La cuarentena se extiende hasta el 7 de junio.

161
Compartir

“El virus está en las calles y la cuarentena va a durar lo que tenga que durar”, dijo el Presidente.

El presidente Alberto Fernández anunció hoy, desde la residencia de Olivos, la extensión de la cuarentena por el nuevo coronavirus hasta el siete de junio. Volvió a mostrarse junto al gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

“Nosotros desde hace varios días propusimos un sistema de Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) con la idea de evitar el contagio y circulación del virus. Con esa idea que tanto repetí del doctor [Pedro] Cahn, que es que nosotros buscamos el virus”, dijo Fernández en el arranque de la conferencia, y agregó: “Hemos decidido hacer esta cuarentena en todo el país, que recién hace 15 días se comenzó a flexibilizar en algunas partes”.

El mandatario explicó. “Vamos a prorrogar hasta el 7 de junio el ASPO. Vamos a seguir trabajando juntos como hasta ahora. Todos los que tienen un permiso hasta hoy van a caducar y deberán reinscribirse y volver al punto de origen y solo podrán ingresar los trabajadores que presten servicios esenciales”.

Según Fernández, “los resultados son interesantes en todo el país”. ” En la Argentina de hoy, en un gran número de provincias, la actividad económica se ha recuperado en un 80%. Ayer, en 19 provincias no hubo casos de coronavirus y en 10 provincias no hay casos hace una semana. Eso se logró por la cuarentena y las restricciones del tránsito interjurisdiccional. En los últimos 15 días hemos visto que el virus entró en los barrios populares. La Provincias de Buenos Aires casi no ha conocido el coronavirus salvo ese puntito rojo alrededor de la ciudad de Buenos Aires”.

“Nosotros hemos invertido en salud. Hemos generado muchos centros de atención y todos fueron atendidos. Todo el que requirió atención sanitaria pudo ser atendido. La tasa de camas por coronavirus es del 5% y está muy lejos de ser ocupado. Mientras hicimos cuarentena, pudimos ir ordenando el sistema de salud”, detalló el mandatario.

El Presidente luego explicó parte de la estrategia que comenzó y seguirá los próximos días: “Tuvimos un conflicto muy grande de concentración de casos en barrios populares. Nos pusimos como tarea concentrar toda nuestra atención en esos barrios”.

El detalle de los casos confirmados en el país que mostró Fernández


El testeo en los barrios vulnerables
“Vamos a aumentar la cantidad de test para saber dónde está el virus. L os casos van a subir porque ahora hemos detectado donde está el virus. Ahora tenemos claro dónde está, pero no sabemos a cuántos a infectado”, detalló Fernández, y agregó: “Hemos detectado dónde está el virus, por eso nos es más fácil encontrarlo. Por eso, los testeos que hacemos son muchos y es donde estamos trabajando”.

El mandatario también dijo que “no debe preocuparnos” porque suben los casos y agregó que “eso es lo que iba a ocurrir” y pidió: “No tenemos que hacer es perder la calma”.

Ante la negativa de personas de barrios vulnerables de dejar sus casas, dijo: “Les pido a todos que dejen sus casas. Nosotros nos vamos a ocupar de custodiar sus casas si tienen que aislarse. Nosotros vamos a tranquilizar la salud de estas personas para que puedan volver el día después”.

El anuncio se hizo después de completar la ronda de consultas habituales: esta mañana, con los gobernadores, y ayer, con el Comité de Expertos, con quienes analizó los nuevos ejes de la etapa de aislamiento, que tendrá como prioridad la asistencia a los barrios populares y el reordenamiento del transporte público en la zona metropolitana de Buenos Aires.

La nueva prórroga se establece en momentos en que aumentan los diagnósticos en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense: otras 12 personas murieron y 704 resultaron contagiadas por el virus en las últimas 24 horas, lo que representa el mayor número desde el inicio de la pandemia en la Argentina.

En la reunión de ayer, los expertos recomendaron al Presidente que el Estado “intervenga” con todos los recursos posibles en los barrios vulnerables, y destacaron el programa “Detectar” que, según evaluaron, permitió pasar de la “vigilancia pasiva a la activa” en la detección de casos sospechosos y personas en riesgo.

En ese contexto, sugirieron la confección de un “protocolo específico” para los habitantes de los barrios populares.

El testeo en los barrios vulnerables
“Vamos a aumentar la cantidad de test para saber dónde está el virus. Los casos van a subir porque ahora hemos detectado donde está el virus. Ahora tenemos claro dónde está, pero no sabemos a cuántos ha infectado”, detalló Fernández, y agregó: “Hemos detectado dónde está el virus, por eso nos es más fácil encontrarlo. Por eso, los testeos que hacemos son muchos y es donde estamos trabajando”.

El mandatario también dijo que “no debe preocuparnos” porque suban los casos y agregó que “eso es lo que iba a ocurrir” y pidió: “No tenemos que hacer es perder la calma”.

Ante la negativa de personas de barrios vulnerables de dejar sus casas, dijo: “Les pido a todos que dejen sus casas. Nosotros nos vamos a ocupar de custodiarlas si tienen que aislarse. Nosotros vamos a tranquilizar la salud de estas personas para que puedan volver el día después”.

El anuncio se hizo luego de completar la ronda de consultas habituales: esta mañana, con los gobernadores, y ayer, con el Comité de Expertos, con quienes analizó los nuevos ejes de la etapa de aislamiento, que tendrá como prioridad la asistencia a los barrios populares y el reordenamiento del transporte público en la zona metropolitana de Buenos Aires.

La nueva prórroga se establece en momentos en que aumentan los diagnósticos en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense: otras 12 personas murieron y 704 resultaron contagiadas por el virus en las últimas 24 horas, lo que representa el mayor número desde el inicio de la pandemia en la Argentina.

En la reunión de ayer, los expertos recomendaron al Presidente que el Estado “intervenga” con todos los recursos posibles en los barrios vulnerables, y destacaron el programa “Detectar” que, según evaluaron, permitió pasar de la “vigilancia pasiva a la activa” en la detección de casos sospechosos y personas en riesgo.

En ese contexto, sugirieron la confección de un “protocolo específico” para los habitantes de los barrios populares.

Abordaje focalizado
“Ahora la idea que tenemos es abordar el problema allí donde está. Tenemos una concentración del conflicto muy clara en los barrios populares y los que trabajamos con Axel, Horacio, Capitanich y Schiaretti es concentrar toda nuestra atención y esfuerzo en esos barrios. Son barrios que viven en situaciones difíciles, mucha gente en muy poco espacio, que como todos nosotros, viven en familia en lugares muy reducidos, donde uno se contagia y contagia al resto con mucha facilidad. Cuando escuché el problema que había en la Villa 31 o Barrio Mujica, me ocupé de hablar con actores de ese lugar, vinieron distintos actores a explicarme lo que pasaba, Horacio hizo lo mismo que yo, cada uno tomó los datos y después cotejamos para ver cómo encarar el asunto. Ahora quiero hablarle a ese vecino que está preocupado porque ve que la infección golpea en la puerta de su casa. Yo quiero que esté tranquilo porque ahora vamos a trabajar básicamente para ellos y poner todo nuestro esfuerzo en ellos.

Vamos a aumentar la cantidad de tests para poder saber dónde está el virus. Los casos van a subir porque ahora hemos detectado dónde está el virus. Y no sabemos dentro del espacio geográfico a cuántos ha infectado. Lo que nos ha pasado es que hemos detectado dónde está el virus y por eso nos es más fácil encontrarlo porque están allí entonces los testeos que hacemos son muchos porque los estamos haciendo donde está el virus. Esto no debe alarmarnos, es parte de lo que esperábamos que ocurra. Sino ustedes tendrían que decir para qué pusieron tantas camas, compraron respiradores, hicieron hospitales. Porque esto iba a ocurrir., está ocurriendo. No tenemos que perder la calma. A los vecinos de esos barrios tengan la certeza que vamos a trabajar juntos para estar cerca de ustedes ayudándolos. Vamos a seguir con el monitoreo diario de la situación epidemiológica”.

Comedores
“En esos barrios mucha gente vive del alimento que dan los comedores y ya estamos trabajando para aumentar lo que necesiten en materia de alimentación todos esos lugares y para cuidar a los que cuidan a la gente. Esta fue una demanda de muchas organizaciones sociales: garantizar que las mujeres básicamente, que son las grandes hacedoras y debemos darles las gracias, cuidar la salud de las que cocinan para el barrio, protegerlas, porque son muy importantes. Vamos a hacer lo necesario para que puedan seguir haciendo y cuidando su salud al mismo tiempo”.

Barrio Mujica
“Teníamos un problema fundamentalmente en el barrio Mujica para ver cómo hacer los test porque para muchos era muy incordioso llevarlos a los hospitales porque hasta el día de hoy demora entre 8 y 10 horas tener los resultados. Ahora a partir del test que anunciamos el tiempo se va a acortar. Quisimos encontrar una solución que fue hacerlo en el mismo barrio. No fue una buena solución. Ya hemos arbitrado todo lo necesario para brindar más comodidad a la hora de hacer test en esos barrios. Yo lo que les pido es que acepten la recomendación médica. Yo sé que muchos de ellos les cuesta dejar su casa. Por eso entre la policía provincial, Policía de la Ciudad, Policía Federal y Gendarmería vamos a ocuparnos de custodiar muchos esos barrios para que los que tengan que dejar su casa, cuidar que no corra riesgo, que es uno de los mayores temores que tiene la gente. Tenemos que garantizar la salud y la tranquilidad y quiero que confíen, vamos a cuidar no solo en su salud sino también en el día después. Que puedan volver tranquilos y seguir viviendo tranquilos”.

Ayuda del Estado
“Toda esa gente necesita apoyo económico del Estado. No vamos a escatimar esfuerzos del Estado para seguir ayudando. El IFE, que está destinado a 9 millones de personas, ya fue cobrado por 6 millones de personas y estamos trabajando para que reciban un segundo IFE.

400.000 personas se anotaron para recibir préstamos para monotributistas y autónomos y 210.000 ya tienen acreditados esos montos en sus tarjetas. Debimos imprimir 53 mil tarjetas nuevas para que puedan destinarse esos montos.

El ATP alcanzó a 2.400.000 trabajadores que vieron el dinero depositado por el Estado en sus cuentas. El 93% de esas empresas tienen menos de 25 empleados y las empresas que accedieron a ese crédito no pueden distribuir utilidades, comprar acciones, realizar operaciones en el mercado de contado con liqui ni en paraísos fiscales; son compromisos que asumen para recibir la asistencia. El 60% de los que trabajan en empresas que recibieron este programa ganan un salario bruto menor a 50 mil pesos, con lo cual estamos muy contentos”.

Preservación del empleo y batalla contra el hambre
“Leí un trabajo hecho por una organización internacional sindical que decía que la Argentina era uno de los cinco países que en la pandemia más había preservado el empleo, nosotros eso lo vamos a seguir haciendo. Y vamos a seguir llevando nuestra asistencia con la AUH o la tarjeta Alimentar. Todo eso va a seguir todo lo que sea necesario.

Asumí el Gobierno proponiéndole a todos los argentinos emprender una batalla decidida contra el hambre y no voy a dejar que el hambre ocurra en la pandemia así que todos haremos el esfuerzo”.

ADNbaires