Larreta, con agenda de nuevas excepciones y un protocolo para volver a clase.

También se inició otra agenda: la de la pospandemia.

43
Compartir

Se reunieron a solas con el Presidente después de escuchar a un grupo de expertos que trabajan en medidas para aliviar el aislamiento de menores y adolescentes. Alberto Fernández anunciará hoy la extensión de la cuarentena.

A horas del anuncio que tiene previsto realizar a última hora de este jueves de extensión del aislamiento con especial foco en el Área Metropolitana, Alberto Fernández se reunió a solas en Olivos con Horacio Rodríguez Larreta para consensuar permisos de la nueva etapa de la cuarentena después de escuchar a un grupo de especialistas que trabaja en el impacto del confinamiento en los menores y adolescentes.

“La Ciudad presentó una serie de propuestas tendientes a atender las necesidades particulares de este sector de la población que incluyen desde habilitar los dos días del fin de semana para la salida recreativa de niños, niñas y adolescentes hasta comenzar a preparar el protocolo de reapertura de escuelas en conjunto con expertos, con el objetivo de brindar un horizonte de futuro para la vuelta a las clases presenciales”, explicaron voceros oficiales sobre el encuentro.

Mientras la reunión entraba en su etapa final, el Ministerio de Salud oficializó el informe de nuevos contagios de coronavirus del día con un nuevo récord: 949 casos. De ellos, 467 en la Ciudad, casi 100 más que el martes, y 442 en la Provincia, una cifra levemente inferior que la del martes.

El nuevo récord diario de contagios de COVID-19 se da en momentos en que el gobierno porteño busca el aval final de la Casa Rosada para anunciar una nueva apertura de comercios y la posibilidad de avanzara en la habilitación del ejercicio físico al aire libre durante la noche, dos iniciativas que no generan demasiada simpatía en la administración de Axel Kicillof, que este martes visitó al jefe de Gobierno en su oficina de la calle Uspallata, la primera reunión a solas entre ambos desde que estalló la crisis sanitaria.

La novedad, sin embargo, es que Rodríguez Larreta llegó a la quinta presidencial con Diego Santilli y Fernando Straface y un grupo de especialistas en pediatría de UNICEF y de la Fundación INECO, entre otros, con un menú de iniciativas vinculadas a la posibilidad de permitir salidas recreativas los dos días del fin de semana, la creación de “circuitos lúdicos y tecnológicos” y el armado de un protocolo para la reapertura de las escuelas para empezar a analizar “quiénes, cuándo y cómo podrían regresar presencialmente” a las aulas.

Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta, en Olivos (Presidencia)

Alberto Fernández y Rodríguez Larreta junto a funcionarios de ambos gobiernos y los especialistas (Presidencia)

La reunión en Olivos (Foto Presidencia)

De todos modos, desde el propio Gobierno porteño le bajaron la expectativa al tema educativo: es solo un primer acercamiento. La vuelta a clases en la capital es aún lejana.

Tanto desde la Ciudad como desde la Provincia se habían encargado en las últimas horas de acentuar que la decisión de por dónde pasará la nueva extensión del aislamiento será anunciada con consenso de la Casa Rosada y ambas administraciones. Hasta ahora, Fernández ofició como una especie de mediador entre las posturas de Kicillof y el jefe porteño.

En ese marco, Rodríguez Larreta llegó a última hora de la tarde a Olivos, después del encuentro que el Presidente encabezó con empresarios, para presentarle una serie de propuestas destinadas a que el encierro de los niños, niñas y adolescentes sea menos traumático.

Después de ese encuentro grupal con los expertos, el jefe de Estado y un puñado de sus colaboradores, Fernández y Rodríguez Larreta conversaron hasta pasadas las 20 junto a Santilli, los tres a solas.

“La reunión fue muy buena. Charlaron sobre la próxima etapa, mañana terminan de cerrar antes del anuncio”, resaltaron a este medio altas fuentes de la Ciudad sobre el cónclave.

Según pudo saber Infobae, el Presidente terminó de darle el aval político al jefe de Gobierno sobre las nuevas aperturas que planean anunciar mañana, una conferencia que volverá a mostrar a Fernández, Rodríguez Larreta y Kicillof, como en las dos anteriores presentaciones.

Será la apertura de nuevos comercios en zonas que no presenten aglomeraciones de vecinos, incluidos nuevos rubros, como indumentaria. Y el ejercicio al aire libre en horas de la noche, una medida destinada a paliar la fatiga social que, según las autoridades sanitarias, no debería afectar la evolución de la curva de contagios.

Alberto Fernández pidió, en esa línea, estrictos protocolos sanitarios.

Mañana, en tanto, antes del anuncio de la noche, el mandatario tiene en agenda conversar con los gobernadores por teleconferencia. Además del AMBA, que registra el foco de circulación del virus, preocupa por ejemplo la situación del Gran Resistencia, en Chaco. Por el contrario, el resto del país avanza en la fase de la “nueva normalidad”.
Neuquén, por ejemplo, que Fernández visitará en vísperas del fin de semana, se apresura en habilitar la apertura de restaurantes. (Foto de archivo)

AGENDA POSPANDEMIA

Entre empanadas y vino tino, casi al borde de la medianoche y en uno de los salones del Centro Cultural Kirchner, el Gabinete nacional a pleno sin la presencia del presidente Alberto Fernández analizó el estado de situación de la crisis de COVID-19, se empezó a definir la agenda post cuarentena y se barajaron ideas para dar con los lineamientos del presupuesto 2021.

El encuentro comenzó a las 21.30 de este miércoles y fue liderado por el jefe de Gabinete Santiago Cafiero mientras que Alberto Fernández preparaba los detalles del anuncio que dará este jueves para extender el nuevo régimen de aislamiento social con ciertas flexibilidades en el AMBA.

“Hablamos de la etapa que viene, de cómo salir de la crisis y de encarar proyectos después de la pandemia”, comentó a Infobae un destacado funcionario de la Casa Rosada. En este esquema se habló de fortalecer la idea de un “nuevo contrato social” que necesitará de un acuerdo con los gobernadores, los empresarios, los gremios y los movimientos sociales para salir de la crisis económica en que se encuentra el país profundizada aún más por los efectos de la pandemia.

En este contexto, la reunión convocada por el jefe de Gabinete en el CCK fue con todos los ministros a los que se sumó el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello; la vicejefa de Gabinete Cecilia Todesca y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz.

En la agenda abordada en el encuentro Cafiero hizo un repaso del estado de situación de la pandemia en la Argentina con números de contagios, avance de la estrategia de la cuarentena y los pasos a seguir desde el lunes que viene. Se estima que el Presidente llevará hasta el 21 de junio la nueva fase de cuarentena.

Desde esta óptica, el Gobierno quiere empezar a reactivar la obra pública, armar un esquema de creación de empleo para la economía popular y dar facilidades a las pymes. Se mencionó durante la reunión la necesidad de empezar a delinear el proyecto de presupuesto 2021 para emitir también un gesto positivo al FMI y a los bonistas en medio de las negociaciones por la deuda externa. Sucede que actualmente la Argentina se maneja con el presupuesto del 2019 ya que cuando Mauricio Macri dejó el poder no se elaboró un presupuesto nacional nuevo. Esto le permitió al jefe de Gabinete hacer uso de los decretos para reasignar partidas en medio de la pandemia.

Al parecer, la intención del Gobierno ahora es empezar a elaborar desde ahora un proyecto de presupuesto para el año que viene. Se trata de una apuesta arriesgada si se tiene en cuenta que aun no se cerraron las negociaciones por el pago de la deuda.
Además, en la reunión de gabinete de anoche se evaluó lo que será la etapa post cuarentena y salida de la crisis de COVID-19 que busca organizar el Gobierno. En la Casa Rosada insisten con la intención de Alberto Fernández de federalizar los proyectos, darle más protagonismo a los gobernadores y reactivar la obra pública como mecanismo generador de empleo.

Por otra parte, se habló del rol protagónico que tendrá en adelante el Ministerio de Desarrollo Social que lidera Daniel Arroyo para generar empleo genuino, ofrecer un programa de créditos a los pequeños productores y darle espacio a la economía popular. De hecho, se mencionó que se avanzará en lo inmediato en un Registro de trabajadores de la economía popular para incorporar a las organizaciones sociales en el proceso de producción para la etapa que se viene.

“La idea es avanzar en proyectos concretos de generación de empleo, la reconstrucción de la economía, el incentivo crediticio a las pymes y una reforma impositiva”, expresó a Infobae un ministro.

Algunos de estos temas seguirán en debate durante la jornada del jueves. A las 9, el presidente Alberto Fernández tiene pautada una reunión por videoconferencia con los gobernadores para unificar el discurso en la nueva fase de aislamiento y hablar de la etapa pos pandemia. Luego habrá un encuentro con infectólogos y por la noche será el anuncio oficial de la extensión de cuarentena en la quinta de Olivos.

Parte de todo esto dialogó hoy el jefe de Estado con Horacio Rodríguez Larreta, con los empresarios a los que le pidió un fuerte respaldo y los expertos en temas de epidemias. (Por Martín Dinatale para Infobae)

ADNbaires