Rodríguez Larreta rechazó una convocatoria del Gobierno

Era para discutir los fondos de la seguridad porteña.

18
Compartir

El gobierno de la Ciudad difundió un comunicado. Este miércoles el jefe de Gobierno visitó al Presidente en Olivos.

La Ciudad rechazó la invitación del ministro del Interior Eduardo “Wado” de Pedro y del jefe de la Cartera de Economía, Martín Guzmán, que convocaron formalmente al jefe de Gobierno y a sus colaboradores para discutir la transferencia de fondos para la Seguridad, que quedaron comprometidos con la quita de 1,2 puntos de coparticipación. La Casa Rosada ejecutó esa medida primero por decreto, en septiembre, y el Congreso la convirtió en ley a principios de diciembre.

Horacio Rodríguez Larreta había instruido a sus funcionarios para que respondan de manera categórica el convite de los ministros de Alberto Fernández. La misiva lleva la firma del secretario general de la Ciudad, Fernando Straface. En la jefatura de Gobierno esperan una solución de la Corte Suprema, donde presentaron dos querellas contra el Estado nacional. “La Ciudad no asistirá a la reunion convocada por Nación porque considera que la Ley es inconstitucional, y aguarda a que la Corte Suprema de Justicia se expida”, señalaron fuentes de la Ciudad junto a la nota dirigida a De Pedro y Guzmán.

“Quiero expresar que nos vemos impedidos de concurrir a la reunión propuesta según lo establecido por el artículo 2° de esta ley ya que hemos planteado judicialmente la inconstitucionalidad de la misma”, señala Straface en el texto.

El miércoles 30 de diciembre a las 21.48, el ministerio del Interior difundió la convocatoria a la Ciudad. En la sede del Ejecutivo porteño no se sorprendieron; la misiva había llegado un día antes al edificio de la calle Uspallata. Ese mismo martes, De Pedro habló por teléfono con Rodríguez Larreta, aunque la charla estuvo centrada en el operativo de vacunación que comenzó ese día.

En la mesa chica de Rodríguez Larreta se debatió si el jefe de Gobierno debía asistir o no a la residencia de Olivos para discutir el alza de contagios. Hubo voces en contra y a favor, pero primó la segunda posición. “Tenemos que seguir diferenciándonos y actuando con responsabilidad”, dijo un hombre de confianza del referente del PRO. En las últimas horas también se reflexionó si el jefe de Gobierno debía firmar el comunicado de rechazo o no.

El miércoles, en Olivos, Rodríguez Larreta y Fernández reeditaron la foto política de la pandemia. El Presidente y los jefes de los distritos del AMBA analizaron la multiplicación de contagios. El gobernador Axel Kicillof también fue de la partida. La imagen se volverá a ver entre el 8 y el 10 de enero, con la posibilidad cierta de incluir algunas restricciones. Ese día el tema de la coparticipación no se abordó.

La Provincia recibió casi la totalidad de los recursos recortados a la Ciudad para financiar el aumento a la policía bonaerense, que en septiembre realizó una huelga que incluyó un cerco policial a la residencia de Olivos.

En la jefatura de Gobierno no esperan una solución inminente del máximo Tribunal. “Ahora hay feria, creo que buscarán una instancia intermedia de diálogo, porque un fallo en contra debilitaría mucho al Gobierno”, señalan en la Ciudad.

El texto de la carta fue duro y con un posicionamiento político claro. “La invitación al acuerdo dentro de un plazo de 60 días es un simulacro que el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires no puede ni debe convalidar. No sólo porque ya se había firmado un convenio con el Gobierno Nacional y se estaba ejecutando sino porque, incluso si se hubiesen querido modificar las condiciones establecidas, la negociación debió ser previa y consensuada para luego, en caso de acuerdo, solicitar la aprobación legislativa”, señala.

En privado, en el gobierno porteño, son menos diplomáticos. “El decreto y la ley son inconstitucionales. Esto vulnera la institucionalidad de todo el país. Es un circo. Nosotros ya negociamos con el Estado nacional en 2016”, señala en el entorno del jefe de Gobierno a propósito del decreto firmado por el ex presidente Mauricio Macri para transferir los recursos a la Nación, que Fernández revocó por la misma vía. Palabras, palabras menos es el mismo contenido expresado en la nota.

El diálogo entre el Gobierno y la Ciudad para avanzar en una quita quedó postergado en marzo, con el inicio de la pandemia. Los delegados de Rodríguez Larreta estaban dispuestos a resignar casi medio punto de coparticipación.

La quita de 1,2 puntos de coparticipación representará una merma de $ 65 mil millones en el Presupuesto porteño de 2021. En el medio, las posiciones se exacerban de cara a la decisiva campaña electoral. (Por Guido Carelli Lynch para Clarin)

ADNbaires