La CGT se resiste al paro que quiere Hugo Moyano.

“No hay consenso para una huelga”, le dicen desde la Confederación.

130
Compartir

Héctor Daer salió al cruce de los reclamos del jefe camionero para que se convoque a un paro.

A horas de la marcha convocada por la Confederación General del Trabajo para este jueves, Héctor Daer tomó distancia de aquellos actores –como Hugo Moyano– que le reclaman a la central obrera una medida más contundente contra la situación económica y contra el Gobierno. “Uno de los motivos por los que no hay huelga es que no existe un consenso en el movimiento obrero para un paro”, dijo el secretario general de la CGT.

El jefe de los camioneros acompañará la movilización por “la unidad, la producción y el trabajo”, pero públicamente reclamó la convocatoria a una huelga. “No sé qué tiene en mente hacer la CGT. Evidentemente, ya tendría que haberlo expresado. Pero sí estoy convencido de que la gente va a empujar, aunque ellos no quieran hacerlo. Y la gente está pidiendo un paro”, reiteró el líder de Camioneros en las últimas horas.

En ese debate interno, Daer tomó posición. “No hay consenso. No quiere decir que en un mes, dos meses, seis meses, no pueda venir un paro. Pero eso debe ser parte de una táctica con el punto final de posicionar una alternativa para ganar las elecciones”, expresó uno de los miembros del triunvirato que conduce la central obrera.

Y profundizó sobre la meta a la que debe dirigirse, desde su punto de vista, la acción sindical.

“No vamos a cambiar ni con un paro ni con una marcha el modelo económico de este gobierno ni los vectores que llevan a este país primarizado. El objetivo final debe ser octubre”, remarcó en diálogo con el programa “Desafío 2019” (C5N).

Además, se refirió a un “microclima” como condicionante del llamado a una huelga: “Cuando hicimos los dos paros, pedían un paro. Ahora hacemos una movilización y nos piden paro. Andá a preguntarle a un laburante que pierde cinco o seis mil pesos la efectividad”.

En relación a las elecciones de octubre, Daer no quiso hablar de “preferidos” y se mostró con esperanzas de que se concrete la unidad entre Roberto Lavagna y Cristina Kirchner.

“Creo que es reversible la opinión de Lavagna (que no iría con Cristina). Hay que entender que los sectores por separado dividen, y hay que buscar una alternativa única. Pero ojo que el oficialismo también juega. No podemos dormirnos y esperar que en una segunda vuelta se defina la alternativa del peronismo”, dijo el secretario general de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA).

También se mostró en contra de unas primarias: “No sé si tiene que haber PASO, sino un gran acuerdo político que permita generar una alternativa única. Las PASO quizás nos desgasten. Esto es lo que nos pide la sociedad cada vez que nos cruza un compañero: hay que ir por la unidad del peronismo”.

ADNbaires