Una multitud presenció el desfile militar por el Día de la Independencia.

163
Compartir

Con el presidente Mauricio Macri en el palco, se desarrolló el tradicional desfile patrio sobre la Avenida del Libertador entre Salguero y Dorrego. El acto duró cuatro horas y contó con más de cuatro mil efectivos de las distintas fuerzas de seguridad.

Las calles de la Ciudad de Buenos Aires fueron sede de la tradicional ceremonia por el Día de la Independencia, que el año pasado se suspendió por temas presupuestarios. Esta vez, a 203 años del 9 de julio de 1816, se celebró la gesta con un despliegue de más de 4.000 efectivos de a pie, motorizados y montados a caballo, bandas militares y de música –de distintos regimientos y cuerpos– y 16 aeronaves militares en vuelo.

El desfile en conmemoración de un nuevo aniversario del día de la declaración de la independencia comenzó antes del mediodía: se desarrolló sobre la Avenida del Libertador entre Salguero y Dorrego y el palco estuvo ubicado frente a Plaza Holanda. Allí se dispusieron 150 sillas y un lugar especial para el presidente Mauricio Macri, quien cerca de las doce del mediodía se hizo presente luego de encabezar en la provincia de Tucumán el acto central por el Día de la Independencia.

El Jefe de Estado estuvo acompañado por la primera dama, Juliana Awada, por el grueso de ministros de su gabinete y por el precandidato a vicepresidente de Juntos Somos el Cambio, Miguel Ángel Pichetto. Se instalaron, en las inmediaciones, dos columnas de sonido con potencia suficiente para cubrir 150 metros a ambos lados del palco desde donde se informa a la multitud quiénes desfilan y qué aeronaves surcan los cielos.

El tránsito vehicular quedó restringido desde las ocho de la mañana. El acto comenzó al mediodía con la procesión de once bandas musicales de diferentes regimientos. Las primeras en desfilar fueron las compañías de música de cada una de las tres Fuerzas Armadas, además de las de la Policía Federal, la Gendarmería y la Prefectura Naval. Los músicos fueron escoltados por un desfile de tropas del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas (100 efectivos), el Ejército Argentino (1.400), la Armada (500), la Fuerza Aérea (450), acompañados por Gendarmería Nacional (300), Prefectura (300), PSA (300), Policía Federal y de la Ciudad (200 y 200 efectivos), Veteranos de Guerra de Malvinas y miembros de fuerzas de seguridad extranjeras.

Formaron parte de la celebración cuatro Hummer, cuatro Polaris, dos Gaucho y dos CSK-131, los vehículos blindados chinos que participaron del operativo de seguridad de la Cumbre del G20. A las 12:40, el público que se congregó para presenciar el desfile patrio militar alzó la vista para ver y escuchar tronar a tres cazabombardero A-4AR Fightinghawk, en una de las mejores prestaciones de la cita conmemorativa al Día de la Independencia.

Además en la muestra se desempeñaron vehículos militares de operaciones y logística (dos Guardian, cinco Marrúa, cuatro Ford F350 y tres ACL 5 Anfibios) y de combate como los M-113 (2), SK-105 (2), VCA Palmaria (2) y los tanques TAM y TAM II (4) y VCTP (2).

En el marco del desfile se realizó una detención. Un hombre vestido completamente de negro irrumpió las líneas de marcha de oficiales del ejército en dirección al palco presidencial. Llevaba en su mano izquierda una suerte de carta. Efectivos de la Policía de la Ciudad lo redujeron y el caso no pasó a mayores.

Luego de la presentación de las bandas musicales, fue el turno del despliegue de aviones y helicópteros. Finalizado uno de los puntos más celebrados de la multitud, comenzó el desfile de las distintas divisiones de todas las fuerzas de seguridad del país. Minutos después de las dos de la tarde, los vehículos militares iniciaron su marcha por la Avenida del Libertador.

A las 15 horas, ocurrió uno de los momentos más celebrados del desfile militar. A medida que transcurría el día, desde los altavoces anunciaban la participación de los veteranos de guerra civiles y militares de las Islas Malvinas y el público celebraba. El reconocimiento a los héroes de guerra sonó con la marcha de Malvinas y una ovación ininterrumpida de fondo.

Los ex combatientes recibieron el cálido aplauso de la gente. Portaban sus uniformes, sus condecoraciones y sus banderas o mensajes. Los veteranos pudieron sentir el fervor y el apoyo del pueblo argentino cerca del cierre del acto ciudadano de conmemoración por el Día de la Independencia.

Los desfiles militares de celebración del 9 de julio se volvieron a realizar hace tres años en virtud al Bicentenario de la Independencia, tras un período de 16 años sin operativos militares desplegados para festejar la fiesta patria de la declaración de la independencia. El año pasado no se hizo por falta de presupuesto. Esta vez, el despliegue comenzó a las ocho de la mañana y terminó pasadas las 16 tras cuatro horas de celebración patria.

ADNbaires