Miguel Bazze busca bajarle el tono a la polémica con Carrió.

20
Compartir
Buenos Aires 6 diciembre 2016 seccion de diputado por la emergrncia social en recinto foto Rolando Andrade Stracuzzi ley 11723

Un diputado radical dijo en este marco: “Hay que acompañar al Gobierno con propuestas”. Al mismo tiempo minimizó los dichos de la líder de la CC-ARI, quien aseguró que a los radicales los maneja desde afuera.

Elisa Carrió volvió a encender la polémica en el interior de los partidos que integran la coalición de Cambiemos con una dura frase dirigida a la Unión Cívica Radical: “Van a hacer lo que nosotros digamos”, afirmó.

Si bien hubo una dura respuesta el viernes por parte de la UCR Nacional, conducida por Alfredo Cornejo, con el paso de los días buscaron bajarle el tono.

“Tenemos -como parte de la coalición de gobierno- problemas más importantes a los que dedicarnos que estar enfrentándonos por cuestiones secundarias o de protagonismo que no llevan absolutamente a nada”, afirmó Miguel Bazze en diálogo con Toma y Daca por radio Cooperativa.

El diputado y vicepresidente del bloque radical en Diputados destacó la respuesta del partido “en el sentido de aclarar las cosas”, pero minimizó el hecho.

“Hay que acompañar al gobierno con propuestas, con ideas, discutiendo las cosas que haya que discutir de manera que podamos resolver el tema de la economía que tanto preocupa a los argentinos”, expresó.

Y concluyó: “Este tipo de declaraciones no deberían hacerse y nosotros deberíamos decir ‘no es tan importante, pongámoslo en una situación secundaria’ y que no produzca un desgaste, que sería contraproducente, porque lo único que no nos puede pasar es que se desgaste la coalición de gobierno, que haya enfrentamientos entre los partidos que integramos Cambiemos, es un aporte negativo”.

La pelea de Carrió con la UCR sumó un nuevo capítulo, cuando en una charla frente a empresarios dijo que la alianza (Cambiemos) “está asegurada” y que “los radicales van a hacer lo que nosotros digamos”, con un tono burlón, donde agregó que ese es el “mayor castigo por misóginos”: “Nos mandaban a las convenciones a servir empanadas y ahora los manejo yo desde afuera”.

Luego la siguió con tono de humor y subió una foto suya en la ruta y escribió: “Entrando a Córdoba a ver a mi único jefe, Mario Negri”, el radical titular del interbloque de Cambiemos con quien tiene muy buena relación.

Este domingo, Bazze trató de minimizar la polémica que levantaron las declaraciones de Carrió. “El radicalismo tiene una conducción real y formal, que discute mucho sus decisiones y nadie puede manejarlo desde afuera”, sentenció.

ADNbaires