Oficial: Los testeos en CABA y Provincia.

Habrá más controles en el territorio bonaerense // Marcha atrás en tres municipios.

58
Compartir

Coronavirus en Argentina: el Ministerio de Salud  de la Nación se sumó a la polémica.

En medio de la discusión entre los gobiernos de Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof, en el reporte diario se informó que la tasa de positividad de la Ciudad de Buenos Aires triplica a la del territorio bonaerense.

La provincia de Buenos Aires y la Ciudad de Buenos Aires entablaron en los últimos días una discusión pública y política sobre las medidas adoptadas por una y otra jurisdicción para evitar la propagación del coronavirus. El gabinete de Axel Kicillof señala al de Horacio Rodríguez Larreta de haber adoptado medidas de apertura muy audaces y lo acusa de haber provocado un aceleramiento de casos en el Área Metropolitana. Los funcionarios porteños dicen que en la Capital Federal aumentaron más los contagios porque se hacen más testeos que en el Conurbano.

El Ministerio de Salud de la Nación se involucró este martes en esa discusión al informar públicamente cuántos testeos se hicieron en la última semana en ambos distritos. La secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, le dedicó parte del reporte diario sobre el avance del nuevo coronavirus para especificar cuál había sido la política sanitaria implementada recientemente en los barrios humildes de cada jurisdicción.

Según puntualizó, el gobierno nacional implementó una búsqueda activa de casos sospechosos en los barrios más humildes. Una vez que se configura la definición de caso, se avanza con la prueba PCR para determinar si el paciente contrajo la enfermedad. Como consecuencia de ese trabajo, ayer -informó la funcionaria- se realizaron 85 análisis en el Barrio Ricciardelli (1-11-14), 81 en el Barrio Padre Mugica (Villa 31), 40 en el Barrio 21-24 y 6 en San Martín. Además, se hizo un relevamiento en Merlo y como no se detectaron casos sospechosos no se hizo ninguna prueba.

Hoy continuará este proceso en los barrios 15 y 20, en Merlo, San Martín, La Matanza y Morón.

“Sólo en la última semana, en toda la Ciudad de Buenos Aires se hicieron entre 500 y 650 testeos diarios y el porcentaje de positividad es superior al 30 por ciento. En la provincia de Buenos Aires, se hicieron entre 650 y 950 testeos por día y el porcentaje de positividad es un poquito mayor al 10 por ciento”, informó Vizzotti.

Y agregó: “El número de testeos va a aumentar a medida que se identifiquen casos sospechosos; lo importante es buscarlos activamente para poder detectar los brotes de forma precoz”.

Según se informó la semana pasada, la definición de caso sospechoso incluye a los siguientes subgrupos:

– Personas con fiebre de 37,5 grados junto a tos, dolor de garganta, dificultad respiratoria o una alteración del gusto o del olfato. Los síntomas deben estar asociados a un antecedente de viaje (cada vez menos porque las fronteras están cerradas) o en una persona que resida en un área de transmisión comunitaria.

– Personal de salud, fuerzas de seguridad, residentes de establecimientos de comunidad cerrada (geriátricos, unidades del servicio penitenciario), habitantes de barrios populares con dos o más síntomas (fiebre, dolor de garganta, tos, dificultad respiratoria o dificultad en olfato o gusto).

Se define como barrios populares aquellos donde más del 50% de sus habitantes no tiene título de propiedad y hay dificultad para el acceso a dos o más servicios.

– Personas que hayan estado en contacto con un caso confirmado de coronavirus y manifiesten uno de los síntomas.

– Si hay una alteración del gusto o del olfato reciente sin causa aparente, se promueve el aislamiento y el testeo a los tres días.

– En lugares con transmisión comunitaria, personas con diagnóstico de neumonía y un cuadro en el que no puede ser detectada la etiología.

– Personas con afecciones respiratorias agudas graves sin etiología incluso en áreas donde no hay circulación comunitaria del virus.

Dos nuevas muertes

En el mismo informe, el subsecretario de Estrategias Sanitarias, Alejandro Costa, informó que se registraron dos nuevas muertes por coronavirus con respecto al reporte de anoche: un hombre, de 61 años, residente en la provincia de Chaco; y una mujer de 69 años, también residente en la provincia de Chaco.

El total de casos confirmados en Argentina es de 8.371, de los cuales 384 fallecieron. Respecto a los confirmados, 939 (11,2%) son importados, 3.718 (44,4%) son contactos estrechos de casos confirmados, 2.607 (31,1%) son casos de circulación comunitaria y el resto se encuentra en investigación epidemiológica.

– Del total de casos (8.371), el 49,1% son mujeres y el 50,9% son hombres.

– A la fecha, el total de altas es de 2.872 personas.

– Ayer fueron realizadas 2.805 nuevas muestras y desde el inicio del brote se realizaron 108.634 pruebas diagnósticas para esta enfermedad, lo que equivale a 2.394 muestras por millón de habitantes.

– El número de casos descartados hasta ayer es de 82.123 (por laboratorio y por criterio clínico/ epidemiológico).

– Las principales franjas etarias afectadas de los casos registrados corresponden a personas de entre 20 y 59 años, siendo la edad promedio de 39 años. (Fuente Infobae // Foto: Télam)

ANUNCIAN MAS CONTROLES EN PROVINCIA

El gobierno bonaerense anunció que habrá controles “más estrictos” en los accesos a la provincia de Buenos Aires desde la capital federal para intentar evitar la expansión del coronavirus en el Conurbano, tras la flexibilización de la cuarentena que dispuso el alcalde porteño Horacio Rodríguez Larreta aunque ahora la puso en revisión.

La polémica con Capital: anuncian controles “más estrictos” en Provincia

La medida fue anunciada ayer por el gobernador Axel Kicillof, luego de la controversia que se desató el fin de semana entre las dos jurisdicciones por las disposiciones del aislamiento preventivo y la apertura de actividades comerciales y las salidas recreativas que se resolvió en la Ciudad Autónoma.

Kicillof buscó bajar el tono de la polémica después de que el domingo su ministro de Salud, Daniel Gollán, publicara en redes sociales un mapa donde se veía la mayor concentración de casos en CABA acompañado por la frase que generó fuertes reacciones: “Queda claro en este mapa dónde está el mayor riesgo de irradiación del coronavirus”, escribió. (Ver aparte)

El episodio abrió una crisis política en la que intervino el gobierno nacional. El viernes, el presidente Alberto Fernández hizo circular una foto junto a Horacio Rodríguez Larreta en Olivos.

Ayer, en medio de las réplicas de funcionarios porteños y legisladores de la oposición que salieron a pegarle a Gollán, Kicillof aclaró que hay “coordinación permanente” entre la provincia y la ciudad de Buenos Aires en las medidas dispuestas para enfrentar el coronavirus, pero advirtió que se reforzarán los controles para evitar la “expansión” del COVID-19 al Gran Buenos Aires.

“No podemos permitir que decisiones de la Ciudad pongan en riesgo a la población de la Provincia”, sostuvo Kicillof en Avellaneda.

La polémica se produce en medio de un fuerte incremento de casos en la Capital Federal, que supera ampliamente a la Provincia en cantidad de contagiados. Ayer, las cifras oficiales marcaban que en CABA hubo 3.342 casos contra 2.761 de Provincia.

Si bien rechazó que exista malestar con el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta por la reapertura de comercios en la Capital que impactan en el movimiento de habitantes desde el Gran Buenos Aires, Kicillof juzgó que entre ambos distritos hay “una situación de gemelos siameses”.

Por eso, adelantó que se implementarán “controles estrictos” para evitar la expansión del virus al territorio bonaerense.

“Todos tenemos el sueño de volver a la normalidad pero no vamos a tomar ninguna decisión que ponga en riesgo la salud de la gente”. Y agregó: “Vamos a poner controles muchos más estrictos porque la realidad es que la Ciudad tiene más contagios que la provincia”.

Los operativos se montarán en las autopistas y accesos desde CABA a la provincia de Buenos Aires y controlarán que quienes se trasladan de un distrito a otro sean trabajadores autorizados o que cumplan servicios esenciales.

Ayer se realizaron operativos en la Autopista Buenos Aires-La Plata (altura Hudson), en Acceso Oeste (zona Ituzaingó), en Autopista Riccheri (Mercado Central) y en Ruta Panamericana sobre el peaje de Tigre.

Kicillof contó que su gobierno está “muy alerta de lo que pase” y, aunque subrayó que existen “diferencias muy grandes, territoriales y con la forma de trabajar”, aseguró que no se trata de una “crítica”, si no “simplemente marcar que el despliegue territorial (en la Provincia) es muy distinto”.

“No hay nada que no haga la Ciudad de Buenos Aires que no afecte a la Provincia. Vamos a poner controles muchos más estrictos porque la realidad es que la Capital tiene más contagios que la provincia”, planteó. (Fuente El Día)

MARCHA ATRAS EN TRES MUNICIPIOS

Marcha atrás: tres municipios bonaerenses volvieron a la fase 1 por un pico de contagios
Los municipios que decidieron retrotraer las actividades permitidas son Castelli, Chascomús y Baradero

En medio de las tensiones entre los intendentes que piden la apertura de la economía y los que exigen controles más estrictos para evitar la propagación del coronavirus (Covid – 19), tres municipios del interior de la provincia dejaron sin efecto la apertura de comercios.

En ese sentido, los Jefes Comunales que optaron por dar marcha atrás con la flexibilización de la cuarentena son Francisco Echarren de Castelli, Javier Gastón de Chascomús y Esteban Sanzio de Baradero, el primer distrito en adoptar esta medida.

“Quedan suspendidas hasta nuevo aviso todas las salidas recreativas, para restringir la circulación de personas”, informaron desde el municipio de Castelli, tras la evaluación y resultados de la apertura de comercios durante la semana pasada.

A pesar de que por el momento el municipio que conduce Echarren no registra casos positivos de Covid – 19, el alcalde no se mostró conforme con el cumplimiento del aislamiento social por parte de los vecinos y anticipó que “vamos a cuidar la ciudad”.

“Hemos observado que muchos vecinos no han respetado las normas y no vamos a poner en riesgo nuestra salud en el mayor pico de circulación del virus “, dijo el jefe comunal, quien agregó entiende que los próximos días son muy importantes para prevenir el ingreso del virus.

Por su parte, durante la apertura económica se confirmaron tres nuevos casos en el distrito de Chascomús, elevando así a cinco la cifra total de contagios que, si bien no es alta, tres personas más esperan la confirmación del test que se les realizó.

“Dije hace unos días que si era necesario se iba a volver atrás y este es el momento porque este municipio resolvió retrotraer en cuanto a las medidas de aperturas y suspender las caminatas saludables”, anunció el intendente Gastón.

En cambio, Baradero fue el primer municipio de la provincia en denegar la flexibilización del aislamiento social, luego de que el Jefe Comunal diera a conocer el miércoles el informe diario que confirmó tres casos positivos de Covid – 19 en esa localidad.

En consecuencia, Sanzio afirmó que se retrotraen todas las habilitaciones decretadas y que “el equipo de salud ya está en la búsqueda de los contactos estrechos que tuvieron las personas infectadas”.

Por último, cabe recordar que la semana pasada, el vicejefe de gobierno porteño, Diego Santilli, declaró que los días posteriores a la apertura económica no fueron buenos y que de continuar esa tendencia, endurecerán las medidas de prevención.

La Ciudad Autonóma de Buenos Aires (CABA) es el territorio de la provincia que posee la cifra más alta de contagios con 4130 casos confirmados y un saldo de 155 fallecidos, de modo que las autoridades porteñas tendrán un encuentro con expertos para definir las medidas a seguir. (Fuente Diputados Bonaerenses)

ADNbaires