Roberto Lavagna confirmó que había cartelización de la obra pública en 2005

El reparto discrecional de contratos en la causa Vialidad.

25
Compartir

El ex ministro de Economía declaró como testigo en el juicio oral en el que está procesada Cristina Kirchner. Reveló que ordenó hacer una investigación interna y que luego el entonces presidente Néstor Kirchner le pidió la renuncia.

Roberto Lavagna, ex ministro de Economía, declaró este martes como testigo en el juicio por el supuesto direccionamiento de la obra vial a favor de Lázaro Báez en Santa Cruz. Confirmó que dijo que hubo una “cartelización” de la obra pública en 2005, aunque no aludió a ninguna provincia en particular. Precisó que tras una “advertencia del Banco Mundial”, ordenó hacer una investigación a la Comisión de Defensa de la Competencia. Y que esa cartelización obligaba al Estado a pagar sobrecostos.

El exministro declaró en persona en los tribunales federales de Retiro ante el TOF2 que juzga a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, al exministro de Planificación Julio De Vido y al empresario Lázaro Báez, entre otros, por ser parte de una supuesta asociación ilícita que direccionó 3.500 millones de dólares a la obra pública vial en Santa Cruz entre 2003 y 2015.

Ante una pregunta del fiscal sobre un programa del Banco Mundial que financiaba obra pública en Argentina, contestó que “sobre finales del último trimestre de 2005 el Banco Mundial dejó trascender que probablemente iba a iniciar un análisis de cómo marchaba este proceso de rutas”.

“No clarificaron el motivo y fue de manera informal. Por eso el Ministerio de Economía tomó la decisión de hacer algún análisis preliminar por parte de la Secretaría de Política Económica”, explicó.

La primera conclusión “fue que había algunos elementos preliminares que hacían suponer la posibilidad de la cartelización de la obra pública, un acuerdo entre las empresas participantes de las licitaciones”, afirmó el ex candidato a presidente.

Lavagna puntualizó que una veintena de obras viales fueron suspendidas por esas sospechas.

Aclaró que la ejecución de las obras dependía del Ministerio a cargo de Julio De Vido, uno de los procesados en esta causa junto a la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Unos meses antes de las elecciones legislativas de octubre de 2005, el entonces ministro de Economía pidió con carácter de urgente que Defensa de la Competencia comience una investigación completa sobre el tema de la cartelización.

“No sé las conclusiones porque en noviembre de 2005 se produjo mi cambio y no tuve más información. Con el correr de los años hubo algún tipo de denuncia y por el 2008 se cerró el tema”, agregó y confirmó que “el presidente de la Nación tomó conocimiento” de la investigación que había iniciado porque él se lo informó personalmente.

Roberto Lavagna junto a Néstor Kirchner en junio de 2005, cuando era ministro de Economía.

Roberto Lavagna junto a Néstor Kirchner en junio de 2005, cuando era ministro de Economía.

“Específicamente, no”, respondió Lavagna cuando el juez Jorge Gorini, del Tribunal Oral Federal 2, le preguntó si él constató esa la cartelización de la obra pública en Santa Cruz en ese período.

Luego explicó cómo fue la conferencia en que habló públicamente de la cartelización: “Fue a finales de octubre, principio de noviembre (de 2005). Estaba previsto que la abra el ministro de Economía y la cierre el ministro del área de Obra Pública, que era De Vido”.

Al encuentro “fue la totalidad del empresario de la obra pública. Ese tipo de convenciones tiene entre 600 y 800 asistentes. Ya se había terminado el informe preliminar en el Ministerio y en una reunión que hubo en Rosario frente a empresarios hablé por primera vez del tema del inicio de una investigación más formal sobre cuestiones de cartelización”.

Dijo que “después lo repetí frente a esa convención de la Cámara de la Construcción, lo que generó un estado de agitación entre los presentes bastante fuerte. Alguien me dijo ‘doctor, justo acá viene a decir esto’, y yo le contesté ‘precisamente acá’”.

“Supongo que en ese informe preliminar (del Banco Mundial) hay un listado de obras en general”, contestó Lavagna al recordar sus dichos vinculados a la supuesta “cartelización” durante un acto en la Cámara Argentina de la Construcción el 22 de noviembre de 2005.

El exfuncionario consideró “perfectamente factible que al hablar sobre posibilidad de cartelización de obra pública haya dicho algo de lo que implica en términos de sobrecostos para el Estado”, recordó al responder preguntas del fiscal del juicio Luciani.

Lavagna dijo que después de sus dichos en ese acto no tuvo ninguna comunicación con el entonces Néstor Kirchner y recordó que dejó su cargo en ese gobierno a fines de noviembre de 2005, por pedido del entonces presidente.

“Para ser estrictos nunca renuncié, sino que a pedido del Presidente puse a su disposición el cargo, que no es exactamente lo mismo, aunque los efectos son parecidos”, indicó.

El exministro le dijo al Tribunal que en esta época “no tenía diálogo” con el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, ni con el exsecretario de Obra Pública también juzgado, José López.

“No había diálogo entre los dos Ministerios”, aseveró el exfuncionario sobre la relación que mantenían entonces las carteras de Economía y Planificación.

Lavagna explicó que “lo referido a obra pública estaba en el área de otro Ministerio”, no el de Economía.

El exministro dijo “no recordar” quién le transmitió esas “advertencias” del Banco Mundial que estaban en un informe y abrieron una polémica nacional.

“Han pasado más de 15 años”, explicó y sugirió que pudo haber sido “perfectamente posible” que haya sido el entonces secretario de Finanzas.

(Por Daniel Santoro para Clarín)

ADNbaires