El presidente Macri anunció medidas para aliviar la crisis.

Asimismo, pidió “disculpas” por su reacción post PASO, que fue criticada desde todos los sectores, incluso desde su propio gobierno // Habló con Alberto Fernández.

66
Compartir

Lo hizo con un mensaje grabado desde la Quinta de Olivos. Habrá un bono para todos los trabajadores, cambios en Ganancias y congelamiento de naftas, entro otras cosas.

Con un mensaje grabado, que duró 8 minutos y 5 segundos, y que tuvo un fuerte componente político, el presidente Mauricio Macrianunció este miércoles una serie de medidas económicas con las que busca llevar “alivio a 17 millones de personas”.

Además, pidió “perdón” por la conferencia de prensa que brindó el lunes luego del resultado de las elecciones primarias, y dijo que lo hizo bajo el efecto que le generó la derrota.

Entre otras cosas, el mandatario anunció que habrá un bono extra para los trabajadores privados  de 2 mil pesos y otro de 5 mil para los estatales. Además, se modificará el mínimo no imponible de Ganancias; habrá un congelamiento del precio de las naftas por 90 días, y una moratoria para Pymes.

En el inicio del mensaje, Macri se refirió a la dura conferencia de prensa del lunes, que fue muy criticada por toda la oposición. “Quiero pedirles disculpas por lo que dije en la conferencia del lunes. Dudé de hacerla porque todavía estaba muy afectado por los resultados de las elecciones del domingo, sin dormir”, expresó.

“Sobre el resultado de la elección quiero que sepan que los entendí, que respeto profundamente a los argentinos que votaron por otras alternativas; por los que votaron por nosotros en 2015 y ahora eligieron no acompañarnos. Que eso haya sucedido es pura y exclusiva responsabilidad mía y de mi equipo de gobierno”, añadió.

Además, sostuvo que “muchos argentinos, después de un año y medio muy duro, dijeron ‘no puedo más’. Sintieron que lo que les pedí fue muy difícil, como trepar el Aconcagua. Y hoy están cansados, enojados. Llegar a fin de mes se transformó en una cosa imposible para muchos”.

Macri también explicó que, al asumir en 2015, por su “formación de ingeniero”, priorizó “solucionar las cosas de fondo, hacer las bases sólidas sobre las que creo y veo que la Argentina se está poniendo de pie”. “Pero haciendo una autocrítica. soy conciente que el día a día terminó siendo una exigencia agotadora para muchos.

Las medidas
Después el mensaje político, Macri detalló las medidas económicas que se pondrán en marcha en los próximos días, y que, afirmó, llevará “alivio a 17 millones de personas”.

“Va a haber mejoras para todos, tanto informales como formales, estatales y privados, en relación de dependencia o cuentapropistas. Los empleados en relación de dependencia van a recibir hasta 2 mil pesos extra en su bolsillo en septiembre y octubre, porque vamos a hacernos cargo desde le Estado de los impuestos conocidos como aportes personales”, comenzó.

También, dijo que habrá una modificación en el impuesto a las Ganancias “para que reciban alrededor de dos mil pesos más por mes hasta fin de año”.

Asimismo, anunció que los empleados estatales y de las fuerzas de seguridad recibirán un bono de 5 mil pesos; que habrá dos pagos extra para la Asignación Universal por Hijo y un aumento en el salario mínimo, para lo que convocará, “hoy mismo”, al Consejo del Salario.

Las medidas también apuntan a las Pymes: “Queremos ayudarlas porque reconocemos su valor y sabemos las deudas que están teniendo”. Para eso, dijo que implementarán “un plan que les va a permitir pagar en 10 años las deudas impositivas”.

Además, anunció un incremento del 40% de la beca Progresar y un congelamiento en el precio de las naftas por 90 días.

Llamado a la oposición
Luego del anuncio del paquete económico, Macri afirmó que, ahora, su “tarea como Presidente” era “trabajar siempre para cuidar la gobernabilidad”, y aseguró que buscará dialogar con todos los candidatos de la oposición que participaron de las primarias.

“Siempre sostuve con absoluta convicción que el diálogo es el único camino, y lo voy a seguir haciendo. En estas ultimas 48 horas quedó claro que la incertidumbre política ha generado mucho daño y nos obliga a ser responsables. Hablé con algunos candidatos e insistiré con los que aún no he podido hablar. Estoy disponible las 24 horas para que hablemos, quiero reunirme con ellos, que transmitamos tranquilidad en este proceso electoral que ha comenzado”. afirmó.

Por último, y tras insistir que respetaba “profundamente la decisión de los argentinos” que no lo votaron el domingo, envió un mensaje más parecido a lo electoral.

“Entiendo su enojo, su cansancio, solo les pido que no pongamos en duda el trabajo que hicimos juntos porque es mucho y es demasiado lo que hay en juego. Amo este país, amo nuestro país, amo la Argentina. Y hoy les hablo desde ese amor, desde la convicción más profunda que siento, que sé que podemos hacerlo. Como presidente de los argentinos estoy acá para seguir dando pelea por ese futuro que todos nos merecemos. Por eso les digo, vamos argentinos, a no aflojar, que vamos a salir de esta como salimos muchas veces”, concluyó.

CONVERSRON CON ALBERTO FERNÁNDEZ

El Presidente le había pedido: “hablemos porque eso le hace muy bien al país”. El candidato peronista le respondió y luego hablaron “en buenos términos” por teléfono.

El candidato a presidente de la Nación por Frente Todos Alberto Fernández llega sus oficinas calle México al 300 – Foto Adami.

Tras los anuncios económicos realizados por el presidente de la Nación, Mauricio Macri le mandó un chat a Alberto Fernández y hablaron hoy por teléfono en una comunicación que, según las fuentes al tanto de la charla, ocurrió “en buenos términos”. “Fue un buen diálogo”, describió a Clarín un dirigente peronista.  “Recién tuvimos una buena y larga conversación telefónica con Alberto Fernández. Él se comprometió a colaborar en todo lo posible para que este proceso electoral, y la incertidumbre política que genera, afecte lo menos posible a la economía de los argentinos”, explicó el Presidente en su cuenta de Twitter poco después de las 15.

Este miércoles por la mañana, vía WhatsApp, el Presidente le pidió a Fernández: “hablemos porque eso le hace muy bien al país”. A pesar de que en principio dijo que no pretendía comunicarse con su rival electoral, luego Fernández aceptó el llamado de la Casa Rosada.

Macri comenzó su día ajustando los detalles del paquete de media docena de medidas económicas que anunció, mediante un mensaje grabado en la quinta presidencial de Olivos.

Tras eso, le envió un WhatsApp al candidato presidencial del Frente de Todos, donde le pidió un encuentro, algo que había relativizado por la mañana: “Hablé con algunos candidatos y voy a insistir con los que aún no pudimos hablar. Estoy disponible las 24 horas para que hablemos. Quiero reunirme con ellos, que transmitamos tranquilidad en este proceso electoral que ha comenzado”, señaló Macri en su discurso de anuncio de medidas.

El candidato opositor había arrancado su día yendo a dar clases a la Facultad de Derecho de la UBA. Al salir de la universidad pública, se encontró con el chat presidencial.

Al leerlo, Fernández rezongó ante la convocatoria: “Yo ni siquiera gané la primera vuelta, solo soy candidato tras las PASO”, le dijo a sus colaboradores ante la sorpresa. Y razonó: “Si Macri me llama a mí, es porque dice ‘solo no puedo’. Y yo, necesito que él gobierne”.

De todos modos, Fernández cree que “hay que ayudarlo a ser Presidente, Macri tiene que terminar su mandato”, dijo el postulante peronista, según reconstruyó Clarín entre su núcleo íntimo del búnker albertista de la calle México, en el bario de San Telmo.

Tras el intercambio de chats entre el Presidente de la Nación y el candidato peronista, en el búnker del Frente de Todos primaba la preocupación. Así lo definía Alberto F., tras finalizar el intercambio epistolar tecnológico con Macri: “El after day de la charla nos lleva a preguntar: ¿qué locura, para que le sirve esto?”. E insistió, preocupado: “Yo necesito que él gobierne y termine su mandato”, indicó preocupado el profesor de Derecho y candidato vencedor de las últimas PASO. (Por Pablo de León para Clarín)

ADNbaires