Alertó que no acpetará pérdida de derechos ni que se dilaten las negociaciones paritarias y manifestó su preocupación por algunas medidas anunciadas, como la parálisis de la obra pública y la privatización de ferrocarriles y Aerolíneas Argentinas.

En alerta, aunque sin intención de confrontar de manera anticipada, la CGT reunió hoy a su cúpula para analizar el resultado electoral del domingo y los primeros anuncios efectuados por el presidente electo, Javier Milei, que prevé un ajuste fiscal y la paralización de las obras públicas, entre algunas de las medidas anticipadas a traves de los medios de comunicación.

En el salón de la planta baja de la Uocra, donde se reunieron los sindicalistas, había un cartel de bienvenida con una leyenda que simbolizó el tenor del encuentro: “Ni un paso atrás por los derechos laborales y la justicia social”. Del debate surgió mucha preocupación por los anuncios que hizo Milei desde que se impuso en las urnas. Hubo menciones especiales a su intención de paralizar la obra pública y privatizar los ferrocarriles y Aerolíneas Argentinas. También se alertó sobre el posible retraso en el pago del aguinaldo a los estatales.

Hubo unanimidad y consenso interno entre los gremios para sostener más que nunca la unidad de la CGT, según reconstruyó LA NACION de testigos que participaron del encuentro. De hecho, hubo representantes de casi todas las tribus que conviven en la central obrera. “Nadie se va a pintar la cara antes de tiempo, pero vamos mantener la guardia alta y el monitoreo de las medidas que el nuevo gobierno pueda adoptar en perjuicio de los puestos de trabajo, los salarios y los derechos sociolaborales”, dijo un dirigente que participó del encuentro.

“Nos empezamos a preocupar por algunas cuestiones sobre los salarios y el aguinaldo. Creemos que este gobierno tiene que cumplir los contratos con la ciudadanía. Por eso, para nosotros no hay un proyecto de país con menos trabajadores”, dijo Héctor Daer, uno de los jefes de la CGT, al salir del encuentro. Y agregó: “Si avanzan contra los derechos laborales o las organizaciones sindicales con ajustes o con lo que sea la CGT va a tomar medidas. No vamos a hacer destructivos. Hay que dejarlo caminar a Milei”.

El encuentro de los gremios se desarrolló en la sede de la Uocra, cuyo anfitrión, Gerardo Martínez, sería uno de los más perjudicados si es que prospera la iniciativa del libertario de frenar la obra pública. “No tenemos intenciones de chocar ni de confrontar de manera anticipada. Respetamos las urnas. Sí vamos a insistir que con un escenario de inflación queremos que se granticen las paritarias libres y el diálogo tripartito”, dijo Martínez a LA NACION antes de la reunión, de la que participaron el triunvirato de mando cegetista que integran Daer, Carlos Acuña y Pablo Moyano.

Daer dijo que por ahora no pedirán un encuentro con Milei y advirtió que la central sindical no va a permitir la quita de derechos laborales ni que no se abonen los sueldos en el Estado, como sugirió el presidente electo en caso de no tener los fondos suficientes. “Ni un paso atrás”, dijo Daer en Radio 10. Daer fue uno de los sindicalistas que participó más activamente de la campaña electoral de Sergio Massa.

“Muchos votaron a Milei sabiendo lo que iba a hacer, pero pensaron que no les va a tocar. Si les toca, la CGT va a estar presente. A unos le dieron la posibilidad de gobernar y a otros, como nosotros, a representar a un sector como son los trabajadores. No vamos a permitir la quita de derechos y mucho menos que no se le pague los sueldos”, dijo Daer, representante del gremio de la Sanidad y la voz cantante del sector de “los Gordos” (grandes gremios de servicios).

La reunión de la CGT en la sede de la Uocra para evaluar el triunfo de Milei

La reunión de la CGT en la sede de la Uocra para evaluar el triunfo de Milei

Después del triunfo electoral de Milei hubo unas pocas señales de acercamiento desde el arco sindical. Al primer paso lo dio Armando Cavalieri. “Es imperante que nos pongamos a trabajar fuertemente sin mezquindades para lograr los acuerdos necesarios”, dijo el jefe del Sindicato de Empleados de Comercio e histórico dirigente de la CGT. También buscó acercarse nuevamente Luis Barrionuevo, quien tuvo una fugaz alianza con Mile entre las primarias y las generales. “Argentina tiene todo… lo que necesitaba era esto, un golpe, un mazazo a la casta. El kirchnerismo desapareció. Milei tiene que atacar a 18 empresas que generan los precios y tiene que atender el hambre, lo vamos a acompañar”, dijo el lunes pasado el jefe gastronómico al diario El Ancasti.

Participan de la reunión en la Uocra los siguientes dirigentes: Andrés Rodríguez (UPCN), Héctor Daer (Sanidad), Gerardo Martínez (Uocra), Pablo Moyano (Camioneros), José Luis Lingeri (AySA), Abel Furlán (UOM), Mario Manrique (Smata), Carlos Acuña (Estaciones de Servicio), Cavalieri (Comercio), Sergio Sasia (Unión Ferroviaria), Juan Pablo Brey (Aeronavegantes), Rodolfo Daer (Alimentación), Cristian Jerónimo (Vidrio), Gastón Frutos (Panaderos), Juan Carlos Schimd (Dragado y Balizamiento), Omar Plaini (Canillitas), Omar Maturano (La Fraternidad), Alejandro Amor (Municipales porteños), Jorge Sola (Seguros), Norberto Di Próspero (Personal Legislativo) y Julio Piumato (Judiciales).

(Imagen principal: Andrés Rodríguez, Héctor Daer, Gerardo Martínez, Pablo Moyano, José Luis Lingeri, Abel Furlán y Mario Manrique encabezan la reunión de la CGT tras el triunfo de Milei)

ADNbaires