Vuelta a clases: El sistema combinado que aplicará la Provincia

El mismo se implementará a partir del 1° de marzo.

16
Compartir

La rutina de ir a escuela será distinta: habrá una escolaridad que combine dos o tres días de clase dentro de las aulas, y otros de instrucción remota. Así, en el salón habrá pocos alumnos. Y eso sí: estudiantes y maestros usarán tapabocas y habrá ingresos y egresos en turnos escalonados.

Así, el sistema escolar más grande del país, con 10.000 establecimientos educativos y 3.300.000 alumnos, finalmente abrirá sus puertas con regularidad y continuidad pedagógica. “Vamos a ir a una presencialidad combinada. Las clases van a tener una duración distinta”, confirmó el Gobernador Axel Kicillof a LANACION.

“Probablemente haya turnos. Y eso modifique los días de asistencia. Conozco experiencias, por ejemplo en Estados Unidos, donde algunos van dos veces por semana, y los demás otras dos veces, y los otros días se hace de manera virtual”, dijo.

El Gobernador ya instruyó a su equipo para readecuar las escuelas y planificar junto con los directores de los establecimientos un nuevo esquema de transición a fin de recibir a grupos de pequeños y dictar clases dentro del salón.

“Lo que estamos pensando es volver a la presencialidad, pero especial. Hay que dividir los grupos: en un aula que antes cabían 30 chicos, ahora si ponemos 30 chicos corren riesgo. Probablemente haya turnos”, detalló el jefe de Estado.

El plan para el regreso a las clases presenciales incluye normas claras de distanciamiento, desinfección, circulación de aire e higiene. Contiene ocho protocolos que detallan desde cómo adecuar la infraestructura edilicia hasta cómo actuar ante un caso de Covid-19 positivo.

La directora general de Cultura y Educación, Agustina Vila, trabaja en este esquema que estará sujeto, en gran medida, a la situación epidemiológica y a los alcances del plan de vacunación para prevenir el Covid- 19 que está en marcha en esta provincia.

“La campaña de vacunación va a empezar los próximos 15 días en escuelas, esto tiene que ver con un tema organizativo, pero obviamente apuntamos a incluir a todos aquellos que trabajan en las escuelas, no solo a los maestros”, detalló el gobernador.

La campaña incluye a los maestros y no docentes de enseñanza pública y privada. Es voluntaria y gratuita.

“Son muchos elementos: en la medida que vayamos pudiendo vacunar y que vayamos pudiendo reducir los casos y los contagios se podrá ir hacia una presencialidad mayor”, dijo.

“Por supuesto que con este clima más benévolo es más fácil porque se puede tener la ventilación asegurada. Pero nosotros contamos con más de10.000 establecimientos o sea que es de una complejidad incomparable”, dijo en alusión a las críticas que se dieron en el último tiempo.

“Además en los lugares donde hubo presencialidad este año era más bien una presencialidad más de vínculo y social que educativa- evaluó-. No se daban clases. Estamos proponiendo un paso superior: volver a dar clases con presencialidad. Con todas las particularidades que tiene”, destacó.

Kicillof dijo que, pese a la pandemia, el año pasado hubo clases. “Logramos dar continuidad educativa. Intensa, en algunos casos. En otros casos tuvimos que sostenerla con el programa ATR”, apuntó.

El programa de Acompañamiento a la Trayectoria y la Revinculación (ATR) estuvo destinado a captar a los chicos que no pudieron seguir la continuidad pedagógica en forma remota, o quetuvieron deficiencias en la instrucción educativa por falta de dispositivos.

Kicillof salió a buscar con este programa a 279.000 estudiantes: de estos, 225.000 tuvieron contacto con la escuela. Pero otros 54.000 no tuvieron vínculo cotidiano con sus maestros durante el año de pandemia. Este grupo de alumnos tendrá algún tipo de actividad desde el 17 de febrero próximo.

La mayoría de los 3.300.000 alumnos sostuvieron clases remotas de forma continua, según el Gobierno. En los últimos meses hubo clases presenciales en 26 distritos de bajo riesgo epidemiológico. Allí ya comenzó el modelo que ahora propone Kicillof: un par de días por semana en el salón, en turnos más cortos, y luego instrucción virtual el resto de las horas del ciclo educativo. En 96 distritos hubo encuentros socioeducativos y actos de egresados.

Padres organizados
La modalidad educativa impartida en 2020 no convenció a algunas familias de esta provincia, que se auto convocaron en distintas organizaciones para pedir el regreso a las aulas. Una de ellas es #padresorganizados que difundió una carta y junta firmas por redes sociales para pedir el regreso a las escuelas en 2021.

Este colectivo redactó una carta al gobierno y a la comunidad donde se lee: “La escuela no puede depender de una vacuna. Cientos de miles de niños y adolescentes están recluidos en sus casas, separados de sus pares y de sus maestros.”

“Por otro lado, la evidencia demuestra que la salud física y emocional de nuestros hijos se está deteriorando -continúa el documento-. Tanto en aquellos sectores vulnerables, con problemas de conectividad y en una situación de virtual deserción escolar, como en aquellos que tienen resuelta la cuestión del vínculo tecnológico. Horas y horas de zooms y videos educativos están lejos de representar herramientas idóneas para que los niños aprendan y, probablemente, esa exposición prolongada a las pantallas tendrá, tarde o temprano, secuelas para su salud”.

“Imposibilitados de cualquier práctica deportiva, desarticulados los vínculos con amigos, expuestos, en muchos casos, a situaciones de violencia familiar, su salud física se deteriora y las amenazas para su salud emocional son una realidad innegable. El confinamiento, la cuarentena, es una experiencia que los afecta durante los años críticos para su desarrollo biopsicosocial (y en el caso de los más pequeños el impacto es aún mayor)”, agrega.

Y concluye: “¿No es momento de pensar soluciones para que niños y adolescentes recuperen parte de lo perdido como se ha hecho en otros países del mundo? Dada la evidencia disponible sobre la circulación de la Covid-19 en espacios cerrados, ¿acaso no es posible recurrir de manera extraordinaria a los espacios abiertos (clubes, plazas, parques, terrazas y patios) para recibir a nuestros hijos y maestros? Es posible y necesario”.

El Gobernador no contestó directamente a este reclamo en esa carta. Pero dio sus razones respecto de las medidas adoptadas hasta el momento: “Los chicos se contagian. Y contagian. Y ni hablar de sus familiares. Y ni hablar de los trabajadores de la educación. Nosotros tenemos 3.300.000 estudiantes en edad escolar. Nuestro objetivo es sostener el proceso educativo de la mejor forma posible”, expresó. (Imagen: El gobernador Axel Kicillof adelantó que los estudiantes irán a la escuela dos o tres días de forma presencial y los demás se conectarán de forma remota Fuente: Archivo – Crédito: Mauro Alfieri // Por: María José Lucesole para La Nación)

ADNbaires