Antonio Caló y la vacunación “obligatoria”

“Es una barrabasada”, le respondió a la UIA.

28
Compartir

Daniel Funes de Rioja había dicho que los empleados que decidan no inmunizarse no deberían seguir cobrando su salario.

Luego de que el titular de la Unión Industrial Argentina (UIA), Daniel Funes de Rioja, planteara que aquellos trabajadores fabriles que decidan no vacunarse contra el coronavirus deberían dejar de cobrar su salario, Antonio Caló, secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) salió a responder y dijo que eso es “una barrabasada”.

“La verdad que, si tengo que hablar así normal, es una barrabasada lo que dicen los de la UIA. No hay ninguna ley, nadie que obligue a los trabajadores a que no le van a pagar el sueldo por no vacunarse”, disparó Caló en declaraciones a Radio con vos.

El gremialista, quien también forma parte de la cúpula de la CGT, aseguró que en el inicio de la pandemia hubo buen diálogo con el sector empresario y dijo que esa debe seguir siendo la actitud en este momento. “Ahora lo que tiene que hacer es persuadir a los compañeros para que se vacunen, no que no le van a pagar el día. No hay ninguna parte jurídica que diga que no le pueden pagar. Es una barrabasada jurídica”, insistió.

Además, Caló alerta sobre las medidas de fuerza que se pueden registrar si la iniciativa planteada por Funes de Rioja avanza. “Yo creo que no va a tener eco con los trabajadores. Después, si tienen algún conflicto gremial porque no le pagan el sueldo a algún trabajador que no se vacunó será responsabilidad de los empresarios que tomen esa medida arbitraria”, advirtió.

Daniel Funes de Rioja, presidente la UIA, mencionó una polémica iniciativa para descontar el salario a los trabajadores que decidan no vacunarse. Foto: Fernando OrdenDaniel Funes de Rioja, presidente la UIA, mencionó una polémica iniciativa para descontar el salario a los trabajadores que decidan no vacunarse. Foto: Fernando Orden

El dirigente aseguró que él es de los que creen que “se tiene que vacunar todo el mundo”, pero que la ley no fija que sea algo obligatorio.

“Sí hay que persuadir a los compañeros que no se quieren vacunar. Hay que insistirle, hablarles para que se vacunen. Es un bien para todos, para los compañeros, familias y ellos mismos. Es una persuasión, pero no está establecido que es una obligación vacunarse”, declaró.

Por otro lado, deseó que todo el mundo se vacune pronto “y tome conciencia del grave peligro que es el covid”. “Que la UIA diga eso me extraña, creo que los que están al frente son gente inteligente, todos empresarios y yo los conozco. Son abogados y eso es una barrabasada jurídica”, volvió a arremeter contra la UIA.

Luego dijo que todos los trabajadores deben retomar su actividad normalmente. “Creo que todo el mundo tiene que ir a trabajar y la cuarentena se terminó. El país necesita producir”, sentenció.

Contó que, en lo personal, tiene compañeros y familiares que no se quieren vacunar. “Es una decisión. Que los empresarios traten de hablar con la representación gremial para que hagan una persuasión para esos compañeros. Creo que en conjunto se puede persuadir. Pero hay quien no se quiere vacunar, y lo vas a meter preso y no se van a querer vacunar”, ejemplificó.

Para cerrar el tema, le dijo al periodista Diego Iglesias que haga una encuesta entre los empresarios: “A ver si se vacunaron todos”. “Y te digo más, si algún empresario, jefe o dueño no se vacunó, los trabajadores no podemos hacer nada, no tenemos defensa”, concluyó.

Inflación y paritarias
Respecto de las paritarias, Caló adelantó que tratarán de abrir la negociación nuevamente (tienen revisión en noviembre) para ajustar los puntos perdidos contra la inflación.

“Tenemos el 35% acordado, por ahora estamos empatados con la inflación porque la paritaria de la UOM es de marzo a marzo”, detalló.

“Vamos a tratar de hablar con los empresarios para ver cómo podemos acordar este desfasaje que va a haber seguro”, explicó.

Luego dijo que cuando el Gobierno citó a trabajadores y empresarios en la Casa Rosada, les dijeron que la inflación “iba a ser del 29% más el 4%”.

“Los gremios cumplimos, los que no cumplieron fue la otra parte que se disparó la inflación. Tenemos que defender el poder adquisitivo de los trabajadores”, aseguró.

Y por el fenómeno inflacionario culpó a “los formadores de precios”, sin explicar quiénes serían.

“El gobierno trata de hacer lo imposible y nos habló a todos, pero los formadores de precios… Es una enfermedad que tienen los argentinos”, siguió.

Y terminó: “La inflación es un monstruo muy difícil para domar, la Argentina nunca la pudo domar y la sufrieron casi todos los gobiernos”. (Imagen principal: El titular de la Unión Obrera Metalúrgica, Antonio Caló. Foto Luciano Thieberger)

ADNbaires