Horas decisivas para la conformación de alianzas electorales.

Ya casi sobre el cierre de las inscripciones, todavía hay muchas dudas y, quizá, algún misterior más por revelar.

103
Compartir

Las principales incógnitas están en la negociación de Massa con los K, en un eventual acuerdo entre Alternativa Federal y Lavagna y en qué hará Macri con el decreto anti colectoras“.

Se aceleró la cuenta regresiva para la primera fecha límite, la inscripción de las alianzas electorales. Serán dos jornadas intensas connegociaciones contra reloj y buena parte de la expectativa centrada en los movimientos de Sergio Massa, las conversaciones entre los campamentos de Juan Manuel Urtubey y Roberto Lavagna, y el suspenso por la decisión del Gobierno en torno a las colectoras, prohibidas hace dos meses por un decreto de Mauricio Macri.

La rosca política no frenará, al contrario: se acentuará durante los próximos diez días hasta el deadline del 22, con el cierre de las candidaturas, pero en la medianoche de este miércoles habrá una definición inicial de cómo quedará el escenario para la disputa electoral.

Durante este lunes no había referente, operador o apoderado que no estuviera entre reuniones, llamados, mensajes, acelerado por la cercanía del plazo. En mayor o menor medida, todos los espacios exploran y tejen acuerdos antes de la inscripción.

Qué pasará con las colectoras
Desde lo formal Cambiemos a nivel nacional estará integrado por el PRO, la UCR, la Coalición Cívica, FE, el MID y el Partido Demócrata Progresista -no se descarta la incorporación de algún otro-, aunque lahabilitación de las colectoras se mantenía como el principal dilema en cuanto a la estrategia del macrismo.

“Hasta ahora el decreto está vigente y ya casi no hay tiempo”, le asignaba este lunes mínimas chances un integrante de la mesa política, sin descartarlo por completo.

El Presidente dispuso en abril que las distintas secciones de la boleta tendrán que corresponder al mismo frente y prohibió que una lista provincial pudiera adherir a más de una candidatura nacional.

Fue a pedido de María Eugenia Vidal, para cerrar un eventual acuerdo entre el kirchnerismo y el massismo en la provincia de Buenos Aires. Luego, la propia gobernadora exploró “colgarse” de otros postulantes a la presidencia.

​“No hay nada por ahora”, se mantiene fría la negociación con Massa según un hombre clave del macrismo. En el Gobierno ya ubican al ex jefe de Gabinete con la fórmula Alberto Fernández-Cristina Kirchner, aunque estiran el suspenso sobre las colectoras.

“Las están pidiendo los radicales también”, sumó un funcionario en referencia al reclamo público de Gerardo Morales, en una entrevista con Clarín.

El gobernador reelecto de Jujuy y Alfredo Cornejo -vencedor en las primarias de Mendoza- serán recibidos por Macri en las próximas horas.

La “ampliación” de Cambiemos, otra insistencia de la UCR, fue otra vez desestimada en la Casa Rosada: “¿Quién va a venir?”. La discusión por el armado de la fórmula y una eventual competencia contra Macri seguirá aun después del miércoles.

La negociación de Massa
A su regreso de Chubut, donde en el festejo de Mariano Arcioni llamó a construir una “enorme coalición” opositora al Gobierno e intercambió guiños con Alberto F. por C5N, Massa estiró las definiciones y dejó trascender que este martes tendrá una reunión con apoderados.

Desde el Frente Renovador aseguraron contar con tres partidos con personería nacional, aunque no dieron precisiones, en el caso que decidiera ir con el Frente Renovador. Lo decisivo será el “café” con el precandidato a presidente ungido por Cristina Kirchner, la negociación final que definirá en caso de acuerdo si competirá en las primarias o si irá en otro lugar en la boleta.

Otra vez: las conversaciones pueden seguir hasta el 22. E incluso Massa podría presentar su frente y luego decidir. Fue lo que hizo el macrismo en 2013: inscribió Unión-PRO y terminó colocando tres postulantes a diputados en la lista del FR.

En la sede de la calle Matheu, el kirchnerismo lo espera y prepara el armado de una coalición -el nombre dependerá del acuerdo con Massa- con eje en el PJ y otros partidos como Kolina, PI, Frente Grande, Cultura, Educación y Trabajo (de Hugo Moyano), Proyecto Sur (de Pino Solanas) y Unidad Popular (de Claudio Lozano), entre otros.

La tercera vía
Debilitados por las divisiones y entre la polarización, los espacios de la llamada tercera vía definen los detalles de las presentaciones entre losúltimos intentos de acercar posiciones.

Alternativa Federal tendrá cuatro partidos nacionales (Democracia Cristiana, Partido Federal, Partido Renovador Federal y Libres del Sur) y por el momento a Urtubey como único precandidato.

Operadores del mandatario salteño no descartan a Massa en el caso de que no prosperen sus negociaciones con el kirchnerismo y tampoco a Lavagna, pese a su firme rechazo a dirimir la postulación en las primarias de agosto. “Los que quieran, bienvenidos”, sostuvieron la invitación.

“Las negociaciones van a estar abiertas hasta último momento, pero en concreto no hay ninguna definición”, devolvieron cerca del ex ministro de Economía. Consenso 19 estará integrado por el Partido Socialista, GEN, Celeste y Blanco y Tercera Posición.

Margarita Stolbizer es una de las que busca convencerlo de competir en las PASO, por ahora sin éxito.

Los otros espacios
El FIT armó la fórmula con Nicolás Del Caño y Rominá Del Plá, en principio compuesto por el Partido Obrero, el PTS e Izquierda Socialista, e inició negociaciones para incorporar al MST y Nuevo Mas.

José Luis Espert prepara su precandidatura con el sello Despertar (Partido Nacionalista Constitucional-Unir), Juan José Gómez Centurión con NOS (Conservador Popular) y Alejandro Biondini con el Frente Patriota (Bandera Vecinal-Unite). (Por Martín Bravo para Clarín)

ADNbaires