Más presión a la Corte Suprema: ahora del Presidente

“Se maneja con un nivel de discrecionalidad pasmoso”, dijo Alberto Fernández // ¿Y la división de poderes..y la democracia?.

23
Compartir

Poco después de la dura carta que escribió Cristina Kirchner con críticas a la Corte Suprema de Justicia, el presidente Alberto Fernández también apuntó contra el máximo tribunal al sostener que se maneja con “un nivel de discrecionalidad pasmoso que no puede tolerarse y debe ser corregido”.

“En la Corte, la apertura de recursos tiene un nivel de discrecionalidad pasmosa que no puede tolerarse y debe ser corregido”, lanzó el mandatario, y apuntó que “en los últimos 10 años la Corte Suprema solo uso en dos ocasiones el per saltum: por la ley de democratización de la Justicia y con el traslado de tres jueces”.

Insistió con las críticas al señalar que “la Corte ve gravedad institucional cuando se afecta en algo a la Justicia”.

En una extensa entrevista con FM La Patriada, el presidente consideró que “hay gravedad institucional cuando trasladan a tres jueces pero la sana discreción le dice que no intervenga cuando condenan a un ex vicepresidente de la República ─en referencia a Amado Boudou, al que no mencionó por su nombre─. Y no hablo de culpabilidad o inocencia. Digo que si había gravedad institucional con tres jueces, tu sana discreción debería decirte lo mismo”.

Alberto Fernández y Cristina Kirchner. Es la imagen que utilizó la vicepresidenta para acompañar la dura carta contra la Corte Suprema.
Para el presidente, “la Justicia es un problema que existe en la Argentina” pero advirtió que “lo que está en el congreso” como proyecto de reforma “es exclusivo de la Justicia Federal” y los problemas “van más allá”.

“El problema judicial es más agudo y empieza en la Corte Suprema”, sentenció Fernández, y contó que al recibir las recomendaciones del consejo consultivo de juristas que convocó queda claro que “todos plantean cambiar las cosas”.

Los cuestionamientos del presidente a la Corte se dan poco después de que su vice lanzara críticas todavía más duras al máximo tribunal en la que fue su segunda carta abierta del año.

Lo hizo al cumplirse un año de gobierno del Frente de Todos, pero puso el foco en la Corte: “A nadie debería extrañarle, no sólo que el Lawfare siga en su apogeo, sino que además, se proteja y garantice la impunidad a los funcionarios macristas que durante su gobierno no dejaron delito por cometer, saqueando y endeudando al país y persiguiendo, espiando y encarcelando a opositores políticos a su gobierno”, sostuvo Cristina.

Y sumó: “Tampoco deberíamos extrañarnos si esta Corte, que consintió alegremente el mayor endeudamiento del que se tenga memoria a escala planetaria con el FMI, empieza a dictar fallos de neto corte económico para condicionar o extorsionar a este gobierno… O lo que es peor aún: para hacerlo fracasar”.

Las críticas de la vicepresidenta a la Corte generaron mucho ruido político, con cuestionamientos de la oposición y también del mundo empresarial. El Foro de Convergencia Empresarial (FCE), que nuclea a las entidades de negocios más importantes del país, que definió a la Corte como “un pilar de la República”.

“El respeto a la ley y a la dignidad de la justicia y en particular a la de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y sus autoridades, es la base de la convivencia civilizada y un requisito indispensable para asegurar la institucionalidad que haga posible que Argentina retome el camino del desarrollo, de modo de generar empleos, ingresos y reducir la pobreza”, advirtieron en un comunicado.

A favor de la suspensión de las PASO
El presidente dijo que “sería bienvenido” que el Congreso apruebe el planteo impulsado por algunos gobernadores para suspender las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias de 2021.

“Es un planteo de los gobernadores más que nada está fundado en dos cuestiones. Quiero aclarar que había gobernadores de Cambiemos también que me lo pidieron, como el de Corrientes y el de Jujuy. Plantean que la pandemia no está superada y que cuánto menos movilicemos a la gente será mejor, pero que fundamentalmente podremos utilizar los recursos de las PASO a cubrir gastos que nos exige la pandemia como la compra de vacunas. Las PASO cuestan alrededor de 13 mil millones de pesos”, dijo Fernández.

Y sentenció: “Creo que sería bienvenido pero es una decisión que impulsan los gobernadores y que está en el Congreso. Me someteré a lo que el Congreso diga”.

El aborto y la media sanción en Diputados
El mandatario celebró la media sanción que tuvo en la cámara baja el proyecto de legalización del aborto que impulsa el Gobierno al sostener que es “un paso en favor de la salud pública y de ser una mejor sociedad”.

“Me parece que eso es un aprendizaje que ha tenido la sociedad toda. Hay como una lectura distinta del tema a la que hubo en 2018. No sé cómo terminará el tema en el Senado pero tengo la confianza de que un número mayoritario de senadores entienda la necesidad que estamos viviendo”, dijo con optimismo el presidente.

Y cerró: “El dato cierto es que más de 3 mil mujeres desde que volvió la democracia murieron por abortos clandestinos”.

ADNbaires