Mauricio Macri cerró la campaña del oficialismo porteño.

Arenga, emoción y el "Topo Gigio.

107
Compartir

Con un efusivo discurso, Mauricio Macri cerró hoy la campaña electoral del oficialismo en la Capital. Durante un acto en el club Ferro Carril Oeste, Macri pidió a sus votantes que salgan a convencer a los ciudadanos que están enojados con su gestión.

Lo acompañaron el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, y los principales candidatos en el distrito.

Desde un escenario al estilo 360°, el jefe del Estado hizo un repaso de las principales obras de la gestión del Pro en la Capital, como el Metrobus en la avenida 9 de Julio o el entubamiento del arroyo Maldonado. “¡No se inunda más, carajo!”, gritó.

“Hay que pensar en términos de mediano y largo plazo. No es irse de viaje y volver (y) que la Argentina esté toda arreglada”, dijo.

Por ese motivo, Macri les pidió a sus seguidores que salgan a convencer a sus amigos o compañeros de trabajo que están enojados con la administración de Cambiemos. “Vayan a convencer al que sigue enojado. Decile ‘perdón’ de parte mía también y que lleva más tiempo del que soñamos”, arengó.

Durante su discurso, el Presidente interactuó con los militantes. Y se permitió hacer el Topo Gigio cuando le gritaban el clásico “¡Sí, se puede!”. “A lo Riquelme”, sostuvo Macri, entre risas.

Macri dijo que le duele que haya argentinos “que la están pasando mal” por la crisis. “Quiero agradecerles de corazón por bancar y estar. Estamos bancando un mundo complicado que no regala nada. Estamos haciendo todo lo que tenemos que hacer”, aseveró.

“Este domingo 11 de agosto se define si vamos al futuro o si volvemos al pasado. Se define si seguimos batallando y peleando contra el narcotráfico, las mafias y la corrupción”, lanzó.

“Se define si todas las transformaciones que hemos hecho se transforman de verdad en la Argentina del futuro que todos queremos”, añadió.

Además de los principales referentes de Cambiemos, estuvieron el vicejefe de gobierno Diego Santilli, el candidato a senador nacional, el radical Martín Lousteau, y el postulante a diputado nacional porteño y presidente de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro.

“Sabemos que falta pero que tenemos que encontrar la energía y la convicción para encarar la segunda etapa”, señaló Macri. (Foto: Macri, durante el cierre de campaña de Juntos por el Cambio en la Ciudad Fuente: Reuters)

ACTO MULTITUDINARIO EN CABA

El Presidente cerró la campaña electoral con un acto en el club Ferro Carril Oeste, en el que aseguró: “Esto comenzó a gestarse hace 12 años en las calles porteñas, ahora vemos la transformación más importante que ha tenido la ciudad de Buenos Aires, sobre esto que vemos es que tenemos que proyectar”.

Mauricio Macri llamó a sus votantes a salir a “convencer” a quienes están “enojados” porque pretendían reformas “más rápidas” durante su gobierno, afirmó que “los cambios de raíz llevan su tiempo” y pidió seguir “bancando” su proyecto de país a través del voto en las elecciones primarias del próximo domingo.

En el último acto de campaña en la Ciudad de Buenos Aires antes de las PASO, el jefe del Estado pidió además “perdón” a aquellos que esperaban que los cambios se visualizaran de manera más veloz y dijo que comprendía “las dudas y la angustia que aparecen” sobre “si el cambio funcionará o no”.

“Es el momento de redoblar la confianza. A mi me duele cada uno de los que la está pasando mal, cada uno de los que tiene dificultades porque vine acá para ayudar a cada uno de eso argentinos a que encuentre su lugar”, expresó el Presidente desde un escenario circular montado en el microestadio de Ferro.

Acá nació ese sueño de llevar a cada rincón de la Argentina las transformaciones que se veían en Buenos Aires”

MAURICIO MACRI

En un discurso en el que buscó interactuar con sus seguidores, que lo interrumpían con aplausos y el cántico de “Para Mauricio, la reelección”, el mandatario se mostró eufórico y hasta se permitió bromear con Juan Román Riquelme y el gesto del “topo Gigio” para escuchar el clásico “Si se puede” ante un auditorio repleto de seguidores.

Apenas subió al escenario de 360 grados donde lo esperaban el jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta y la gobernadora María Eugenia Vidal, Macri se abrazó a ambos y se emocionó cuando repasó sus inicios en la gestión en la Ciudad en 2007 y las dificultades que enfrentó ante los problemas de los porteños de aquel momento.

“Acá nació ese sueño de llevar a cada rincón de la Argentina las transformaciones que se veían en Buenos Aires”, declaró ante un auditorio en el que estaban las principales figuras del espacio en la Ciudad, como Martín Lousteau, Graciela Ocaña y Maximiliano Ferraro, que compiten por bancas legislativas.

RODRIGUEZ LARRETA

El jefe de gobierno porteño participó del cierre de campaña del oficialismo en la ciudad de Buenos Aires y brindó un discurso ante un colmado microestadio de Ferro y rodeado por los candidatos del macrismo en la ciudad.

“El cambio que estamos haciendo todos juntos en la Ciudad y que Mauricio está llevando a la Argentina” es lograr “vivir mejor trabajando juntos, participando en el gobierno, donde se valore el esfuerzo y que tengamos un estado que nos contenga cuando
lo necesitemos”.

“Esta ciudad no fue siempre así. Cuando arrancamos con Mauricio y Gabi (Michetti) tuvimos que sentar las bases para un cambio que hoy disfrutamos. Mauricio le puso un temple enorme. Pero un día llovió y no se inundó, un día los chicos llegaron a las aulas y había calefacción, un día las barreras se convirtieron en pasos bajo nivel. Y es el mismo proceso que está llevando Mauricio en toda la Argentina”, explicó.

El jefe de Gobierno hizo hincapié en la transformación educativa con iniciativas como la “secundaria del futuro” y el mejoramiento del sistema sanitario, con la creación de Centros de Salud a menos de 15 minutos del hogar de cada porteño. “Después de 100 años, y trabajando en equipo con el gobierno nacional, levantamos los trenes para no perder tiempo con las barreras, que además son inseguras. Hicimos la obra vial más importante de los últimos 70 años”, dijo en referencia al Paseo del Bajo.

Luego dejó una serie de metas, entre ellas las obras públicas y la coordinación con la provincia de Buenos Aires, apelando a “lo que se podrá hacer en cuatro años más” de gobierno conjunto.

MARIA EUGENIA VIDAL

La gobernadora bonaerense destacó durante el acto el “compromiso, la honestidad, el trabajo, la persistencia” de Rodríguez Larreta, para quien “no hay objetivo que no sea posible”.

“Los vecinos lo saben porque lo ven todos los días. Ese camino, esa perseverancia y ese compromiso que sale de acá es el que nos unió hace muchos años y nos sigue uniendo”, agregó la mandataria bonaerense.

Asimismo, destacó que fue Macri quien “desafió a esta ciudad olvidada, abandonada, diciéndole basta y estuvo bueno Buenos Aires”. (Fuente Telam)

ADNbaires