Rechazan a la empresa que iba a buscar al submarino.

    Lo hizo el gobierno a través del ministerio de Defensa.

    255
    Compartir

    La decisión se tomó tras analizar la información brindada por la empresa ibérica en el contexto de la contratación y no solamente teniendo en miras el trámite de preinscripción. Los familiares exigen que se adjudique la búsqueda “en forma urgente”.

    El ARA San Juan desapareció el 15 de noviembre de 2017
    “Si no reúnen todas las condiciones técnicas y societarias que pedimos, la vamos a anular. No los vamos a contratar sin antes pasar por la Oficina Anticorrupción y la Procuración del Tesoro”, había expresado el ministro de Defensa de la Nación, Oscar Aguad, cuando trascendió la contratación directa de Igeotest Geociencias y Exploraciones S.L., la compañía del argentino Marcelo Devincenzi.

    El proceso licitatorio duró algunas semanas, y de las nueve firmas que se presentaron, solo una llegó a calificar para ingresar en la etapa   preadjudicación. Se trata de la mencionada firma española, dedicada a la geología marina pero no específicamente especialista en búsquedas bajo la superficie del mar. La empresa está compuesta por ciudadanos argentinos relacionados con la actividad de la Armada Argentina.

    Igeotest envió su propuesta a fines de mayo al Ministerio de Defensa. Luego, una comisión evaluadora integrada por personal del mismo y asesorada por un grupo de oficiales de la Armada emitió un dictamen de precalificación aprobatoria que desembocó en una denuncia penal promovida por una de las querellas que representan a las familias de los marinos desaparecidos.

    ADNbaires/