En CABA también se votará con las presidenciales.

Así lo habría decidido ya el Jefe de Gobierno.

302
Compartir

Lo aseguraron a Clarín altas fuentes gubernamentales. Es la primera vez que se votarán ambos cargos en una misma jornada en el distrito porteño.

El 27 de octubre los porteños elegirán presidente y también jefe de Gobierno. La elección porteña se celebrará el mismo día que la nacional. Lo confirmaron a Clarín altas fuentes del Gobierno porteño.

La decisión ya estaba tomada desde hacía tiempo, pero Horacio Rodríguez Larreta terminó por anunciársela a su equipo durante la jornada del miércoles, un día después de que María Eugenia Vidal comunicara públicamente que no desdoblaría la elección bonaerense de la nacional. Ahora solo que el jefe de Gobierno firme el decreto correspondiente para fijar la fecha.

La precipitada comunicación de la gobernadora, que se esperaba para marzo, anticipó los tiempos en Cambiemos. Ahora solo resta la confirmación de los gobernadores radicales Alfredo Cornejo (Mendoza) y Gerardo Morales (Jujuy). Ambos se habían comprometido a subordinar las estrategias provinciales a las nacionales cuando visitaron a Mauricio Macri -junto a Larreta y su vice Diego Santilli- en La Angostura. Sin embargo, no todos piensan igual sobre qué beneficiará más al Presidente.

La estrategia de desdoblar la elección bonaerense que Vidal terminó por desechar era mucho más rupturista que la unificación en la Ciudad; sobre todo por el impacto político que podría haber desatado y por las fisuras internas que se abrieron en el oficialismo. “En nuestro caso no hay noticia, la novela era en la Provincia”, explicaron en la Ciudad.

En la reunión de Gabinete que el sucesor de Macri en la Ciudad encabezó por la mañana en la sede del Ejecutivo porteño, en Parque Patricios, se mencionó como un hecho que la fecha de votación sería la misma que la nacional. Si bien se especulaba con un anuncio más formal, fuentes gubernamentales confirmaron por la tarde a este diario la decisión. Descuentan que en las próximas horas será el jefe de Gobierno quien lo confirme en un contacto con medios.

La jugada pretende traccionar la mayor cantidad de votos posibles para el Presidente. En la Ciudad, la gestión del jefe de Gobierno tiene mayor aceptación que la del Presidente.

A Larreta, en cambio, le serviría para bloquear las aspiraciones de Martín Lousteau, quien pretende competir a nivel local dentro de Cambiemos.

El escenario de polarización en la Ciudad se mantiene. Según las encuestas que manejan en la Ciudad, un 44% votaría a Macri para que sea reelegido.

En rigor, la confirmación de Larreta representa un hecho más novedoso que la decisión de Vidal de unificar elecciones. Es que a diferencia de la Provincia, en la Ciudad por primera desde que se elige jefe de Gobierno en 1996, las elecciones locales serán el mismo día que las nacionales, algo que prohibía explícitamente el código electoral y que en Provincia es la norma. En el distrito más grande del país solo se había desdoblado forzosamente en 2003, cuando Eduardo Duhalde adelantó la fecha de la elección presidencial.

No obstante, la estrategia del Gobierno porteño no sorprendió a nadie. En octubre del año pasado la Legislatura había modificado el código electoral para que el jefe de Gobierno tuviera la potestad de unificar las fechas de los comicios; tanto de las PASO como de las nacionales. “Es lógica la unificación en la Ciudad, siendo parte de un proyecto nacional”, explicó Francisco Quintana, vicepresidente primero de ese cuerpo y principal espada de Marcos Peña en la Ciudad.

La novela del oficialismo porteño, en cambio, gira alrededor de quién será finalmente el compañero de fórmula de Larreta. El actual vice Santilli, que también suena para ocupar un lugar preponderante en Diputados, repetirá si Larreta se lo pide, pero quedaría fuera de carrera para presentarse en la Ciudad en 2023. Por ese motivo también suenan Graciela Ocaña, Carolina Stanley y Soledad Acuña. Esa definición, sin embargo, no llegará hasta marzo.

También resta por ver cómo jugará el radicalismo porteño que empuja la postulación de Lousteau y que lugar le reservarían en las listas de legisladores. Hace 15 días, Larreta se reunió con Elisa Carrió y juntos ratificaron el mismo engranaje que en 2017 conformó la boleta de Vamos Juntos: el PRO; Confianza Pública, de Graciela Ocaña; y la Coalición Cívica. (Por Guido Carelli Lynch para Clarín)

ADNbaires