El Presidente prometió un megaplan de obra pública

La promesa se la hizo a los gobernadores en medio de la celebración del natalicio del Gral. José de San Martín realizado en Yapeyú, y dijo que se cumplirá en este presente año electoral.

26
Compartir

“Estoy acá para resolver los problemas que los argentinos del norte tienen y que por décadas no se les prestó atención”, dijo el presidente Alberto Fernández, mientras su selecto auditorio aplaudía, satisfecho.

En su retorno al país, luego de su visita de tres días a México, con la ciudad natal del general San Martín como imponente marco, el Presidente les prometió a los diez gobernadores del denominado Norte Grande un fuerte flujo de fondos en obras públicas, vitales durante el decisivo calendario electoral que se avecina.

“Es bueno juntarse con amigos pero mejor será avanzar a resolverles los problemas”, les dijo el Presidente a los gobernadores en el almuerzo que siguió al acto oficial de aniversario del nacimiento del general San Martin, en la ciudad correntina de Yapeyú. De inmediato, y según fuentes oficiales, Fernández prometió un “plan de obra pública especial para el Norte” que diseñará junto a los ministros Eduardo de Pedro (Interior) y Gabriel Katopodis (Obras Públicas) y que estaría listo para discutirse el próximo 19 de marzo en Catamarca, fecha y sede del nuevo encuentro con los mandatarios provinciales, nucleados desde fines del año pasado y presididos en esta primera etapa por el chaqueño Jorge Capitanich.

Alberto Fernández: “A pesar del esfuerzo que el Gobierno hace por conseguir vacunas nos enredan en discusiones que no son importantes”

Locuaz aunque visiblemente cansado luego del viaje directo desde México, el Presidente también invitó a los gobernadores a participar “por primera vez y de manera directa” en la licitación de la hidrovía Paraná-Paraguay, cuya concesión vence en las próximas semanas y es motivo de una dura puja entre empresas de potencias internacionales.

La obra pública es, cuentan dentro y fuera de la Casa Rosada, una de las principales apuestas del Gobierno mirando a las elecciones. El propio Katopodis tendrá un fabuloso presupuesto de $120.000 millones para distribuir este año entre los distintos distritos.

Para Fernández, prometer obras y apoyo en un ambiente amable fue también fue un “descanso” luego de días debiendo responder sobre el escándalo del denominado vacunatorio vip, que se llevó consigo al ya ministro de Salud, Ginés González García.

“Todo se puede cumplimentar rápidamente. Simplemente hay que sentarse, hacer cuentas y resolverlo”, dijo el Presidente a medios locales luego de la reunión cuando le preguntaron por los proyectos. Recordó que es “hijo de un riojano” y aseguró que vio “el deterioro del Norte mientras el centro del país se iba enriqueciendo”, un concepto que también había esbozado durante su discurso, que escuchaban también el anfitrión radical, Gustavo Valdés, y sus pares Raúl Jalil (Catamarca); Oscar Herrera Ahuad (Misiones), Gildo Insfrán (Formosa); Gerardo Morales (Jujuy); Ricardo Quintela (La Rioja); Gerardo Zamora (Santiago del Estero); Juan Manzur (Tucumán), más el vicegobernador Antonio Marocco (Salta).

Tal vez convencidos de que no era la oportunidad de sumar reclamos, los gobernadores dejaron esta vez de lado el reclamo por la suspensión de las PASO, esbozado a principios de mes por los mismos protagonistas en su encuentro con De Pedro, en Casa Rosada. “No se habló una palabra de las PASO”, coincidieron ante La Nación un vocero del Presidente y un gobernador que participó de la reunión. Tampoco se habló, aseguraron fuentes oficiales, del “vacunatorio”, que Fernández sobrevoló en su discurso y el Gobierno niega y atribuye a “diez o doce personas que fueron invitadas por Ginés” a vacunarse.

“Alberto les contó el cronograma de vacunas que van a llegar en las próximas semanas”, comentaron cerca del Presidente, quien durante el viaje hacia Misiones (primera escala del viaje) cumplió con el hisopado de coronavirus, al igual que su pareja Fabiola Yañez, el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello y el vocero Juan Pablo Biondi. El ministro De Pedro, encargado junto al jefe de gabinete Santiago Cafiero del plan de desarrollo federal centrado en la obra pública, se sumó al acto y la reunión posterior, de la que los mandatarios provinciales se fueron conformes. “Antes los gobernadores negociaban la suya con el presidente de turno. Esto es una salida estructural y organizada para avanzar en cosas concretas”, se entusiasmaron cerca del Presidente, y enfatizaron la presencia de dos provincias gobernadas por el radicalismo y una-Salta-por un aliado no kirchnerista como Gustavo Sáenz.

“Celebro este homenaje federal”, dijo Valdés durante el acto de homenaje a San Martín, y Fernández le devolvió gentilezas, cuando definió al mandatario radical (que este año irá por su reelección) como “un muy buen gobernador que entendió lo que le pasa a la Argentina y me ha acompañado todo este tiempo”, aclaró, antes de emprender su regreso a Buenos Aires. (Imagen: El Presidente, durante su discurso en Yapeyú)

ADNbaires