Rodríguez Larreta prepara un amparo contra la suspensión de las clases presenciales

De todos modos, el jefe de Gobierno pidió un diálogo urgente con el Presidente, hoy mismo.

11
Compartir

El jefe de gobierno porteño analiza realizar una presentación en la Justicia luego de los anuncios del Presidente; mientras tanto, adelantan en su entorno, acatará lo dispuesto y buscará dialogar con el Gobierno.

El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, trabaja en una acción de amparo para que la Justicia frene la decisión del presidente Alberto Fernández de suspender las clases presenciales en la Ciudad de Buenos Aires, dictada para contener la suba de casos por el rebrote de coronavirus.

El alcalde porteño, que no fue consultado sobre el cierre de las escuelas, considera que la disposición del jefe del Estado es “inexplicable”. Y, por esa razón, apuesta a realizar una presentación judicial, según confirmaron fuentes oficiales a LA NACION. La decisión sería anunciada por Larreta durante la conferencia de prensa que brindará a las 13.

“Vamos a trabajar y hacer lo que haga falta para que los chicos estén en las escuelas el lunes”, afirman desde la sede de la administración porteña en Parque Patricios.

En paralelo, pese al creciente malestar porque el Presidente no lo consultó sobre su decisión de suspender las clases y endurecer las restricciones, Rodríguez Larreta planea retomar las negociaciones con la Casa Rosada para analizar la situación sanitaria y discutir las disposiciones del jefe del Estado.

Rodríguez Larreta quedó fuera de las discusiones para imponer nuevas restricciones a la circulación. No lo consultaron ni le avisaron sobre el contenido de los anuncios. Pese a ello, remarcan que acatará las medidas. En su entorno causó malestar la decisión de recurrir a las fuerzas federales para garantizar el cumplimiento. “No pueden actuar en el distrito sin que exista una orden federal. Lo estamos viendo”, aseguran desde el gobierno de la Ciudad.

En Uspallata no ocultan su malestar con la Casa Rosada por los anuncios. “No nos consultaron ni nos avisaron nada”, repetían anoche en la cúpula del Ejecutivo porteño.

Si avanza la vía judicial por las nuevas medidas sanitarias, la disputa política entre la administración de Larreta y la Casa Rosada volverá a trasladarse a los tribunales de la Justicia, como ocurrió con el recorte de los fondos de coparticipación de la Ciudad. El lunes pasado, la Corte Suprema citó a ambas jurisdicciones a una audiencia por el conflicto por los recursos.

Reacción
El cierre de las escuelas abrió una discusión interna en el gabinete porteño. Mientras algunos planteaban que había que “resistir” las medidas, otros funcionarios pedían acatar la disposición y diferenciarse del oficialismo en el terreno discursivo.

Anoche, el Presidente anunció que decidió suspender por dos semanas las clases presenciales y la circulación, entre las 20 y las 6 de la mañana, en la Capital y los 40 municipios que integran el AMBA, frente a la suba de los casos de coronavirus.

El primer mandatario reconoció que tuvo discusiones con su equipo por el cierre de los colegios. De hecho, el ministro de Educación, Nicolás Trotta, había defendido la presencialidad horas antes del anuncio. “Hay que ir a un colegio primario y ver el horario de salida de los chicos, ver cómo las madres se agolpan frente a la puerta, cómo de ese modo el contagio puede hacerse más fácil, cómo los chicos juegan entre sí cambiándose los barbijos”, argumentó Fernández, en diálogo con Radio 10.

Además, dijo que optó por tomar en soledad las medidas porque no estaba conforme con la forma en que la Ciudad aplicó las restricciones anunciadas las semana pasada. También remarcó que se enteró por los medios de que Larreta no estaba de acuerdo con los límites a la circulación. “Si uno acuerda y después decimos que no estamos de acuerdo, entonces no entiendo para qué lo hacemos. Por eso, esta medida no la consensué, la tomé yo y me hago cargo yo”, lanzó Fernández. (Fuente La Nación)

PEDIDO DE DIALOGO

El jefe de Gobierno aseguró que quiere reunirse hoy mismo con el Presidente. Rechazó la presencia de fuerzas federales en las calles de la Ciudad de Buenos Aires, respaldó el trabajo de los médicos y confirmó que mañana se quedan sin vacunas. Confirmó que irán a la Justicia.

El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, le solicitó una reunión urgente al presidente Alberto Fernández luego del anuncio de nuevas medidas restrictivas para frenar el avance del coronavirus.

En una conferencia de prensa que se realiza en la sede de gobierno porteño, Rodríguez Larreta dijo que no fue consultado antes de los anuncios de anoche y lamentó que se haya “roto” una forma de trabajo. En ese marco, el mandatario porteño dijo que quiere reunirse este mismo jueves con el Presidente para discutir el cierre de las escuelas anunciado anoche.

“Los chicos y las chicas de Buenos Aires tienen que estar el lunes en las aulas. Tenemos 3 o 4 días para hacer todo lo que está a nuestro alcance para lograr eso”, lanzó Rodríguez Larreta. Y agregó: “El aula más peligrosa de todas es la que está cerrada”.

Acompañado por su vicejefe de Gobierno, Diego Santilli; la ministra de Educación, Soledad Acuña; el ministro de Salud, Fernán Quirós; el jefe de Gabinete, Felipe Miguel; y el secretario de Transporte, Juan José Méndez, Rodríguez Larreta pronunció un duro discurso en el que también rechazó la presencia de fuerzas federales en la Capital Federal y marcó diferencias con Alberto Fernández al defender el rol de los médicos: “Nunca se relajaron”.

Ayer, el Presidente había dicho que el sistema de salud privado se había “relajado” al habilitar el tratamiento de otras patologías que habían sido postergadas durante la cuarentena del 2020. Esa frase provocó una campaña en redes de profesionales que postearon fotos y duros mensajes contra la Casa Rosada. (Fuente Infobae)

ADNbaires