Rovella: “Parece que Kicillof no quedó del todo conforme con la Ley, nosotros tampoco”.

164
Compartir

El diputado radical de JxC Diego Rovella explicó los puntos clave que se modificaron y acordaron para aprobar la Ley Impositiva.

“Nuestro compromiso con todos los bonaerenses fue conformar una oposición seria y responsable, y es por eso que trabajamos para acordar una Ley Impositiva lo más justa posible. Hemos conseguido modificar varios puntos del proyecto original y por eso quedó finalmente aprobada. De ambas partes tuvimos que resignar algunas cuestiones para lograr ese acuerdo. Parece que el gobernador Kicillof no quedó del todo conforme con la ley, pues nosotros tampoco. Todos tuvimos que cerder algo”, opinó el diputado radical de Cambiemos Diego Rovella.

Y agregó. “Hemos conseguido que muchos bonaerenses que en el proyecto original debían pagar aumentos que estaban muy por encima de la inflación, ya no tengan que hacerlo. Asimismo, se logró que muchas actividades productivas clave para la Provincia no tengan que soportar una presión impositiva desmedida”.

Siempre en ese marco, el legislador oriundo de La Plata señaló que “Asimismo, se consiguió que el impuesto inmobiliario urbano con una presión impositiva del 75%, de acuerdo al proyecto original del Gobierno, no sea tributado por 2.600.000 familias como se pretendía. Al aumentar la valuación fiscal de las propiedades (pasó de 680.877  a 1.712.754 pesos), ese impuesto deja afuera a 2 millones de familias, lo que es un claro beneficio para la gente. Y lo hicimos porque ese porcentaje que se proponía superaba ampliamente la inflación de 2019, y la idea que teníamos era que abarque a la menor cantidad de familias posible”, explicó Rovella.

En cuanto al inmobiliario rural, Rovella, dijo que “El texto original estipulaba un tope de 7.440.000 pesos de ingreso de los productores para quedar exentos del pago, y en ese sentido, consensuamos con el oficialismo elevarlo con el propósito de lograr que los pequeños productores del interior de la Provincia tengan una menor carga tributaria”.

Rovella siguió detallando las cuestiones más importantes de la nueva Ley y en referencia a la alicuota de los ingresos brutos, por ejemplo, puntualizó que “De ninguna manera íbamos a admitir una alicuota del 3.5% a la producción farmacéutica, ni a los pequeños comerciantes y profesionales bonaerenses. Sabíamos que, en el caso de los medicamentos, el incremento se trasladaría a los precios, lo que afectaría en especial a los jubilados y a los que menos tienen, lo que rechazamos de plano. Ahí existía otra traba para el acuerdo. El diálogo tuvo sus frutos y el oficialismo retrotrajo los porcentajes a 2019, y quedó establecido otra vez en 1.5% de presión tributaria”.

Y también, agregó el legislador de JxC, “logramos reducir la alícuota sobre los servicios profesionales de 4.5% a 3.5%, que comprende a servicios jurídicos, notariales y contables. Paralelamente–sumó Rovella–propusimos una escala distinta a lo que se había planteado en un principio para los comercios minoristas, logrando de esta manera reducir de 2.5% a 1.5% la alicuota para minimercados, almacenes de barrio, kioscos, verdulerías, entre otros comercios de menor escala. Asimismo, para seguir aliviando el bolsillo de los bonaerenses, disminuimos del 3% al 2%” los IBB a operaciones de televisión por cable, lo que necesariamente iba a impactar en las facturaciones”.

El diputado platense de la UCR también hizo hincapié en lo concerniente al impuesto automotor y en ese punto comentó que “de acuerdo al proyecto de origen, se contemplaban aumentos en las respectivas alícuotas que podían generar hasta un 100% de incremento considerando lo pagado el año anterior. Además–agregó–, retenía para la Provincia el 20% del cobro a los modelos 2009, cuando éstos ya se encuentran municipalizados. En esta cuestió pudimos conseguir que el aumento no pueda superar el 55% a lo abonado en 2019, mientras que las comunas recuperaron totalmente el cobro de las patentes 2009, eximiéndose al mismo tiempo a los vehículos municipales destinados a prestar servicios de transporte público de pasajeros”.

Rovella, que actualmente preside la comisión de Puertos de la cámara baja, indicó en este punto que lo toca de cerca que “el Art.100 del proyecto de ley enviada por el Ejecutivo creaba una tasa por tonelada cargada de 93 pesos y 273 pesos para las descargadas en puertos provinciales, y se había propuesto un arancel de 46 pesos por tonelada de mercadería removida. Luego de una larga y dura discusión conseguimos que todas estas tasas bajen a la mitad, y quizá con el tiempo pretendamos disminuirla más, o directamente eliminar esta presión tributaria que afecta a varios sectores de la actividad portuaria, lo que nos hace perder competitividad frente a otros puertos del país”.

Finalmente, Diego Rovella advirtió que “no es nuestra intención desfinanciar a la provincia de Buenos Aires, pero como oposición responsable no deseábamos que el mayor peso de la presión impositiva recaiga sobre los que más se esfuerzan. Como dijimos desde el primer día, sabíamos que dialogando entre todos se podría arribar a un acuerdo más justo sin dejar de lado la solidaridad. La construcción de consensos es indispensable y fue por eso que también entre todos pudimos acordar para que el Gobernador cuente con esta herramienta tan importante y necesaria para el desarrollo de sus políticas. Hoy podemos afirmar que llegamos a una Ley superadora de la original, con aumentos más racionales, en una discusión y puesta a punto de la norma jurídica dónde cada parte tuvo que ceder algo, pero no perdiendo de vista de un lado y del otro que detrás de cada letra y de cada número había un productor, un trabajador o un jubilado que todos teníamos la obligación de defender y no descuidar”, cerró.

ADNbaires