Pichetto y los cambios de gabinete.

55
Compartir

El candidato a vice de Juntos por el Cambio hizo referencia a las versiones que indican que el Presidente le ofreció la jefatura de Gabinete, en reemplazo de Marcos Peña.

Los crecientes rumores de posibles cambios de gabinete en el gobierno de Mauricio Macri obligó a diferentes dirigentes a desmentirlos. Uno de los nombres que sonaron fuertes fue el del compañero de fórmula presidencial de Juntos por el Cambio, Miguel Ángel Pichetto.

En comunicación con el programa Cada mañana de Radio Mitre, desestimó las versiones que indicaban que el Presidente le había ofrecido la Jefatura de Gabinete, en reemplazo de Marcos Peña: “En ningún momento me ofreció absolutamente nada y descarto totalmente esa versión”.

En ese sentido agregó: “No hay ningún elemento o dato que indique por ahora ningún cambio en el gobierno”.

Sobre el análisis de los resultados desfavorables en las elecciones del domingo pasado, para la fórmula que integra, Pichetto asumió: “Este dato estuvo en el proceso electoral y nadie lo vio, no se registró este malestar”. Y habilitó la posibilidad de debatir en algún momento la continuidad de las PASO: “En Argentina no es una primaria como en Estados Unidos, directamente es como una elección general, es un tema poco serio que habrá que analizar”.

“El componente económico fue el más importante a la hora del voto y no hubo tal vez una comprensión de lo que estaba pasando con los sectores medios trabajadores”, reconoció Pichetto.

En tal sentido, aclaró: “No estoy subestimando ni sacándole importancia al resultado, siempre es importante y tiene una incidencia. Si hubiera sido una elección pareja o hubiésemos ganado la proyección a octubre hubiera sido muy potente, ahora hay que remontar de abajo”.

“No se ha definido nada, no se abrió ninguna transición”, aseguró determinante Pichetto, manteniendo el discurso que prevalece en el gabinete nacional, y agregó: “El Presidente tiene que llegar fortalecido y peleando esta elección, porque la situación económica es directamente proporcional a su fortaleza política”.

Luego, hizo un análisis respecto de la cantidad de votos que recibió Juntos por el Cambio, y no de porcentajes: “El Presidente no ha perdido, su caudal electoral y su fidelidad se han mantenido. Ha habido una variación de uno o dos puntos. Con relación a la parlamentaria del año pasado ha perdido 3 o 4 puntos, pero el núcleo duro que lo ha votado en 2015 lo ha vuelto a votar”.

Además, desestimó las versiones que hablan de un presidente electo, por Alberto Fernández, y otro en ejercicio, por Mauricio Macri: “Él está en pleno ejercicio de sus funciones, la elección es el 27 de octubre. Si se repiten estos resultados, cosa que dudo, a partir de allí se puede abrir un proceso de transición lógico”.

En este sentido, fue contundente y reforzó: “Juntos por el Cambio va a hacer una elección mucho más fuerte en octubre, con muchas posibilidades de llegar al ballotage”.

“Hay una estructuración del voto de sectores minoritarios que fue una expresión de castigo al Presidente. El voto a Espert, Gómez Centurión y Lavagna, esos votos perdidos se van a convertir en votos útiles en octubre y van a aumentar el caudal electoral de Juntos por el Cambio”, consideró el rionegrino.

El candidato a vice de Juntos por el Cambio habló también de la situación económica y los movimientos que se generaron en los mercados el día después de las PASO: “El viernes Argentina era un país con tendencia a la baja de inflación, tenía un a dólar 44 y un marco de estabilidad durante más de seis meses, las variables económicas estaban bien, las acciones de las empresas valían el doble. El escenario electoral ha determinado efectos y consecuencias que todavía se están desarrollando”.

Luego, hizo referencia a las medidas económicas anunciadas por el Gobierno en las últimas horas: “El Presidente tomó medidas económicas importantes”, y sumó: “Hay que lograr un proceso de estabilización, de fijar el dólar que es un elemento fundamental en una economía de carácter bimonetario”.

También, profundizó en la política fiscal actual que la consideró “impiadosa” y detalló: “La AFIP sigue funcionando como si el país fuera Suecia, no hubo un plan o una moratoria en febrero o marzo que comprendiera a estos sectores que estaban mal. Y creo que son las cosas que se intentan corregir”.

Sobre la ley de abastecimiento, Pichetto señaló: “Ha habido un proceso y una política dirigida a la actualización de tarifas, a tener un valor real de tarifas que nunca se tuvo. Ahora estamos en este período de 90 días, debería haber comprensión de los sectores de producción de gas y petróleo en Argentina y entender cuáles son las circunstancias”.

Al final de la entrevista con radio Mitre, el candidato a vice de Juntos por el Cambio negó que la aplicación de la ley de abastecimiento sea una mala señal para el futuro: “Creo que va a haber un diálogo, es un sector muy potente que ha tenido respuestas concretas en términos de política económica, apuntando fundamentalmente a inversiones, al crecimiento de la rentabilidad. Creo que va a haber un diálogo y tiene que haber un proceso de comprensión de las señales políticas”. (Foto: La Nación)

ADNbaires