Con más de 28.000 muertes, Argentina arrancará una nueva extensión de restricciones

89
Compartir

El Ministerio de Salud informó otros 382 fallecidos y 15.718 nuevos casos. Mientras, el presidente Alberto Fernández anunció hoy que las restricciones seguirán hasta el 8 de noviembre.

En el día de una nueva extensión de la cuarentena, el Ministerio de Salud de la Nación informó este viernes otras 382 muertes y 15.718 nuevos casos de coronavirus. Así, el país contabiliza 1.069.368 contagios y superó la barrera de las 28 mil víctimas fatales, al alcanzar los 28.338 muertos.

De los fallecidos notificados (233 hombres, 148 mujeres y una persona de la cual no se precisó el sexo), 139 residían en la provincia de Buenos Aires, 53 en la Ciudad de Buenos Aires (CABA), 39 en Córdoba, 27 en Santa Fe, 21 en Jujuy, 17 en Neuquén, 13 en Salta, once en Río Negro y Mendoza, diez en Tucumán, ocho en Chubut, siete en Tierra del Fuego, cinco en Chaco, Entre Ríos, Santa Cruz y La Rioja, cuatro en Corrientes y dos en La Pampa.

De acuerdo a la información de la cartera sanitaria, todas las provincias registraron casos, la mayor cifra en la provincia de Buenos Aires (4.649). Santa Fe se mantiene segunda en los reportes diarios, esta vez con 2.517 positivos, seguida una vez más por Córdoba (2.134) y Tucumán (1.032). Más atrás quedaron Mendoza (830), Chubut (673) y la Capital Federal (585).

Luego, con un alto número de casos, siguieron Entre Ríos (475), Río Negro (417), Neuquén (411), Tierra del Fuego (331), Santiago del Estero (316), San Luis (316), Salta (238), Chaco (231) y Santa Cruz (200).

Completaron el reporte de la jornada La Pampa (129), La Rioja (109), San Juan (52), Jujuy (46), Corrientes (12), Catamarca (11), Misiones (2) y Formosa (2), la provincia con menos infectados del país (solo 142).

De las 174.368 personas que se encuentran cursando la enfermedad, 4.696 permanecen internadas en unidades de terapia intensiva. Respecto a los datos de ayer, la ocupación de camas de ese sector bajó al 62,4% en el AMBA y retrocedió a 63,9% en el resto del país.

En las últimas 24 horas fueron hechos 35.671 testeos, con una positividad del 44%. Desde el inicio del brote se realizaron 2.777.087 pruebas diagnósticas para esta enfermedad, lo que equivale a 61.200,6 muestras por millón de habitantes.

Horas antes, el presidente Alberto Fernández anunció que la nueva fase de aislamiento y distanciamiento social se ampliará otras dos semanas, hasta el 8 de noviembre, centrada principalmente en ocho provincias, además del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). Es que San Luis, Mendoza, Salta, Tucumán, Neuquén, Santa Fe, Río Negro y Córdoba concentran el 55% de los contagios del territorio nacional.

“Nosotros sentimos que estamos estabilizándonos en una meseta de 15.000 casos diarios. El virus ya no está en las ciudades, sino también en los pequeños pueblos”, afirmó el jefe de Estado al hablar desde Misiones, en el primer anuncio de este tipo fuera la Casa Rosada y la Quinta de Olivos.

Posteriormente, dijo que para la siguiente fase, que empieza el lunes, el Gobierno va a seguir las mismas condiciones que hasta ahora. “Tenemos que estar muy atentos porque el riesgo sigue latente, hay que ser muy cuidadosos en el contacto con el otro. Hay que preservar la distancia, usar permanentemente el barbijo y de ese modo garantizar que los contagios bajen”, afirmó.

Por otra parte, durante el reporte federal de esta mañana, el secretario de Equidad en Salud de Nación, Martín Sabignoso, se refirió a la importancia del sistema de atención primaria sanitaria, tanto para el día a día de la población como en la coyuntura de la pandemia del coronavirus.

“Para las personas, la atención primaria de la salud significa que existe un sistema que conoce a su población, que sabe cuáles son los servicios especializados que necesita, que trabaja activamente en prevenir la enfermedad, que esta pendiente de monitorear el desarrollo adecuado de los niños y niñas”, señaló.

Además, este tipo de servicios se esfuerza “por tener altos niveles de vacunación, estimula a las mujeres a hacerse una mamografía o un papanicolau, estimula a los adultos a hacerse controles cardiológicos frecuentes, pone a disposición métodos anticonceptivos y garantiza el acceso a medicamentos”.

Para Sabignoso, la estrategia de atención primaria de salud “es la principal para controlar a la pandemia” de Covid-19.

“Cuando hablamos de testear, rastrea, aislar, cuidar, estamos hablando de atención primaria de la salud, cuando insistimos en el lavado de manos, el mantener el distanciamiento, estamos hablando de atención primaria de la salud”, abundó.

El funcionario también informó que el ministerio de Salud destinó 40 mil millones de pesos -40% del presupuesto anual- a reforzar ese sistema a través de diversas líneas de acción.

De esa manera, se pudo financiar la compra de más de 30 millones de vacunas y 50 millones de tratamientos con medicamentos a través del programa Remediar, explicaron. (Imagen: En provincias como Neuquén y Río Negro, la ocupación de camas de terapia intensiva se acerca al 100%)

ADNbaires