Acuerdo con Massa para que Camioneros pague menos Ganancias

25
Compartir

En medio de la tensión por la paritaria de la actividad, el proyecto de Presupuesto incluyó un artículo para que los viáticos de los choferes queden exceptuados de tributar. La oposición vinculó el beneficio con el pacto político de Pablo Moyano con Máximo Kirchner.

En medio de la compleja paritaria que negocia el Sindicato de Camioneros, que inquieta a la Casa Rosada por el reclamo gremial de un aumento de 131% y su impacto sobre la inflación, el Gobierno incluyó sorpresivamente en el proyecto de Presupuesto 2023 un artículo específico para atender una vieja demanda de Hugo y Pablo Moyano: la exención del pago del impuesto a las Ganancias de los adicionales por viáticos que cobran los choferes de la rama de larga distancia de la actividad.

El beneficio impositivo, que fue convenido por el número dos de Camioneros con el ministro de Economía, Sergio Massa, y oficializado en las últimas horas, en la previa al tratamiento del proyecto en la Cámara de Diputados, alcanza a unos 130.000 choferes -según las estimaciones del gremio-. Para esos trabajadores representaría un ingreso adicional anual de $ 350.000, de acuerdo a los cálculos de la oposición de Juntos por el Cambio que vinculó directamente la medida con el alineamiento político de Moyano hijo con el diputado y líder de La Cámpora, Máximo Kirchner, tras el acto conjunto que compartieron el la celebración por el Día de la Lealtad.

“Moyano sí. Piumato no. Esto explica el acto de Máximo y Pablo del otro día. Vergüenza”, acusó el diputado de JxC Luciano Laspina a través de su cuenta en la red social Twitter. El legislador opositor denunció así la inclusión en el proyecto de Presupuesto del oficialismo del polémico artículo para beneficiar a Camioneros. “El artículo 104 del proyecto de ley de Presupuesto 2023 eleva brutalmente las deducciones para los camioneros. Un “bonus” de $ 350.000 pesos al año por afiliado, pagado con el IVA de la polenta”, advirtió Laspina.

El artículo cuestionado establece una modificación sobre la ley de Impuesto a las Ganancias e incorpora el siguiente texto: “Tratándose de las actividades de transporte terrestre de larga distancia, en los términos del párrafo precedente, la deducción allí prevista no podrá exceder el importe que resulte de incrementar en CUATRO (4) veces el monto de la citada ganancia no imponible”. El texto determina asi que el adicional por viáticos que perciben los choferes del gremio de Moyano que se desempeñan en la rama de larga distancia estarán exceptuados de tributar por Ganancias.

Desde el Ministerio de Economía rechazaron la interpretación política del beneficio concedido al sindicato, como denunció la oposición. “No hay excepción, lo que se hace es igualar a los camioneros con el resto porque el concepto viáticos esta incluido y la vianda que es el viático en camioneros estaba excluido” de las deducciones del tributo, explicaron cerca de Massa a Clarín.

El beneficio impositivo, según confiaron fuentes del gremio, fue conversado en el último encuentro que Pablo Moyano mantuvo con Massa y quedó oficializado el viernes en el encuentro que el dirigente y miembro del triunvirato de conducción de la CGT mantuvo con la titular de la Cámara de Diputados, Cecilia Moreau.

“Camioneros logró dar respuesta a un reclamo histórico, ya que era el único gremio de transporte hasta el momento que tributaba Ganancias sobre comidas, viáticos, premios y otros complementos del sueldo”, informó un comunicado de Moreau tras la reunión, en la que también participaron Raúl Rigo, secretario de Hacienda; Nicolás Aliano, jefe de Gabinete de la Secretaría de Hacienda y Claudia Balestrini, subsecretaria de Ingresos Públicos, todos miembros del equipo de Massa.

Desde Camioneros estimaron que la excepción de Ganancias beneficiará a unos 130 mil choferes de larga distancia, aunque desde las cámaras de la actividad calculan que el universo de trabajadores alcanzados sería bastante inferior, en torno a los 75.000 choferes. Respecto al impacto de la excepción en términos de ingreso adicional para esos trabajadores, Laspina advirtió que supondría un “bonus” de $ 350.000 por año. En el gremio y en las empresas del sector consideraron ante este diario que el beneficio rondaría menos de la mitad de esa cifra.

La excepción para los camioneros se confirmó, además, en la previa a una semana decisiva para la negociación salarial de la actividad, que el Gobierno sigue con atención por el impacto del aumento que reclaman los Moyano, muy por encima de todos los convenidos definidos hasta ahora en el marco de las revisiones paritarias, y por la preocupación de un eventual escenario de conflicto en una actividad clave para garantizar el abastecimiento de alimentos y combustibles.

(Imagen: Pablo Moyano y Máximo Kirchner, en Plaza de Mayo durante el 17 de octubre // Por: Elizabeth Peger para Clarín)

ADNbaires