Carrió habló del caso D’Alessio y, de paso, destrozó a Monzó.

“Lo único que falta es que Cristina Kirchner esté libre y yo presa”, dijo la diputada chaqueña en la mesa de Mirtha Legrand.

341
Compartir

Dijo que si la cita el juez Ramos Padilla se presentará ante la Justicia. Además, lapidó a Emilio Monzó, titular de Diputados, por su rol en Cambiemos. 

Explosiva, como siempre, Elisa Carrió acaparó toda la atención en la mesa de Mirtha Legrand en la noche del sábado con durísimas declaraciones, acusaciones contra propios y ajenos y un disparatado cruce con Fátima Flores mientras la actriz imitaba a Cristina Kirchner.

Además, se refirió a una posible citación en la causa del falso abogado D’Alessio: “Si me cita el juez Ramos Padilla voy a asistir. Lo único que falta es que CFK esté libre y yo presa”.

La diputada nacional y líder de la Coalición Cívica ARI, dijo que en las próximas elecciones “se juega la historia entre la república o la vuelta a un régimen” como el que encabeza Nicolás Maduro en Venezuela, y denunció que en 2015, “el kirchnerismo quiso quemar urnas”.

“En las elecciones nos jugamos la historia. Tenemos que tener república. Si gana la fórmula Alberto Fernández y Cristina Kirchner podemos volver a un régimen como el de Maduro”, lanzó Lilita.

Carrió no esquivó ningún tema y se refirió a la crisis económica que atraviesa el país. “La gente debe entender que si se robaron tres generaciones, hay una que se la tiene que bancar”, sostuvo.

“Es la primera vez que un presidente no peronista termina un mandato. Tuvimos una salida de un régimen autoritario y demagógico mediante elecciones libres y vamos a lograr que un presidente no PJ termine su mandato. Y lo estamos haciendo con mucho sacrificio”, expresó.

Sobre el caso D’Alessio, dijo: “Si me cita el juez Ramos Padilla voy a asistir. Lo único que falta es que CFK esté libre y yo presa! De ser así renuncio a todo privilegio menos al aire acondicionado, si voy presa, porque muero de calor”.

“Parece que D’Alesio no es tan delirante, estuvo en Enarsa durante el kirchnerismo y también cerca de Echegaray”, aclaró.

La cofundadora de Cambiemos aseguró además que en las elecciones del 2015 el kirchnerismo intentó hacer fraude y que esos comicios fueron salvados por la jueza federal María Servini.

“El kirchnerismo quiso quemar urnas y la jueza Servini logró que se trasladaran al Regimiento de Patricios. Por eso (María Eugenia) Vidal ganó por 10 puntos en la provincia de Buenos Aires y (Daniel) Scioli debió reconocer la derrota”, reveló.

Carrió aseguró además que el presidente Mauricio Macri quiere “romper con las corporaciones y estuvo dispuesto a entregar a su familia para luchar contra la corrupción”,

Lilita le pegó a Emilio Monzó, presidente de la Cámara de Diputados, cuya continuidad en el Gobierno está en duda y sobre quien muchos especulan podría irse anticipadamente de su cargo. Según Carrió, el bonaerense buscó “vaciar de contenido a Cambiemos”.

“A mí me vino a ver Julián Domínguez, que es amigo del Papa, y me preguntó si yo iba a romper con Macri, y me dijo que lo mandó Monzó. Ese hombre me trató muy mal. Como presidente de la Cámara me negó la palabra, eso no me lo hizo nadie”, acusó.

Carrió volvió a criticar al ministro de Justicia, Germán Garavano, al afirmar que “es un imbécil y falto de inteligencia”.

Por último, consideró que la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner convirtió “en víctimas a los argentinos”, y aseguró que “reza” por la exmandataria y por su hija, Florencia Kichner “porque los hijos no deben ser cómo los padres”. (Foto: Carrió en el programa de Mirtha Legrand)

ADNbaires