad de #Rosario”, escribió en su cuenta de Twitter y agradeció a “los más de 170 mil rosarinos y rosarinas que nos acompañaron con su voto y con su afecto en cada barrio, en cada calle”.

Javkin con Bonfati

Javkin obtuvo ocho mil votos más que Sukerman y gobernará la ciudad en la que nunca ganó el PJ desde 1983. Javkin es de origen radical y en abril pasado le ganó la interna a la postulante del socialismo, Verónica Irizar. Eso determinó que por primera vez un socialista (al frente del Palacio de los Leones desde 1989) sino un radical gobernará la ciudad más poblada de la provincia.

“Es una gran noche para Rosario”, definió Javkin y habló en su primera aparición al cierre del escrutinio de “un punto y medio, dos” de diferencia sobre el peronismo.

Desde el PJ salieron desde un primer momento a cuestionar en duros términos al candidato del oficialismo. Eduardo Toniolli, primer candidato a concejal del peronismo, sostuvo que las mesas testigo le dan un “claro triunfo” a Sukerman. Señaló que la “carga de datos empezó por el centro de Rosario” y que el candidato del peronismo “está ratificando una enorme elección en los barrios”.

Sukerman señaló que están “uno o dos puntos arriba” y que esperarían por el resultado final. Algo que sucedió antes de las 12 de la noche. Pese a todo, Sukerman, que reconoció el triunfo de Javkin, logró una importante elección y sus votos fueron clave para el triunfo en la provincia de Omar Perotti.

En tanto, el socialismo sufrió otra dura derrota: la actual intendenta Mónica Fein perdió como candidata a senadora departamental ante el periodista Marcelo Lewandowski, del PJ.

Como pasó en toda la provincia, la elección en Santa Fe terminó en pesadilla para Cambiemos. El concejal del PRO Roy López Molina peleaba por el tercer puesto con el candidato de Ciudad Futura, Juan Monteverde. En las elecciones legislativas de 2017, López Molina consiguió un triunfo aplastante y fue el más votado en Rosario. (Fuente Perfil.com)

ADNbaires