Grieta en el oficialismo por la posición del Gobierno sobre Venezuela

126
Compartir

Mientras algunas voces del Frente de Todos cuestionaron la postura ante el informe sobre la situación en Venezuela, desde el régimen de Maduro también cargaron fuerte contra el presidente Alberto Fernández.

La decisión del Gobierno argentino de dar un voto de respaldo al informe presentado por la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, Michelle Bachelet, sobre la situación de los derechos humanos en Venezuela, generó una fuerte polémica no sólo puertas adentro del frente gobernante sino también en su relación con Venezuela.

Ayer, la Argentina planteó su postura en el marco de la reunión del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que se desarrolló en Ginebra, en una votación que contó con 22 votos favorables, 22 abstenciones y 3 votos en contra (Eritrea, Filipinas, y la propia Venezuela).

Más temprano, la Cancillería argentina había adelantado en un comunicado que el presidente Alberto Fernández “dio instrucciones sobre la posición a fijar por la representación argentina en Ginebra ante los proyectos de resolución, en relación con la situación en Venezuela que se tratarán en la reunión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU”. El Palacio San Martín anticipó que el Gobierno argentino iba a “valorar y apoyar con fuerza” el trabajo realizado por Bachelet y que insistiría en “condenar los bloqueos y las sanciones” que “agreden especialmente al pueblo venezolano”.

Esta postura generó el rechazo de voces del oficialismo encolumnadas en el kirchnerismo, tales los casos Luis D’Elía y Alicia Castro, quien decidió renunciar a ser embajadora en Rusia, cargo para el que había sido designada aunque todavía no había asumido, en abierta discrepancia con la política exterior del gobierno encabezado por Alberto Fernández.

Pero al crujir del Frente de Todos ante esta situación, hay que sumarle las críticas que desde el propio régimen venezolano le dedicaron al mandatario argentino y también al canciller Felipe Solá.

El responsable de la diplomacia de Venezuela, Jorge Arreaza, entre varios de los retuits que dio sobre el tema, hubo uno que indicaba que “lamentablemente la @CancilleriaARG votó junto con Bolsonaro y Piñera la condena a Venezuela en la ONU. Pasamos da la Doctrina Drago a la Doctrina @felipe_sola de alineamiento con EE.UU. Los problemas de Venezuela no se resuelven con bloqueos ni condenas. Muy grave y preocupante”.

Todavía más duro fue uno de los referentes comunicacionales del chavismo y constituyente del Partido Socialista Unido, Mario Silva, quien abiertamente acusó a Alberto Fernández de “engañar al pueblo argentino” y “a todo el mundo”.

En su programa a través de la TV estatal, Silva, quien suele marcar la línea comunicacional de la administración de Nicolás Maduro, se quejó porque “Fernández ha engañado a todo el pueblo argentino, engañó a Cristina, engañó a Néstor, engañó a todo el mundo”. “Va y se arrodilla nada más y nada menos que con quienes hicieron esa resolución en contra de Venezuela, que es el ´Cartel de Lima´, porque es un cartel, en donde están otros países, todos arrodillados ante el imperialismo norteamericano”, agregó Silva.

La situación de Venezuela suele ser un tema sensible para el kirchnerismo y quedó claro que la postura de Argentina ante la ONU no cayó bien puertas adentro del oficialismo y mucho menos en el régimen de Maduro.

ADNbaires