PROVINCIA: Flexibilizarían el semáforo epidemiológico

Es clave para la vuelta a clases.

22
Compartir

Mientras las escuelas platenses se preparan para la vuelta a las clases presencial, las autoridades se mantienen expectantes al movimiento de la curva de los contagios de coronavirus. Es que en este intento de retornar a las aulas desde el 1ro de marzo, será clave el “semáforo epidemiológico”.

Se trata de un sistema de alerta que se divide en tres partes, el cual se aprobó en el Consejo Federal de Educación a fines de octubre. Permite saber cuáles municipios pueden volver las actividades escolares, ya sea en forma total o parcial. Lo cierto es que según estos indicadores, serían muy pocos los distritos que podrían retomar la “normalidad” educativa. Es por ello que por estas horas se evalúan implementar cambios para actualizarlos, con el objetivo de hacerlos más flexibles.

Según dijo días atrás el ministro de Educación Nicolás Trotta, “los indicadores siguen vigentes, pero si hace falta actualizarlos, lo haremos. El compromiso del gobierno nacional es garantizar la mayor presencialidad posible, siempre teniendo en cuenta la realidad epidemiológica”.

Si bien ya se conocieron las pautas de este regreso, los cañones apuntan a los riesgos de contagio de coronavirus. Es por ello que el semáforo determinará en cuáles lugares se podrá volver a las aulas en forma presencial en el territorio bonaerense ya que determinará si el riesgo de transmisión es alto, mediano o bajo. Con esta evaluación se decidirá la habilitación o no de la presenciabilidad en las escuelas de la Provincia.

Flexibilizarían el semáforo epidemiológico, la clave para la vuelta a clases en Provincia

Trotta ya había adelantado que “a partir de esa información, cada jurisdicción podrá tomar las decisiones priorizando el cuidado de la salud”. También confirmó que la prioridad para el regreso la tendrán los alumnos que estén cursando el último año del nivel primario y secundario, y que cada jurisdicción deberá tener una estrategia particular con los niños o niñas que tienen o conviven con personas con factores de riesgo.

¿Qué indicadores se tomarán en cuenta? El nivel de transmisión, la cantidad de contagios y su evolución, y el porcentaje de ocupación de camas de terapia. A partir del cruce de estas variables saldrá el color que tendrá el semáforo.

Qué indica cada color

Si bien se busca actualizarlos, actualmente rigen estos parámetros:

Rojo, riesgo alto: en esa jurisdicción no se podrán abrir las escuelas.

Amarillo, mediano riesgo: podrán iniciarse actividades educativas no escolares con hasta diez personas.

Verde, riesgo bajo: se habilitará el retorno de las clases presenciales.

Según Trotta, “la guía que hemos desarrollado establece que para que sea posible el regreso a clases tiene que haber un riesgo leve. Si el semáforo está en verde (riesgo bajo) en los tres componentes, cada jurisdicción podrá dar el paso”. En tanto, en la provincia de Buenos Aires, por el contrario, deberá esperar. Lo mismo sucede con Santa Fe, Córdoba, Tucumán y Neuquén, golpeadas por el fuerte incremento de los niveles de circulación del virus y los índices de contagios diarios durante las últimas semanas.

ADNbaires