Provincia blanqueó más de 3.500 muertos por coronavirus

65
Compartir

Tras una conferencia de prensa del ministro Gollán, Buenos Aires llegó a los 12.566 fallecidos por Covid-19 

Luego de cuatro jornadas con altos números de muertos en la provincia de Buenos Aires, a raíz del ingreso al sistema de fallecidos de hasta tres meses atrás, la administración de Axel Kicillof presentó una nueva herramienta para el registro de información de la Covid-19. Con el nuevo sistema, la provincia pasó de 8983 muertos a 12.566. Y aumentó su tasa de letalidad en un punto porcentual: pasó de 2,2 a 3,2%.

Los funcionarios aseguran que este nuevo sistema permitirá terminar con las especulaciones respecto del número de contagiados, recuperados y fallecidos.

“Con el desafío de medir la pandemia en tiempo real, comenzamos a utilizar información proveniente de tres bases de datos (SISA, SIGEC y el Registro de las Personas). De esta manera, recategorizamos los datos de mortalidad por coronavirus y evitamos el subregistro de los mismos, un problema existente en todos los países del mundo”, explicó Daniel Gollán, ministro de Salud bonaerense.

Luego detalló: “El 60% de los datos actualizados corresponden al sector privado y el 40% al público. Dentro del sector público, el 39% corresponde a hospitales provinciales, el 2% a nacionales y el 59% a municipales”.

“La demora en la carga de datos en pandemia es algo mundial. No solo de acá. El dato de los muertos lo tenemos que tener para poder evaluar cómo vamos en la pandemia. Eso no lo vemos reflejado por la demora en la carga de datos”, explicó Gollán, y agregó: “Puede pasar que cuando se produzca el último muerto de la pandemia, vamos a seguir registrando. Eso nos da una visión distorsionada”.

El Ministro dijo: “Vinimos a solucionar este problema”. Y agregó que es la única provincia que cuenta con el Certificado de Defunción Digital.

A su turno, Nicolás Kreplak explicó cómo se entrecruzarían los datos de las tres bases y que, al día de hoy hasta las 14, el número de muertos por Covid-19 en la provincia de Buenos Aires es de 12.566. Esto significa un salto de más de 3500 fallecidos respecto a los que se habían ingresado al sistema hasta ayer que eran 8983.

El gráfico que mostró Kreplak para explicar la fuerte suba de muertos por Covid-19 en la provincia de Buenos Aires.

El gráfico que mostró Kreplak para explicar la fuerte suba de muertos por Covid-19 en la provincia de Buenos Aires.

Cómo se llegó al nuevo dato y la suba en la tasa de letalidad
Hasta ahora, la Provincia basaba sus datos de fallecidos solo en los datos que se subían al Sistema Nacional de Vigilancia en Salud (SNVS), que forma parte del Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino (SISA), que es la fuente rectora de este tipo de información en la Argentina.

Con la nueva herramienta de registro, la Provincia incorpora dos fuentes más que permiten acceder a la información de manera eficiente y en menor tiempo. La primera de ellas es el Sistema de Gestión de Camas (SIGEC). Este sistema de gestión de camas creado en la Provincia durante la pandemia unificó la información del sector público y privado, identificando ingresos y egresos de pacientes en tiempo real. Esto permite tener una segunda fuente de información complementaria la SISA que muestra el número de fallecidos en función de los egresos en las camas. Es decir, cuando el sistema de camas registra un egreso se asienta el motivo y de ahí surge una estadística de fallecidos.

Con el entrecruzamiento de las tres bases, se muestra la evolución real de las muertes

Con el entrecruzamiento de las tres bases, se muestra la evolución real de las muertes

Por otro lado, se utilizará a partir de ahora la digitalización de certificados y actas de defunción del Registro Provincial de las Personas: por primera vez, se avanzó en la digitalización, que es esencial para tener una base de datos unificada. “Esta tercera fuente de información brindó datos que no figuraban en los otros dos registros y permitió hacer la actualización definitiva. La metodología de trabajo consiste en cruzar las tres fuentes de información (SISA, SIGEC y Registro Provincial de las Personas) y llegar a los datos más precisos obtenidos de todas las bases de información existentes. Gracias a esta herramienta, rediseñamos la Sala de Situación de la Provincia y su sitio web para poder ver en tiempo real las estadísticas completas del coronavirus”.

Mes a mes, el detalle de las muertes reales y las que se habían reportado en el SISA.

Mes a mes, el detalle de las muertes reales y las que se habían reportado en el SISA.

A su turno, Carlos Bianco, jefe de Gabinete de la provincia de Buenos Aires, explicó la dificultad para contabilizar los muertos es algo que sucedió en muchos países de la región y del mundo. Entre otros, nombró a Chile, Perú, Brasil, España, Francia y el Reino Unido.

“Es un desafío muy complejo informar las muertes en tiempo real en una pandemia. Lo detectamos y nos pusimos a corregirlo. Por eso, cruzamos las tres bases, para tener los datos concretos”, dijo Bianco, y agregó: “Somos la primera provincia en tener los fallecidos reales de la pandemia en el país. Para nosotros sería muy importante que la ciudad implemente un registro similar para tener los datos más fidedignos posibles”.

En cinco días se reportó el 13% del total de muertos
Las controversias habían comenzado el lunes, cuando un nuevo salto de fallecidos por coronavirus Covid-19 reportados en el país generó un cimbronazo. De la mano del récord de 429 nuevas víctimas fatales del virus SARS-CoV-2, se conoció que 276 (64% del total) correspondían a la provincia de Buenos Aires.

Sin embargo, al analizar en detalle el listado, se comprobó una gran demora en la carga de fallecidos en el Sistema Nacional de Vigilancia en Salud (SNVS) de los centros de salud públicos y privados de la provincia de Buenos Aires.

Solo 34 de esas muertes informadas por Buenos Aires, el 12% de los 276, ocurrieron entre el sábado y el lunes. El resto se remonta a fechas anteriores, que llegan hasta el 30 de junio. Incluso, la provincia más populosa del país es la única que ingresó estos días fallecidos con fecha anterior al 1° de agosto.

Del total, 201 (72%) ocurrieron hace más de un mes. Las más “antiguas” son cuatro personas que murieron hace 84 días y recién fueron contabilizadas anoche dentro de las estadísticas nacionales.

Mientras que el domingo Buenos Aires tenía 7698 muertos, según sus propios registros, que difunden cada mañana, ayer ya sumaba 8867. Es decir, una suba del 13% en solo cinco jornadas.

Consultados por esta situación desde la administración de Axel Kicillof habían explicado a LA NACION que se debía a que estaban rastreando en los registros si hubo muertos por Covid-19 que fueron ingresados con otra causa de muerte y que se pidió a los centros de salud que se pusieran al día con la carga de datos. Además, adelantaron que el récord de ayer se puede repetir o superar esta semana.

“Estamos actualizando la base de datos. Hay fallecidos que se confirmaron Covid-19 post mortem y no habían sido actualizados en las bases. Las clínicas y hospitales los cargaron como fallecidos por otros motivos y cuando se confirmaron Covid-19 no los actualizaron. De acá al jueves se va a hacer ese trabajo, por lo que va a haber más fallecidos porque se suman estos de antes”, habían explicado desde el Ministerio de Salud bonaerense.

Desde la cartera que dirige Daniel Gollán habían agregado: “Nosotros estamos haciendo un trabajo de controlar caso por caso y estamos encontrando a estos fallecidos Covid-19 que fueron cargados como fallecidos por otros motivos. Empezamos a revisar desde abril y vamos cargando mes a mes”.

“Estamos tratando de hacer un trabajo serio para que no haya un subregistro de muertos. Lo que notamos es que los centros de salud, principalmente del interior, no vuelven sobre sus propios registros. Al fallecido que lo tienen que cargar en el día, se lo ingresa con el diagnóstico de muerte aunque aún no tengan la confirmación del hisopado. Cuando llega la confirmación, tres o cuatro días después, en algunos casos se actualiza y en otros no. Entonces, lo que estamos haciendo es cruzar las bases de datos nacionales y provinciales. Así logramos encontrar nuevos fallecidos de Covid-19 que no estaban contados como tales, sino con otras patologías”, resumieron sobre el proceso que se está llevando adelante esta semana.

Sobre la demora de los resultados de los hisopados que derivan en la carga de datos errónea, respondieron: “Lo que está sucediendo es que hay muchos adultos mayores que ingresan a los centros de salud y que fallecen a las pocas horas. Por lo general, no son casos que llevan varios días internados. Incluso, son los casos de personas que murieron en sus casas. En estos casos, se les hace el análisis Covid-19 ya fallecidos, no son prioritarios sus análisis. Entonces, cuando llega el resultado, no se actualiza en los registros. Por eso nos encontramos con estos casos”.

Las fuentes consultadas recordaron: “En agosto pasó algo similar, que aparecieron más de 200 muertos en un día. Ahora se da otra vez, pero tiene que ver con que queremos hacer bien las cosas y que no queden dudas”.

Sin embargo, expertos que analizan el dataset del Ministerio de Salud de la Nación, en el que figura la fecha de muerte y no la del momento en que fue cargada al sistema, explicaron que casi ninguna de las muertes antiguas sumadas en estos cinco días fueron de personas ya ingresadas al sistema y que se recategorizaron como fallecidos por Covid-19. (Imagen principal: Los funcionarios aseguran que este nuevo sistema permitirá terminar con las especulaciones respecto del número de contagiados, recuperados y fallecidos // Por José María Costa para La Nación)

ADNbaires