“Vamos a trabajar muy fuerte en este tiempo de revancha”

Lo afirmó Alberto Fernández en Chubut.

21
Compartir

El Presidente montó su gabinete federal en una provincia clave para retener el quorum en el Senado; no se encontró con el gobernador Arcioni.

COMODORO RIVADAVIA.– Bajo un fuerte operativo de seguridad y con un claro espaldarazo a la fórmula del Frente de Todos, el presidente Alberto Fernández aterrizó en una de las capitales alternas de Chubut con un objetivo en el radar: revertir en las generales el resultado de las últimas PASO, que en esta provincia puso en jaque la posibilidad de sostener tres bancas y el quorum oficialista en el Senado de la Nación.

El Presidente sostuvo que “todo lo que queríamos hacer con Cristina [Kirchner] se postergó en el día 99. Ahora me siento en el día 100. Vamos a poner toda la garra para que en los dos años que vienen poder hacer lo que nos comprometimos a hacer en cuatro, pero no nos permitió la pandemia. Preciso de la unidad. Como decía Scioli, lo mejor está por venir”.

Agregó que “se que me han dado un mandato. Perdimos dos años por la pandemia, pero ahora a trabajar y en tiempo de revancha vamos a hacer todo lo que prometimos”.

Alberto Fernández junto a Carlos Linares en ChubutFredy Carrera
Minutos después de la firma de convenios, el Presidente salió junto a su gabinete para mantener contacto “con la militancia”, en el exterior del Predio Ferial. “No todo es lo mismo. Les pido que voten a Carlos (Linares) y a Florencia (Pappaiani) para incluir a Chubut dentro de una gran Argentina”, aseguró.

Fernández aterrizó a las 13.05 en Comodoro Rivadavia, participó de un acto multitudinario en el Predio Ferial y mantuvo una reunión de Gabinete Federal, además de firmar convenios por financiamiento de obras por mas de 12.195 millones de pesos. En la comitiva lo acompañaron los ministros Juan Cabandié (Ambiente), Martín Soria (Justicia y Derechos Humanos). Matías Kulfas ((Desarrollo Productivo), Matías Lammens (Turismo y Deportes), Daniel Filmus (Ciencia y Tecnología), Eduardo de Pedro (Interior), Gabriel Katopodis (Obras Públicas) y Julio Vitobello (secretario General de la Presidencia).

Sobre el cierre de la tarde, la comitiva presidencial partirá rumbo a Puerto Madryn, en donde visitará la planta de Aluar junto al presidente de la compañía, Javier Madanes Quintanilla. Ambos mantuvieron una reunión la semana pasada en la Casa Rosada, en la que Madanes garantizó la continuidad de 600 puestos de trabajo en la planta de aluminio y una proyección inversora de 1000 millones de dólares.

En aquel encuentro se acordó que no habrá modificaciones ni sobrecargos en la tarifa eléctrica con la que se abastece Aluar desde la central hidroeléctrica Futaleufú, al menos hasta el año 2025, ya que la aplicación de algunos sobre costos dispuestos por las autoridades regulatorias implicaban un riesgo para la sustentabilidad económica de una parte de la producción de aluminio.

Al Presidente lo acompañaron el intendente de Comodoro Rivadavia, Juan Pablo Luque, y su par de Puerto Madryn, Ricardo Sastre; ambos lanzados como precandidatos a la gobernación para 2023 en Chubut.

Los actos, de fuerte impronta política, hubo varios hechos que pusieron en escena la tensión preelectoral que se respira en esta provincia. Por un lado, el gobernador Mariano Arcioni optó por viajar a la localidad de Esquel, donde entregó 108 viviendas en el barrio Valle Chico. Pese a darle la bienvenida a través de su cuenta oficial de Twitter, optó por no participar de la actividad oficial.

Arcioni mantiene, pese al pedido que hizo Nación tras las PASO, su propia lista de candidatos con la fórmula que encabeza el ministro de Seguridad, Federico Massoni, y Rosa Muñoz.

Otro factor dio otro tono al desembarco presidencial de este martes: en la última visita a Chubut en marzo último, Fernández y Arcioni vivieron momentos de tensión a raíz del ataque de un grupo antiminero en Lago Puelo al vehículo en el que viajaban Fernández, su esposa Fabiola Yañez, y el propio Arcioni. Los incidentes dejaron una causa judicial y una herida abierta que ayer generó un fuerte cerrojo de seguridad a la vista presidencial.

Por otro lado, los candidatos de Cambiemos denunciaron a través de sus redes sociales ataques a los carteles proselitistas. “¿Qué pasa @alferez? ¿Estás nervioso?”, disparó el candidato a senador y ganador en las PASO, Ignacio Torres, a través de su cuenta oficial en Twitter. A la queja se sumó la candidata a diputada nacional, Ana Clara Romero, quien con una foto en la que se ve una bandera argentina tapando la gigantografía de los candidatos opositores, pidió “respetar la investidura presidencial pero también la democracia. No se puede utilizar el gabinete federal para hacer un acto proselitista ni para apropiarse del espacio público”.

La agenda presidencial
La primera actividad se realizó en Comodoro Rivadavia, en donde Fernández participó de un acto multitudinario y con la presencia de los gremios Petroleros y de Camioneros, entre otros.

Cerca de 500 efectivos custodiaron a Alberto Fernández en Comodoro Rivadavia La presencia del Presidente de la Nación, junto a parte de su gabinete, fue custodia por fuerzas de seguridad en Comodoro Rivadavia. Casa Militar, a cargo de la seguridad del mandatario nacional, requirió la colaboración de la Policía del Chubut.

En el Predio Ferial, apoyó a la lista que encabezan para el Senado el exintendente de Comodoro Rivadavia, Carlos Linares, junto a Florencia Pappaiani. Ambos deberán repuntar en las generales los 36.000 votos de diferencia que alcanzó la fuerza Juntos por el Cambio. En Chubut, la vicepresidenta Cristina Kirchner se juega el quorum en el Senado. Estos comicios se renuevan tres bancas leales al Frente de Todos: Juan Mario Pais, Alfredo González Luenzo y Nancy González, amiga personal de la vicepresidenta.

El Presidente destinó un discurso a los candidatos del Frente de Todos en Comodoro. “Atrás ha quedado un tiempo muy ingrato. Pero acá estamos los sobrevivientes de la pandemia, lo que le hicimos una gambeta al virus. Tenemos el compromiso de no volver al mundo de antes, de desigualdad. Algunos dudan de la importancia de la educación pública. Se dicen liberales. Pero me gustaría que piensen en aquel general que un día hizo que todas las universidades sean gratuitas para que los hijos de los obreros sean universitarios”.

Agregó que “hubo una gobernadora que cerró hospitales. Pero con la pandemia tuvimos que poner al servicio de la salud de pie. No fue el trabajo de un presidente sino de los argentinos. Nosotros debemos construir otra sociedad que debe suponer más derechos. Estoy preocupado. Vengo a ratificar mi compromiso y a construir la Argentina que nos merecemos, en un país con educación y medicamentos gratis como es hoy”. (Imagen: Alberto Fernández en Chubut // Por Ana Tronfi para La Nación)

ADNbaires