Ley impositiva: Nueva propuesta de Kicillof a la oposición.

77
Compartir

Busca intentar destrabar la discusión legislativa. En JxC, sin embargo, no dan por cerrada la discusión y responderán luego de analizarla.

El gobernador de Buenos Aires espera una respuesta de Juntos por el Cambio para poder avanzar en un proyecto común el míercoles en la Cámara de Diputados. Todavía hay puntos en debate.

El gobierno bonaerense que conduce Axel Kicillof le hizo una propuesta formal a los interlocutores de Juntos por el Cambio para intentar destrabar el conflicto por la ley impositiva y poder avanzar en el tratamiento de la ley el próximo miércoles, cuando se realice la sesión en la Cámara de Diputados.

En la reunión participaron el jefe de Gabinete, Carlos Bianco; la presidenta del Senado y vicegobernadora, Verónica Magario; el presidente de la Cámara de Diputados, Federico Otermin y la ministra de Gobierno, Teresa García. Por la oposición estuvieron el presidente del bloque de Diputados de Juntos por el Cambio, Maximiliano Abad, el senador provincial de la Coalición Cívica, Andrés De Leo y el intendente de Lanús, Néstor Grindetti.

La propuesta principal para cambiar el curso de la negociación fue mantener el 75% del impuesto inmobiliario urbano pero que abarque a menos cantidad de propietarios que los que estipulaba el proyecto original. Entonces, el impuesto pasaría de abarcar 2.600.000 a 1.100.000 millones de propietarios. Una disminución importante que se convirtió en la principal moneda de cambio.

Según explicó Magario después del encuentro, “pagarán el 75% de aumento aquellas propiedades de 300.000 dólares de valor real”. Luego, en una entrevista en Radio 10 expuso la línea ideológica de la propuesta. “Hay un desequilibrio en las valuaciones fiscales de la provincia. Le pedimos un esfuerzo solidario a los que más tienen. A los que tienen propiedades más caras, que paguen más”, afirmó.

Durante el cónclave también se propuso bajar las alícuotas de ingresos brutos a los servicios de profesionales, evitar cobrar servicios administrativos a los clubes de barrio y eximir a los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) del pago de impuestos.

Más allá de los cambios que propuso el oficialismo, el porcentaje se mantendrá. Por el momento, el 75% quedará para el inmobiliario urbano como para el rural. Lo que se modifica es la incidencia del impuesto. En el oficialismo también analizan la posibilidad de que haya más escalones dentro del esquema impositivo. Pero esa discusión podría quedar para llevarla adelante una vez que la oposición acepte consensuar un proyecto común.

En el gobierno provincial advierten que ceden parte de la recaudación, pero que esa modificación permitirá llegar con más rapidez a un acuerdo. Desde el kicillofismo destacaron “la actitud distinta” que tuvieron los dirigentes de Juntos por el Cambio en la reunión y aseguraron que la propuesta que les hicieron “mejoró” con respecto a las disidencias que planteaba la oposición.

Sin embargo, en Juntos por el Cambio no dan por cerrada la discusión. Insisten con la necesidad de cambiar el porcentaje del impuesto, más allá de la incidencia que tenga. “No hay 1.100.000 ricos en Buenos Aires. Hay que bajar el 75%”, le explicó a Infobae uno de los dirigentes que está en la primera línea de negociación. Aún no hay acuerdo. Las posturas siguen siendo diferentes.

Con respecto a la decisión de resignar ingresos, desde el entorno del Gobernador aseguraron que “es mejor perder un poco a perder todo”. En otras palabras, preferían acercar posiciones con la oposición y modificar el proyecto original para evitar que el tratamiento de la ley vuelva a complicarse.

Este lunes el presidente de la Nación, Alberto Fernández se metió en la negociación. Recibió a Grindetti y le pidió ayuda para buscar una salida política al conflicto por la ley impositiva. El jefe comunal de Lanús le dejó en claro que la oposición quiere negociar pero que el 75% es inadmisible. El jefe de Estado encontró la misma respuesta de parte del intendente de San Isidro, Gustavo Posse, al que también llamó por teléfono. El rechazo de todo el arco político de Cambiemos sigue firme. Los intendentes y los legisladores no aceptan ese porcentaje.

Los interlocutores de Juntos por el Cambio quedaron en responder en las próximas horas la propuesta de Kicillof. Probablemente, mañana. Un día antes de que el proyecto se trate en la Cámara de Diputados de la Legislatura bonaerense. La negociación sigue abierta y el resultado es incierto. (Por Joaquín Mugica Díaz para Infobae)

ADNbaires