Roberto Lavagna recibió a los radicales críticos.

Coincidieron en armar un proyecto que “supere la grieta”. Concurrieron Alfonsín, Casella y Sappia.

111
Compartir

En otro paso hacia su candidatura presidencial, el ex ministro recibió este jueves a Ricardo Alfonsín, Juan Manuel Casella y Jorge Sappia, titular de la Convención Nacional de la UCR. Hablaron de armar un “proyecto alternativo”.

No hablaron de alianzas ni candidaturas, pero el asunto sobrevoló la hora larga de reunión en las oficinas de Roberto Lavagna, en Carlos Pellegrini al 900 de la Capital.

Los tres radicales antimacristas que lo visitaron, Ricardo Alfonsín, Juan Manuel Casella y Jorge Sappia conforman en realidad un cuarteto que lidera la rama díscola del partido centenario y que completa Federico Storani, ausente con aviso.

El encuentro fue a pedido del ex ministro de Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner. Y seguramente caerá como un bombazo en la interna de Cambiemos, coalición ya astillada por las diferencias entre radicales y macristas en torno al rumbo del gobierno y al armado de listas en algunos distritos, sobre todo en Córdoba.

Precisamente en Córdoba nació la idea del encuentro, este miércoles, cuando Lavagna aprovechó el viaje a esa provincia para reunirse con Sappia, un ex ministro de Eduardo Angeloz que ahora preside nada menos que la Convención Nacional de la UCR, organismo que en breve debe definir si se mantiene o no la alianza con Mauricio Macri.

Después Lavagna llamó a Alfonsín, viejo amigo -con quien ya había estado reunido este verano en Cariló- para armar de apuro el encuentro ampliado.

“Coincidimos en la necesidad de armar un programa alternativo a la grieta”, le dijo a Clarín uno de los asistentes, que posó para la foto que les sacó el diplomático Rodolfo Gil, jefe de la virtual campaña presidencial de Lavagna.

“Hay que convocar a un consenso nacional, algo que desde los extremos será imposible”, fue otra de las premisas. “También se habló de ampliar la base de sustentación política”, dijeron.

Los radicales llevaron la idea de sumar a Martín Lousteau, quien en un eventual entendimiento de los radicales disidentes con Lavagna podría encabezar la fórmula a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad para enfrentar al macrista Horacio Rodríguez Larreta.

Los radicales se fueron diciendo que se trató de un encuentro cordial, pero lamentando de que Lavagna no les haya ofrecido ni un vaso de agua.  (Por MARCELO HUGO HELFGOT para Clarín // Foto: Ricardo Alfonsín, Roberto Lavagna, Jorge Sappia y Juan Manuel Casella en las oficinas del ex ministro peronista, este jueves. Foto: Prensa Lavagna)

ADNbaires