Vidal pedirá la conciliación obligatoria para evitar el paro docente.

342
Compartir

Cansada del conflicto salarial con los docentes y luego de que los sindicatos de maestros anunciaran otro paro de 72 horas, a partir del lunes, la gobernadora María Eugenia Vidal tiene pensada una estrategia para desactivar la embestida gremial: solicitar la conciliación obligatoria al Ministerio de Trabajo bonaerense.

El pedido fue girado esta jueves a la cartera laboral donde el ministro de Trabajo, Marcelo Villegas, firmará la medida y notificará vía telegrama a cada uno de los gremios docentes.

Con esta maniobra la gobernadora busca que los 4,5 millones de alumnos puedan regresar a las clases el lunes próximo, tras la finalización del receso invernal. También quiere limitar la demanda al ámbito salarial y que los sindicatos no lleven otros reclamos de corte político, como el que efectuaron en la paritaria del lunes último, cuando con carteles se expresaron en contra del ajuste y pidieron por los despedidos en la agencia Télam. Además, el titular del Suteba, Roberto Baradel, solicitó que figure en el acta que se opone al acuerdo con el FMI.

Hoy los docentes definieron las medidas de fuerza que tomarán. No hubo conferencia de prensa ni anuncios estrambóticos. Solo un escueto comunicado en el que confirmaron algo que venían deslizando desde hacía varios días: el lunes no comenzarán las clases en la provincia de Buenos Aires por un paro docente de 72 horas.

A Vidal no la sorprendió la medida de fuerza, pues en la propia gobernación están convencidos de que las decisiones de los sindicatos van más allá del reclamo salarial. “Están haciendo política y no les importan los chicos”, sostienen en su entorno. Por eso, la gobernadora decidió pedir la conciliación.

Según el frente docente, que no sean otra vez convocados es una muestra del desinterés de Vidal por destrabar el conflicto. “Luego de esperar 94 días, mediante dos cautelares, la Justicia obligó al gobierno a convocar a los docentes. En un nuevo simulacro de negociación paritaria nos presentaron una oferta del 15%, muy lejos de la necesidad del bolsillo de los docentes. Por lo tanto, resolvemos un paro de 72 horas”, concluyeron los maestros.

“Montar un circo”
El ministro de Trabajo, Marcelo Villegas, fue más allá y, en diálogo con LA NACION, disparó contra los gremios. “Lo que buscan es que los convoquemos a otra reunión para rechazar la propuesta y salir a montar un circo político contra Vidal y el gobierno. Eso es lo que quieren”, reveló.

“Si uno analiza los datos fríamente se da cuenta de todo: la oferta anterior a la del lunes pasado fue de un 10%, a pagar en el primer semestre. Fue rechazada. Ahora, le propusimos un 16,7% en siete meses, es decir, mejoramos un 67% aquella propuesta. Pero nada. Lo que quieren es seguir con la joda”, añadió Villegas.

De concretarse la huelga de 72 horas convocada para el lunes, sumarán 15 los días de clases perdidos y ascenderá a diez la cantidad de paros realizados en lo que va del año (algunos de ellos fueron de 48 o de 72 horas).

“Es increíble. No limitan el reclamo al ámbito salarial. Meten la política. Han parado en solidaridad con los docentes de otra provincia, por el Día de la Mujer, por el paro de la CGT y hasta porque se demoraron cuatro horas en cargar los sueldos. Así no se puede más”, se descargó Villegas ante LA NACION.

Los docentes, en cambio, transmitieron su mirada del conflicto y en un comunicado dijeron: “A pesar de la predisposición y la buena fe de los gremios que integramos el Frente Unidad Docente Bonaerense (FUDB) para continuar dialogando, mediante la solicitud de un cuarto intermedio el lunes 23 del corriente, fue rechazada públicamente en reiteradas oportunidades por el Ministro de Trabajo”.

El gobierno de Vidal cree que la última oferta fue buena, pues emparejaría el salario docente con la inflación del primer semestre, que llego al 16 % según datos del Indec. “La idea era cerrar esta parte del año y reabrir la discusión paritaria a finales de agosto. Pero no quisieron y ahora veremos cómo sigue todo. Por lo pronto ya se cargaron los sueldos con el último aumento del 2% que se dio a cuenta y los docentes hoy tienen un salario con un 15% más de lo que tenían a principios de año”, dijo una fuente oficial con acceso a la negociación. (Por Jesús Cornejo para La Nación)

ADNbaires