Aparecieron los “cuadernos” de Milagro Sala.

43
Compartir

La moda de los “cuadernos”: aparecieron otros que complican a Milagro Sala. Al mejor estilo de Centeno, un arrepentido presentó los escritos que involucrarían a la líder de la Tupac Amaru.

Milagro Sala quedó complicada en la Justicia por la misma modalidad con la que explotó el caso de las coimas que involucra a empresarios y ex funcionarios K: los cuadernos. La causa arrancó el año pasado por una denuncia en el Ministerio Público de Acusación de Jujuy, donde un “arrepentido” presentó una agenda marca Ledesma con escritos que datan de 2008 y 2009 en los que se da cuenta de la presunta maniobra con la que se habrían pagado coimas.

Esta persona habría entregado el registro que quedó en esos cuadernos del paso a paso de la ruta de la plata que habrían utilizado para el pago de dádivas. En uno de ellos, que habría sido escrito por la propia líder de la Tupac Amaru, se da cuenta del dinero que debía entregar el ex presidente del IVUJ, quien está bajo sospecha en la  Megacausa junto a Eduardo Fellner y Sala acusado de ser partícipe necesario de una presunta asociación ilícita y fraude al Estado por $ 1.200 millones. A su vez se detallaría la suma que debía entregar o recibir de dirigentes del FpV.

También estaría registrada una nota al Gerente Zonal de Nación Seguros de parte del Director del Nación Seguros, a su vez que habría mensajes de personas que por miedo no quieren dejar sus nombres y que denuncian que gente de la Tupac le “apedrean” la casa.

Quienes siguen de cerca el caso en Jujuy aseguran que estos cuadernos estaban en manos de una persona muy cercana a Milagro Sala y que, si bien algunos registros en cuadernos y planillas fueron quemados otros quedaron en poder del “arrepentido”, que fueron los que finalmente aportó a la Justicia, previo a una presentación que hizo al periodismo local.

Por otro lado, el testigo también habría aportado “pruebas documentales” del dinero que la Tupac Amaru habría pagado a empresarios que eran proveedores de Milagro Sala, que serían en negro.

ADNbaires