Ricardo Alfonsín con Alberto Fernández.

79
Compartir

El presidente electo convocó al dirigente de la UCR. Se especuló con que le pudiera ofrecer la titularidad de la Oficina Anticorrupción, pero fue descartado por ahora. Las ideas que lleva el hijo de Raúl Alfonsín a la reunión.

En una jugada que busca abrir el espacio del Frente de Todos y mostrar un futuro gobierno más dialoguista Alberto Fernández recibirá mañana al dirigente radical Ricardo Alfonsín, quien adelantó que “para terminar con la grieta hace falta una oposición que se esfuerce realmente por encontrar los consensos en la Argentina”.

Alfonsín estará mañana a las 10 en las oficinas de Puerto Madero con Fernández y adelantó que no va para aceptar cargo alguno en el gobierno que se viene. En diálogo con Infobae remarcó que “gran parte de los problemas que tiene el país no los resuelve el mercado sino la política con la búsqueda de consensos para la mejora de todos”.

El presidente electo convocó a Alfonsín como parte de la ronda de diálogos que mantiene con diferentes sectores de la política, el gremialismo, el empresariado y los movimientos sociales. Se especuló en algún momento desde el Frente de Todos que Alfonsín podría ocupar la titularidad de la Oficina Anticorrupción (OA) aunque los allegados a Fernández dijeron a Infobae que no era ese el perfil de dirigente que se buscaba para el organismo encargado de controlar los actos de corrupción en la órbita del Poder Ejecutivo.

“No voy para buscar un cargo ni mucho menos. Pienso que la idea de oposición que se planteó desde Cambiemos en estos momentos de la Argentina resulta insuficiente ya que la historia del radicalismo muestra que una oposición real debe ser constructiva y para lograr consensos duraderos”, expresó Alfonsín antes del encuentro con Fernández.

Según se pudo saber, el dirigente radical ya mantuvo reuniones con referentes del Frente de Todos como Eduardo Valdés, Santiago Cafiero, Leopoldo Moreau y Pepe Albistur.

Alfonsín llegará a la reunión con Fernández en un momento donde ha planteado duras críticas al gobierno de Mauricio Macri y a la forma de ejercer política en Cambiemos. En la nueva etapa que se viene el hijo del presidente Raúl Alfonsín cree que “se necesitarán consensos profundos para superar la grieta en la Argentina”. Y hacia ese objetivo apunta la reunión de mañana.

Se sabe que Alberto Fernández es un gran admirador de Raúl Alfonsín. De hecho, en sus oficinas tiene una foto del ex presidente levantando los dos brazos como lo hizo en la campaña de 1983 y en varias oportunidades utilizó frases que había dicho Alfonsín para reforzar su discurso. También participó en varios homenajes al ex presidente.

No se descarta desde el Frente de Todos que Fernández continúe con la ronda de diálogo con otros sectores de la oposición, aunque evaluaron que no tienen previsto armar reuniones con el gobierno de Mauricio Macri por la transición.

Ayer, Fernández recibió al ex presidente Eduardo Duhalde quien le transmitió la necesidad de que “en la Argentina la dirigencia política deje las peleas atrás”. El presidente electo después agradeció a Duhalde por la charla y hubo señales en el Frente de Todos tendientes a escuchar el mensaje de Duhalde y empezar a evitar confrontaciones en el futuro. (Por Martín Dinatale para Infobae)

LO QUE HABLARON

Hablaron por más de una hora, fue una reunión a solas y el dirigente radical Ricardo Alfonsín se comprometió ante el presidente electo Alberto Fernández a “cooperar desde la oposición de manera constructiva para terminar con la grieta y para que el radicalismo pueda encontrar coincidencias con el nuevo gobierno para mejorar la Argentina”.

El encuentro se desarrolló esta mañana en el departamento de Fernández en Puerto Madero y tanto en el Frente de Todos como el propio Alfonsín lo calificaron de “una charla muy afectiva y sincera”.

Se remarcó desde ambas partes que no hubo ofrecimiento alguno al ex diputado de la UCR para ocupar un cargo en el nuevo gobierno pese a que se especuló en algún momento en que Alfonsín podía ser el jefe de la Oficina Anticorrupción.

“No hablamos de cargos y nada de eso. Hablamos de la necesidad de establecer acuerdos en temas económicos y sociales para que la oposición al próximo gobierno sea constructiva y ayude a sacar el país adelante”, explicó a Infobae Alfonsín.

El dirigente radical se comprometió a que “en los momentos difíciles que le toque transitar a Alberto voy a estar a su lado apoyando”. No fue lo único. También prometió que tratará de convencer a sus pares de la UCR a acercar propuestas de trabajo y a “cooperar desde las coincidencias”. Se mencionó en este sentido y en una abierta diferenciación del gobierno de Mauricio Macri que la renegociación de la deuda con el FMI debe realizarse “sin ajustes ni coletazos para que sufra el pueblo”.

Se percibió de parte de Alfonsín una velada crítica al gobierno de Macri por el manejo de la economía que Fernández compartió en su totalidad.

Quedaron en volver a verse en lo inmediato. Fernández lo invitó a su asunción el 10 de diciembre en el Congreso.

Alfonsín también remarcó que coincidió con Fernández en que “para terminar con la grieta hace falta una oposición que se esfuerce realmente por encontrar los consensos en la Argentina”.

Se sabe que Alberto Fernández es un gran admirador de Raúl Alfonsín. De hecho, en sus oficinas tiene una foto del ex presidente levantando los dos brazos como lo hizo en la campaña de 1983 y en varias oportunidades utilizó frases que había dicho Alfonsín para reforzar su discurso. También participó en varios homenajes al ex presidente.

LA OPINIÓN DE ALFONSIN SOBRE MACRI

“Si yo fuera Mauricio Macri, trataría de ser jefe de la oposición”. Ricardo Alfonsín auguró por una autocrítica del Radicalismo y se paró de cara al gobierno entrante. 

El dirigente radical Ricardo Alfonsín opinó sobre la conducción del espacio que será oposición a partir del 10 de diciembre y consideró que el presidente actual Mauricio Macri la comandaría. Además, le pidió a su propio partido realizar una “autocrítica” porque salió “todo al revés”.

“El radicalismo tiene que hacer radicalismo y hacer autocrítica. No sé si no se dieron cuenta de que les salió todo al revés”, afirmó el hijo del ex presidente radical en una entrevista con El Destape.

En esa misma sintonía, el referente del Radicalismo reconoció que “los republicanos no hemos avanzado tampoco” en materia de un reconocimiento de los errores propios de una gestión que se va con una inflación cercana al 55% y con una pobreza creciente.

Además, en cuanto a las posibles rupturas dentro de Cambiemos, el hijo de Raúl Alfonsín reflexionó: “Las disputas no se dan por diferencias, se dan por coincidencias”. Sin embargo, dentro de esa interna, él aseguró que “Si yo fuera Mauricio Macri, trataría de ser jefe de la oposición”.

Finalmente, Alfonsín, quien se reunirá mañana con el presidente electo en las oficinas de la calle México, declaró que “me consta que Alberto Fernández es una persona muy considerada. Si me necesitan voy a estar en los momentos más difíciles”. (Por Alejandro Telleria para Minuto NQN)

ALFONSIN A ENTRE RIOS

El dirigente cuestionó a dirigentes de su partido por “seguidismo” y haber sido “complacientes” con el PRO. Se refirió al encuentro que mantendrá con Fernández y cargó contra los medios. Anunció candidatura.

Ricardo Alfonsín llegará este sábado a Entre Ríos, en rigor a Villaguay, como parte de un tour de charlas con los radicales de diferentes provincias para reflexionar sobre el radicalismo y su pertenencia en Cambiemos. En la organización están Raymundo Kisser y Sergio Solari, entre otros.

Con un discurso muy duro para la fuerza a la que pertenece, el ex diputado nacional llamó a hacer una autocrítica por los cuatro años del gobierno nacional, “porque las cosas, claramente, no fueron buenas”.

“Este conjunto de reuniones que estamos teniendo en diferentes distritos tienen como objetivo sacar posiciones, salvo que este partido haya dejado de serlo”, sostuvo en una entrevista con el programa Cinco Esquinas que se emite por Radio Costa Paraná.

“Nosotros somos distintos al PRO y quien gobierna es el PRO. Si hubiera sido la Unión Cívica Radical las decisiones hubiesen sido muy distintas. Lo que les molestó a muchos radicales es que antes que se tomaran esas decisiones no se los consultó. Pero ojo, muchos radicales que tuvieron la responsabilidad de evitar que se produjeran los errores no lo hicieron. El reclamo no es por el partido, sino por los argentinos. Hubo muchos que fueron muy complacientes, hicieron seguidismo y actuaron como escribanía”, se despachó. E insistió: “Hay que decirlo de frente a la sociedad. No se ha dicho una sola palabra de lo que pasó durante estos cuatro años, como si hubiera sido perfecto lo que sucedió”.

Alfonsín adelantó que será candidato en las elecciones de medio término en la provincia de Buenos Airees. “Que a través de las internas el radical elija qué radical quiere, si el que avaló la reforma previsional que afectó a los jubilados o el que se opuso; el que avaló el aumento de las tarifas o el que quería una auditoría para evaluar si los subsidios a las empresas eran suficientes para mantener el precio del servicio”, enumeró.

También se refirió al encuentro que este viernes mantendrá con Alberto Fernández. “Me reuní antes que fuera candidato, como me he reunido con Santiago Cafiero, Eduardo Valdés, Pepe Albistur y otros. Me reúno con varios dirigentes de todos los partidos, me parece un gesto de civilización política. No necesito tener odio para defender mis convicciones”, añadió.

Y provocó: “¿Saben cuál es la diferencia mía con otros radicales? Que mis encuentros con dirigentes se saben, la de los otros no. No tengo nada que ocultar. Me puedo equivocar, obviamente, pero lo que hago lo hago de cara a la sociedad”.

Ante una posible convocatoria del presidente electo para ocupar algún cargo, dijo: “Alberto es muy respetuoso. No me ha ofrecido nada. Yo puedo ser mucho más útil para el próximo gobierno desde el llano. Espero que mi partido lo sea y no cometa errores del pasado, como oponerse a políticas que son buenas para el país pero no los acompañó porque las hizo el otro. Si hace eso no voy a seguir en el partido en este sentido”.

Sobre el final, y ante otra consulta, se refirió a los medios. “Algunos no me invitan como hace 11 años, pero bueno, están en todo su derecho. Otros están empeñados en impedir que hacia dentro del partido se fortalezca una corriente del pensamiento que sea crítica con quienes se han venido gobernando desde el 2015”, le asestó.

Alfonsín llega a Entre Ríos en el medio de las tensiones, donde en Cambiemos se está debatiendo la idea de conformar bloques únicos en el seno de la Legislatura u optar por interbloques, lo que generaría la partición de la alianza. (Fuente Página Política)

ADNbaires