Docentes porteños paran después de las vacaciones.

273
Compartir

Es el 30 de julio. Lo convocó UTE en rechazo al 15% de aumento de sueldo que les otorgó el Gobierno.
Docentes porteños, nucleados en la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), anunciaron ayer un nuevo paro para el lunes 30 de julio, fecha de reinicio del ciclo lectivo tras las vacaciones de inverno. Es en rechazo a un aumento salarial del 15% fijado por el Gobierno de la Ciudad.

Así lo confirmó el secretario general de UTE, Eduardo López, quien en una conferencia de prensa dio detalles de un plan de lucha que incluye movilizaciones y ollas populares. “Seguimos en lucha contra el aumento del 15% que en forma unilateral concedió (el jefe de Gobierno) Horacio Rodríguez Larreta a principios de año y que hasta ahora cobramos sólo el 8%, mientras la inflación hasta ahora en la Ciudad es del 13%”, indicó.

En el marco de este plan de lucha, que incluye también un paro este lunes, en adhesión al paro general convocado por la CGT y las CTA, las acciones comenzarán el domingo por la noche en escuelas del Bajo Flores, donde los docentes de UTE instalarán ollas populares a modo de vigilia.

En tanto, el plan de lucha continuará el jueves próximo con los estudiantes que instalarán ollas populares frente al Ministerio de Educación de la Ciudad, en Paseo Colón al 200.

Por otra parte, el 9 de julio, fecha en que se conmemora un aniversario de la Independencia, los docentes porteños encolumnados en el delegación porteña de Ctera tienen previsto realizar un acto en el Obelisco con la consigna “La Patria no se rinde. Donde está la escuela, está la Patria”.

“Seguimos en lucha contra el aumento del 15% que en forma unilateral concedió (el jefe de Gobierno) Horacio Rodríguez Larreta a principios de año y que hasta ahora cobramos sólo el 8%”, dijo Eduardo López, de UTE.

Por otra parte, el Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) denunció ayer “presiones, impedimentos y prácticas antisindicales” contra los trabajadores para poder desarrollar de manera normal “la actividad gremial en varias ciudades del país”.

“La ausencia de diálogo real, la supresión de derechos como la paritaria federal docente y la intransigencia para convocar a la Comisión Negociadora de la Enseñanza Privada, donde patrones y sindicato deben acordar un convenio colectivo para mejorar condiciones laborales, son ejemplos de la falta de debate sincero”, dijo.

ADNbaires/