Pfizer desmintió la denuncia de Patricia Bullrich sobre pedido de coimas

Tanto el Presidente como el exministro Ginés González García le iniciarán acciones legales.

25
Compartir

El laboratorio de origen estadounidense, a menos de 12 horas de los dichos de la presidenta del PRO, negó rotundamente la existencia de requerimientos indebidos. Además, aclaró que no cuenta con intermediarios ni representantes para la provisión de vacunas contra el COVID-19.

La empresa farmacéutica de origen estadounidense Pfizer desmintió hoy de manera categórica, a través de un comunicado, los dichos de la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, quien había sugerido la existencia de un supuesto pedido de coimas del gobierno argentino para la provisión de la vacuna del COVID-19, y negó también la existencia de “intermediarios o representantes”.

El laboratorio negó de manera enfática las manifestaciones que pronunció la ex ministra de Seguridad de Mauricio Macri, menos de 12 horas después de que se conocieran sus dichos.

En el comunicado oficial, al que tuvo acceso Infobae, Pfizer aseguró que “no ha recibido peticiones de pagos indebidos en ningún momento”.

Bullrich había señalado anoche en televisión al ex ministro de Salud Ginés González García como supuesto autor de requerimientos indebidos. Además, la compañía aclaró que “no cuenta con intermediarios, distribuidores privados o representantes para la provisión de vacuna COVID-19”.

El comunicado de Pfizer
La empresa farmacéutica salió rápidamente al cruce de la grave imputación que hizo la ex ministra de Seguridad y presidenta del PRO, quien en una entrevista con Luis Majul, en el canal La Nación Más, afirmó que “la actitud de González García fue intentar tener un retorno. Eso el presidente no lo ignoraba”. También, manifestó que el ex ministro de Salud -que terminó afuera de su cargo por el escándalo del vacunatorio VIP- habría supuestamente planteado que “para firmar un contrato con Pfizer tenía que haber un intermediario, que es el mismo de AstraZeneca, Hugo Sigman”.

A esas declaraciones les salió al cruce de manera rápida y categórica Pfizer, debido a que son imputaciones que incluso pueden generarle consecuencias en su propio país por la legislación que penaliza la corrupción de compañías privadas en el exterior. Por eso, en el breve comunicado, el laboratorio de origen estadounidense destaca que “no cuenta con intermediarios, distribuidores privados o representantes”.

Sin embargo, minutos después de conocido el comunicado publicado por Infobae, la dirigente de Juntos por el Cambio escribió en sus redes sociales un extenso hilo de Twitter, en el que insistió con apuntar contra González García. “No firmar el contrato es el hecho de corrupción. A partir de ahí, montaron la mentira de que Pfizer pedía condiciones leoninas, mientras le vendía a todos nuestros vecinos en condiciones aceptables. Los Argentinos estamos destruidos, encerrados, sin educación y sin trabajo. Y este gobierno, una vez más, abandonó a la sociedad a su propia suerte. Y eso tendrán que explicarlo ante la justicia. El comunicado de Pfizer no niega nada de lo que yo digo. Por lo tanto, yo reafirmo mis dichos”.

El aludido por los dichos de la ex ministra rompió el silencio que se había impuesto después de su traumática salida del Ministerio: “Considero que la denuncia de Bullrich es de una gravedad espantosa. Quiero hacerle todas las demandas que se pueda. No puede pasar esto”, afirmó González García y negó también cualquier tipo de requerimiento indebido a la compañía.

“Esto de la presidenta del PRO, la señora Patricia Bullrich, que dice semejante cosa sobre las personas, que hay un soborno, que hay intermediación, una manga de locuras que dan vergüenza”, dijo en diálogo con Radio 10. Y agregó: Si me preguntás cómo estoy, estoy mal. Si me preguntás qué voy a hacer, voy a hacer la denuncia. Les voy a pedir a mis abogados las denuncias penales, civiles y todo lo que sea necesario porque es una barbaridad, no lo voy a dejar pasar. Tengo muchos años como funcionario público y decir esto sin ninguna prueba, favoreciendo el odio y la desesperanza, y metiéndose nada menos que con el honor de las personas…”

Asimismo, se refirió a las razones que impidieron al Gobierno, durante su gestión al frente del Ministerio de Salud, alcanzar el acuerdo con Pfizer, a pesar de que fue uno de los primeros con los que se entabló negociaciones y de que en la Argentina se realizó un estudio clínico con tres mil voluntarios. Según su testimonio, tal como había explicado en aquel entonces, la razón de la caída de las negociaciones tuvo que ver con las complicaciones que surgieron a raíz de la ley aprobada por el Congreso que reglamentaba la compra y aplicación de las vacunas en el marco de la emergencia sanitaria.

González García hizo referencia al artículo 4 de la ley 27.573, que faculta al Poder Ejecutivo a incluir “cláusulas que establezcan condiciones de indemnidad patrimonial respecto de indemnizaciones y otras reclamaciones pecuniarias” pero con “la excepción de aquellas originadas originadas en maniobras fraudulentas, conductas maliciosas o negligencia”.

El ex ministro de Salud aseguró que la palabra “negligencia” fue la causa del conflicto, ya que Pfizer quería eliminarla. “Tuvieron una actitud en la casa central de no aceptar eso de la negligencia… Los recibió el Presidente en un comienzo porque teníamos mucha fe en ellos, en nuestra lucha por vacunar cuanto antes a los argentinos. Les reproché que tuvieron la ley, ellas nunca nos dijeron que así era inviable, sino lo hubiéramos hablado. Todo sucedió después de que tuviéramos la ley”.

El antecedente

No se trata de la primera vez que Bullrich hace declaraciones de esta clase. A fines de abril, durante una entrevista televisiva, aseguró que la Argentina tenía el beneficio de acceder a 14 millones de dosis de la vacuna de Pfizer por haber participado de los ensayos clínicos voluntarios, pero que por cuestiones logísticas la empresa no avanzó con el convenio.

“Dijeron que había un problema de negligencia, pero es mentira”, expresó. Y agregó: “Pfizer no pidió cambios en la ley. Lo único que pidió fue un seguro de caución, como pidió en todos los países del mundo, que es algo razonable”.

En alusión a las versiones que indicaban que la empresa le había exigido al Gobierno argentino activos soberanos para continuar con las negociaciones, Bullrich ironizó: “Pfizer no pidió ni los hielos continentales ni… Bueno, no sé, las Islas Malvinas se las podríamos haber dado”.

La polémica frase se viralizó en redes sociales generando el repudio de distintos usuarios y de todo el oficialismo, que se encolumnó detrás del comentario para criticar a la titular del PRO. “La frase brutal de Bullrich sobre Malvinas es coherente con lo que hizo su gobierno. Política de entrega y sumisión, desprecio por nuestras causas nacionales”, manifestó el ministro de Relaciones Exteriores, Felipe Solá, quien resaltó: “Olvido imperdonable del sacrificio de los 649 héroes argentinos que quedaron allá”. Y se preguntó: “¿Bullrich no tiene Patria?”

El descargo de Bullrich tras las críticas (Twitter)
Tras los cuestionamientos por sus dichos, la ex funcionaria de Cambiemos ensayó su explicación: “Frente a las mentiras por la cual no se compraron vacunas, ejemplifiqué que el Gobierno dijo cualquier cosa: hasta que podíamos entregar las Malvinas o los glaciares”. “Si me expresé mal, ratifico mi posición a favor de nuestra completa soberanía sobre las Islas Malvinas”, justificó.

El avance de las negociaciones

Consultado por Infobae sobre este tema, desde Pfizer señalaron que “el diálogo actual es auspicioso”.

Es importante lograr las precisiones sobre el estatus actual de la negociación entre el gigante pharma de Estados Unidos y el Gobierno argentino para contestar la pregunta que repiquetea punzante cada vez que se reaviva el tema de la escasez de vacunas: ¿Cuándo llegaría la vacuna al país?

Según pudo saber Infobae, los canales de diálogo hoy entre Pfizer/BioNtech y el Gobierno argentino están abiertos. Aunque todos sabemos que la apertura en el diálogo sufrió intermitencias. Las conversaciones hoy siguen en curso con voluntad de allanar el camino a fin de alcanzar un potencial acuerdo.

Sin ir más lejos, el Gobierno nacional había mantenido una reunión, de la que participó la ministra de Salud Carla Vizzotti y el secretario de gestión administrativa de la cartera Mauricio Monsalvo, el 12 de abril con Nicolás Vaquer, gerente General de Pfizer para la región, y Juan Ignacio Romano, su director General de Asuntos Corporativos. Así lo certificó el Registro Nacional de Audiencias que publica el Ministerio del Interior. El motivo de la audiencia fue caratulado como “Se conversó sobre la adquisición de vacunas SARS-COV-2”.

ACCIONES LEGALES DEL PRESIDENTE

Alberto Fernández anunció que iniciará acciones legales contra Patricia Bullrich, por haber sugerido la existencia de un supuesto pedido de coimas del gobierno argentino en las negociaciones con Pfizer por las provisión de vacunas contra el COVID-19. El Presidente aseguró que tomó la decisión porque “la convivencia democrática no puede autorizar que la injuria y la mentira se conviertan en una práctica admitida”.

A través de una serie de mensajes publicados en su cuenta oficial en Twitter, Alberto Fernández manifestó su “asombro” ante las declaraciones que brindó Bullrich el domingo pasado sobre las negociaciones con Pfizer. Según la ex ministra de Seguridad, funcionarios del Gobierno, con el conocimiento del Presidente, habrían intentado obtener “un retorno” en el acuerdo por las vacunas.

“Semejante acusación resulta absolutamente falsa y por ende inaceptable, algo que bien sabía quien la formulaba. Dijo lo que dijo sin importarle el daño que causaba no solo a quienes acusaba, sino también en la confianza ciudadana y en la institucionalidad misma de la República”, afirmó.

El Presidente citó la nota de Infobae en la que se publicó un comunicado de Pfizer para desmentir a Bullrich, y se refirió a las consecuencias de sus dichos: “En ningún país del mundo se toleran tamañas imputaciones lanzadas con tanta liviandad, sin que ello no apareje la inmediata reacción social y de quienes fueran realmente injuriados. La angustia que la pandemia genera en nuestra gente no tolera tanta irresponsabilidad”.

En ese sentido, Alberto Fernández aseguró que ya instruyó a sus abogados para que inicien “las acciones legales pertinentes contra quien ha lanzado tan vergonzosa difamación”.

ADNbaires